Alimentos de otoño

Buenos días a todos.

Ya hemos entrado y bien entrado en el otoño, y lejos de ser una estación triste y aburrida, culinariamente es una de mis favoritas. La enorme variedad de alimentos que nos trae, inunda nuestros platos de color y sabor.

Empecemos por las frutas:

Los higos, el caqui, la chirimoya, la granada, el mango, la pera, la naranja, la uva, el membrillo y las mandarinas son las más características.

Los higos poseen elevadas cantidades de fibra, de selenio y de flavonoides (antioxidantes importantes); y son las frutas más ricas en calcio. Si hablamos del caqui, podemos decir que éste es rico en agua y en pectina, una fibra soluble. Además, es interesante su contenido en provitamina A, vitamina C y minerales como el potasio.

En cuanto a la chirimoya, ésta posee gran presencia de agua y de azúcares; así como baja de grasas y proteínas, por lo que su valor calórico es bastante elevado. Destaca además, su aporte de fibra. En el caso contrario tenemos a la granada, que apenas tiene azúcares, pero sí ácido cítrico y taninos (con acción antiinflamatoria).

Fuente: Google

Fuente: Google

Seguimos repasando las frutas y ahora nos centramos en el mango, en el que el magnesio, los azúcares, la provitamina A y la vitamina C son los nutrientes protagonistas en su interior. Si hablamos de la pera, podemos afirmar que se trata de una de las frutas que puede consumirse en todas las etapas vitales. Y os preguntaréis ¿por qué? Su porcentaje de fibra, de potasio y su riqueza en taninos (en este caso poseen acción astringente) tienen la culpa.

Es el turno de una de las frutas más consumidas en España: la naranja. Todos conocemos su riqueza en vitamina C, pero probablemente es menos conocido su aporte en ácido fólico, en potasio, en magnesio y en calcio (este último no se absorbe en grandes proporciones). También debo decir que la naranja posee bastante fibra, pero ésta se encuentra entre la pulpa y la corteza, lo que comúnmente conocemos como “la parte blanca de la naranja”. Así que ya sabéis, si queréis tomar su fibra, no retiréis esa parte.

Fuente: Google

Fuente: Google

Numerosos antioxidantes como los taninos, los antocianos y los flavonoides están presentes en las uvas, y dependiendo de sus variedades podemos encontrar, además, vitaminas (sobre todo, ácido fólico y vitamina B6) y fructosa.

Así que recordad, ¡las uvas  no son solo para Nochevieja!

 

Y finalmente, vamos a mencionar al membrillo, con bastante fibra soluble (mucílagos y pectina) y a las mandarinas. Estas últimas poseen menos vitamina C que las naranjas, pero más provitamina A que cualquiera de sus hermanos los cítricos.

Continuamos con las hortalizas:

Aunque hoy en día se puede encontrar casi todos los alimentos en casi todas las épocas del año, es importante saber qué alimentos se encuentran de temporada.

Es el caso de las alcachofas, de las que ya os hablé aquí, y que comienzan a estar en su mejor momento.

Fuente: Google

Fuente: Google

También, es el de la berenjena, una hortaliza rica en agua y con poca presencia de carbohidratos, grasas y proteínas.

A diferencia de otras hortalizas, apenas tiene fibra, pero sí mucho potasio. Hay que mencionar que la berenjena cruda contiene un alcaloide tóxico, la solanina, que puede provocar migrañas así como problemas gastrointestinales. Esta sustancia suele estar presente también en otros frutos poco maduros.

 

Seguimos con la col lombarda, una variedad de col muy rica en compuestos sulfurosos, vitamina C y ácido cítrico. Además, como el resto de las coles es rica en fibra, pero a diferencia de otras, ésta posee antocianina, la sustancia antioxidante responsable de su color morado. Como curiosidad, decir que la lombarda estará fresca si se encuentra bien prieta y de color rojizo o amoratado.

La calabaza también está de temporada. Contiene fibra, betacarotenos, vitamina C, vitamina E y folatos (contribuyen a la formación de glóbulos rojos y blancos, por lo que mejoran el sistema inmunológico) entre otros muchos nutrientes.

También vamos a hablar de los frutos secos, concretamente de tres de ellos, los más presentes en otoño:

Octubre es el mes de las avellanas, unos frutos secos muy energéticos (30 gramos de las mismas aportan 180 calorías) pero no por ello no son saludables. El magnesio, potasio y fósforo son los minerales más abundantes; y en el caso de las vitaminas, destacan la vitamina E y el ácido fólico como fuentes principales. Son además ricas en fibra. En el caso de las grasas, los omega 6 son los ácidos grasos poliinsaturados más abundantes, aportando una importante función cardiosaludable (logran disminuir los triglicéridos y el colesterol total).

Fuente: Google

Fuente: Google

De las nueces ya os hablé aquí, y por ello quiero resaltarlas también, pues es su mejor época de consumo.

Si hablamos de los frutos secos otoñales no podemos olvidarnos de las castañas, con una proporción en carbohidratos complejos similar a la de los cereales, un 3%; pero muy inferior respecto al resto de frutos secos, que poseen hasta un 50% Son ricas en folatos y en potasio.

Y ya para acabar, otro de los grupos de alimentos más apreciados en esta estación. Me

Fuente: Google

Fuente: Google

estoy refiriendo a las setas. Estas son ricas en agua y muy hipocalóricas, tan solo añaden 20 calorías por cada 100 gramos de alimento a nuestra dieta. Eso sí, su aporte en vitaminas del grupo B (concretamente en vitamina B2 y B3), en yodo, potasio y fósforo es enormemente destacable.

Poseen una sustancia, el ergosterol que solo está presente en tejidos vegetales y que puede transformarse con ayuda del sol en vitamina D.

Podemos nombrar dependiendo de la zona a los boletus, níscalos, setas de cardo, rebozuelo, champiñón, trufas…

Con todos estos alimentos, podemos realizar menús y recetas infinitas, como las que aquí os dejo:

MENÚ 1


 

  • Lombarda al vapor con manzana.
  • Salmón en papillote con salteado de setas.
  • Membrillo con nueces.

MENÚ 2


 

  • Crema de calabaza.
  • Berenjenas rellenas.
  • Flan de castañas (podéis ver la receta aquí).

MENÚ 3


 

  • Ensalada de tomate, granada, mango y nueces.
  • Conejo en salsa de avellanas con alcachofas.
  • Chirimoya.

Y a vosotros, ¿os gustan los alimentos que nos ofrece esta temporada? ¿Qué menús elegirías? Os animo a que dejéis vuestras propuestas 😉

Un saludo!

 

 

 

 

Anuncios

Descubriendo el amaranto

Buenos días a todos.

Hoy cumplo los deseos de una seguidora, Iris, del blog “Cuentos de un mundo descosido ” quien me sugirió que hablara del amaranto. Se trata de un alimento poco común en España, pero que, como sucede con la quinoa, las semillas de chía o la avena, cada vez cobran más protagonismo en nuestros platos, y por ello desde aquí queremos hacerles una entrada.

ORIGEN Y CULTIVO

Según evidencias arqueológicas, se cree que esta planta es originaria de México, concretamente de Puebla. Es una planta que pertenece a la familia de las amarantáceas, a cuyas subfamilias pertenecen por ejemplo, la quinoa, la remolacha o la espinaca.

hoja del amaranto

El amaranto se ha cultivado desde Arizona y Nuevo México (Estados Unidos), hasta en países como Bolivia y Perú, extendiéndose posteriormente por toda la geografía sudamericana.

Es una planta que se adapta muy bien a todo tipo de suelos y climas, y soporta muy bien la escasez de agua. Normalmente tiende a hibridarse con malezas y arbustos, por lo que su cultivo debe estar muy controlado para obtener una semillas puras.

PROPIEDADES NUTRICIONALES

Una de las principales ventajas de este alimento, es que se aprovecha tanto la hoja como la semilla o el grano.

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

En el caso del grano, este se considera un pseudocereal, al igual que sucede con la quinoa, pues nutricionalmente es similar a los cereales pero botánicamente no puede englobarse como tal dentro de ellos.

Esta parte de la planta posee un elevado contenido proteico, hasta un 18% (en el caso del maíz, el arroz o el trigo ronda solamente el 10-13%). Destaca además su buen perfil de aminoácidos, sobre todo por su riqueza en lisina, la cual no suele estar presente en casi ningún cereal.

Además, el 50% de su peso lo constituye el almidón, un importante carbohidrato energético y de almacenamiento así como grasas insaturadas. Concretamente, es rico en ácido oleico y linoléico, dos ácidos grasos que ayudan a prevenir patologías cardiovasculares, ya que disminuyen los niveles de triglicéridos y de colesterol LDL (comúnmente conocido como “colesterol malo”).

Si hablamos de la hoja de amaranto, también debemos mencionar su elevada riqueza proteica, sobre todo en la fase de florecimiento. Además, sus fuentes antioxidantes (provitamina A y vitamina C), ayudan a prevenir la oxidación celular; y su contenido en minerales tan diversos como el hierro, el calcio y el magnesio complementan una alimentación equilibrada. Finalmente, decir que posee fibra en moderadas concentraciones, por lo que resulta útil para personas con problemas de estreñimiento.

RECETAS

Al no tener gluten, el amaranto es un alimento que puede ser consumido por personas celiacas. A continuación os dejo unas cuantas ideas para usarlo en vuestras cocinas:

– Albóndigas con amaranto sustituyendo el pan rayado. Me habló de esta receta Iris, la lectora que sugirió que hablara del amaranto. Dijo que la quedaron muy jugosas.

– “Dulce de alegría”: un plato muy popular en México en el que se emplean, además de las semillas de amaranto, nueces, miel y pasas.

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

– Tortilla de hoja de amaranto (similar a una tortilla de espinacas).

– Ensalada de salmón ahumado, aguacate y amaranto.

– Galletas de amaranto.

CURIOSIDADES

* El nombre de amaranto significa “vida eterna” ya que crece en tierra poco fértil y con una mínima cantidad de agua.

* Una sola planta de este vegetal puede dar lugar a un millón de semillas.

* Al no tener gluten, su harina no puede emplearse para elaborar pan, a no ser que se mezcle con otras harinas panificables como la de trigo.

* ¿Sabéis qué dos alimentos son consumidos por los astronautas por su elevado aporte nutricional y energía? La tortilla y el amaranto. La tortilla se consume casi a diario mientras que el amaranto es tomado una vez por semana como mínimo.

Espero que os haya gustado la entrada de hoy y que, como yo, hayáis descubierto un alimento nuevo (si es que no lo conocíais ya). Y ya sabéis, como siempre os digo, cualquier sugerencia o duda será recibida de gran agrado.

Un saludo!

La piña y sus beneficios nutricionales

Buenos días a todos y feliz año 2015. Espero que estos 365 días (ya alguno menos) que tenemos por delante vengan repletos de muchísima alegría e historias que compartir. Por lo pronto, hoy os hablo un poco más detenidamente sobre una fruta de origen tropical que se consume mucho en estas épocas y que sin duda, es una de las más versátiles y ricas nutricionalmente.

Fuente: Berta Calvo

Foto: Berta Calvo

ORIGEN Y CONSUMO

No se conoce exactamente el país de origen pero todo indica que fue en América del Sur (Brasil, Argentina y Paraguay) donde comenzó su cultivo para extenderse posteriormente a Europa.

Los suelos húmedos son los más recomendables para su plantación y el otoño la estación más óptima para tal fin. Respecto a su consumo, aunque podemos disfrutar de cualquier fruta tropical en cualquier época del año, la mejor opción es la invernal.

PROPIEDADES NUTRICIONALES

La piña es una de las frutas con menos calorías (49 Kcal/100 gr. de porción comestible), lo que la hace óptima para aquellas personas que sufren sobrepeso u obesidad. Además, destaca su contenido en vitamina C (20 mg/100 gr.), potente antioxidante del que ya os hablé aquí.

Importante destacar la presencia de una enzima, la bromelina o bromelaína, que se encarga de digerir las proteínas. Por eso se dice que la piña es muy digestiva. Y así es, ya que tras una una comida algo pesada, se convierte en una gran alidada para ayudar a que el proceso digestivo se lleve a cabo correctamente.

Además de digestiva, la piña siempre ha tenido fama de ser diurética. Este término alude a la facilidad que tiene un alimento para ayudar al organismo a expulsar líquido a través de la orina que no necesita y así no retenerlo. Pues bien, gracias a su elevado contenido en agua la piña logra esta función.

Otro dato a tener en cuenta es su aporte de fibra, que contribuye a mejorar los niveles de glucosa y de colesterol en sangre, así como mejora el estreñimiento y contribuye a la sensación de saciedad.

Por último, mencionar los beneficios para personas que padecen hipertensión arterial, al aportar niveles elevados de potasio pero bajos de sodio. Sin embargo, estos niveles tan altos de potasio (250 mg/100 gr) hacen que la piña sea un alimento poco recomendado para personas que padecen insuficiencia renal, pues dichos pacientes deben llevar una dieta baja en potasio.

RECETAS CON PIÑA

La mejor manera de consumir esta fruta es al natural, bien madura y recién cortada para evitar que se oxide. Y como ya hemos mencionado anteriormente, en época invernal.

Foto: Berta Calvo

Foto: Berta Calvo

A mucha gente le encanta en almíbar pero han de saber que añadimos bastantes más calorías (79 Kcal/100 gr. frente a 49 Kcal/100 gr. de su consumo en fresco) y azúcares (20.20 gr/100 gr. en almíbar y 12.39 gr/100 gr. al natural) a nuestro organismo.

En zumo, en macedonia o incorporándolas a yogures también es muy consumida. Pero existen infinidad de recetas con piña y yo os quiero mostrar las más originales:

– Pizza de vegetales y piña: sobradamente reconocida por pizzerías comerciales, pero ¿por qué no hacerla casera?: Hacemos un sofrito de verduras (cebolla, tomate, pimiento, calabacín…) y lo incorporamos a la masa. Una vez horneada se colocan varios trozos de piña. Queda deliciosa.

– Arroz al curry con piña. Para los amantes del arroz, otro de los alimentos con más posibilidades. Pues una de ellas es ésta.

– Lomo de cerdo con salsa de piña. Muy recurrente para aquellos que os gusten las salsas como acompañamiento en carnes, pescados o guisos.

– Y para los más golosos ¿que me decís de una tarta de piña y queso fresco? Seguro que no os podéis resistir a probarla. Es sencillísima.

CURIOSIDADES

* Los indígenas llamaron a la piña Ananas, que significa “fruta excelente”. El nombre en castellano hace referencia a la similitud de esta fruta con la semilla de los pinos.

* La mejor manera de saber cuándo una piña está madura es mirando sus brácteas (hojas). Cuando la punta cambia de color verde a anaranjado, es que ya es óptimo su consumo.

* La piña baby posee las mismas propiedades que la piña normal pero corregidas y aumentadas. Es una piña enana procedente de Sudáfrica.

Fuente: Google

Fuente: Google

Espero que os haya resultado útil la entrada y que os animéis a consumir piña, si es que no lo habéis hecho hasta ahora.

Podéis dejar vuestros comentarios en el blog.

Un saludo!

 

 

Descubriendo la quinoa

Buenas tardes a todos.

Ya había oído hablar de ella pero una buena amiga terminó de despertar mi total curiosidad. Esta pequeña semilla cargada de nutrientes supone una diferente manera de consumir proteínas, carbohidratos y vitaminas.

¿Quieres conocer un poco más acerca de la quinoa? Pues allá vamos:

QUÉ ES LA QUINOA

Técnicamente es la semilla de una hierba parecida a la espinaca, pero se considera grano. Aunque cabe resaltar que su composición nutricional y su forma de consumirla la asemejan más a un cereal que a cualquier otro alimento. Por ello nos vamos a referir a ella como un pseudocereal.

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

COMPOSICIÓN NUTRICIONAL

Es uno de los cereales más ricos en proteínas, por delante del trigo, maíz y avena. Destaca por su contenido en fibra y en vitaminas del grupo B. Además, la mayoría de sus ácidos grasos son insaturados (omega 3 y omega 6), por lo que ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre. Y por si todo esto no fuera suficiente, aporta minerales tales como el hierro, el zinc, el calcio y el magnesio en cantidades significativas.

Si la comparamos con los principales cereales consumidos en nuestro país podemos apreciar ciertas diferencias:

Comparación referida a 100 gr. de cada alimento

Comparación referida a 100 gr. de cada alimento

USOS CULINARIOS Y FORMA DE PREPARACIÓN

Fuente: Google

Fuente: Google

La quinoa se prepara prácticamente igual que el arroz. Para ello, es necesario emplear tres partes de agua o caldo por una parte de quinoa.

Conviene lavarla previamente para evitar el sabor amargo de las saponinas.

 

Después la hervimos en agua durante 15-20 minutos hasta que la semilla quede abierta. Posteriormente se cuela y ya estaría lista para ser cocinada.

A la hora de consumirla podemos hacerlo de muy diversas formas:

– Desayuno: como cereales mezclándolos en la leche.

Fuente: Pinterest

Quinoa con leche y uvas. Fuente: Pinterest

– Comida/cena:

* Primeros platos: en forma de ensalada, de sopas, de crema, acompañada de verduras asadas…

Fuente: Google

Ensalada de quinoa y hortalizas. Fuente: Google

* Segundos platos: hamburguesa de quinoa, croquetas, como guarnición de carnes, pescados o huevos…

* Postres: tartas con chocolate y quinoa, flanes, galletas, quinoa con leche (similar al arroz con leche)…

Como véis, la variedad es enorme.

CURIOSIDADES

> La quinoa es apta para celiacos pues no contiene gluten.

> Si te gusta mucho el sabor de las nueces puedes darle ese toque tostando los granos en una sartén antes de cocerlos.

> La FAO designó el 2013 como el año internacional de la quinoa.

> Se la conoce también como “arrocillo” y “triguillo” y se cultiva en la zona de los Andes.

> La quinoa se puede encontrar en grandes superficies, en herbolarios y a través de Internet.

Fuente: Google

Fuente: Google

Espero que os haya despertado la curiosidad tanto como a mi. Pronto subiré una receta con quinoa.

Por cierto, os recuerdo a los rezagados que hoy termina la IV edición del concurso de “El/la nutricionista del mes”. Si queréis saber más, podéis pinchar aquí.

Un saludo!

Fuentes:

http://www.vitónica.com

http://www.quinoarecetas.com

 

 

 

“Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar”: Judías verdes con ajo y pimentón

Buenos días a todos.

Hoy vamos a poner en práctica una verdura de temporada aderezada con un binomio, para mí infalible e imprescindible a la hora de cocinar: el ajo y el pimentón. Una receta fácil, saludable y muy nutritiva.

Fuente: Google

Fuente: Google

¿Preparados?

INGREDIENTES (4 PERSONAS):

– Judías verdes cortadas y peladas: 400 gr.

– Ajo: 10 gr.

– Pimentón: 5 gr. (una cucharadita de postre)

– Aceite de oliva: 20 gr. (dos cucharadas soperas)

– Vinagre de Módena: 10 gr.

ELABORACIÓN

En primer lugar, pelamos y cortamos las judías. Las lavamos y ponemos a cocer con agua en una olla express. Según cómo nos gusten podremos tenerlas más o menos tiempo. Lo ideal para conservar sus propiedades nutricionales es consumirlas al dente, por lo que deberíamos dejarlas cociendo 5-6 minutos. Si nos gustan más blandas, serán 8 minutos los necesarios.

Las dejamos enfriar en la olla. Posteriormente se escurre el agua y se reservan.

Más adelante, a fuego moderado, en una sartén se añade aceite y se sofríe el ajo. Antes de que se dore el ajo, se añade el pimentón y mezclamos. Rápidamente (para que no se quemen ni ajo ni pimentón, pues pueden otorgar un sabor amargo), incorporamos el vinagre y seguimos mezclando. Seguidamente echamos las judías y ya tenemos nuestra receta lista.

Servir caliente.

Espero que os haya gustado y, como siempre, que os ayude a ponerla en práctica.

Un saludo!

 

La fresa: el corazón de las frutas

Buenos días a todos.

Hoy hablaremos de esta fruta tan apreciada, que además se encuentra de temporada (abarca de Marzo a Mayo aproximadamente). Esto quiere decir que ha alcanzado su punto óptimo de maduración, y por tanto es el mejor momento para aprovechar al máximo los nutrientes que nos proporciona.

Fuente: Google

Fuente: Google

No es casualidad que el logo de dsobremesa sean dos fresas. Esta fruta está considerada como uno de los alimentos con mayores y mejores propiedades nutricionales. Vamos a descubrir el porqué.

Logo de dsobremesa

Logo de dsobremesa

PROPIEDADES NUTRICIONALES

100 gr. de fresas (una taza de 250 ml.) contienen:

* 34.5 Calorías

* 85 % de agua

* 7 gramos de Hidratos de carbono.

Su contenido protéico y lipídico es apenas inexistente.

Además en vitaminas (fundamentalmente en vitamina C y E, de gran poder antioxidante) y en minerales como el potasio, el calcio y el magnesio. Todo esto nos ayuda a mantener estables los niveles de tensión arterial, así como de nuestra salud ósea. Aporta beneficios sobre nuestra visión, concretamente sobre la degeneración macular, según estudios publicados recientemente.

En cuanto al colesterol, estudios procedentes de la Univesidad Politécnica delle Marche (UNIVPM, Italia), junto con las Universidades de Granada y Salamanca, han confirmado que estas pequeñas frutas también ayudarían a reducir los niveles de colesterol en sangre.

“El equipo planteó un experimento en el que añadieron 500 gr. de fresas a la dieta diaria de 23 voluntarios sanos durante un mes. Se tomaron muestras de sangre antes y después de este periodo para comparar los datos.

Los resultados, que publica el Journal of Nutritional Biochemistry, revelan que la cantidad total de colesterol, los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL o colesterol malo) y la cantidad de triglicéridos se redujeron un 8,78%, 13,72% y 20,80% respectivamente. La lipoproteína de alta densidad (HDL o colesterol bueno) se mantuvo sin cambios”. (Fuente: http://www.abc.es/salud/noticias/20140224/abci-fresas-colesterol-201402240944.html).

A todo esto se suma, que dicho alimento ayuda a combatir el estreñimiento y a eliminar toxinas gracias a su elevado contenido en fibra (1.68 gr./100 gr.). Nada mejor que tomar fresas en el desayuno para regular nuestra flora intestinal.

RECETAS CON FRESAS

Todos sabemos la infinidad de posibilidades que tienen las fresas en nuestras cocinas. Desde las más sencillas como pueden ser las típicas fresas con nata, con yogur o con zumo de naranja hasta algunas más elaboradas. Por ejemplo:

– Ensalada de fresas, espinacas y nueces. La puedes condimentar con tu propia vinagreta de fresas. Para ello tienes que mezclar esta fruta con aceite de oliva, vinagre de Módena y pimienta. Después se licuará con la ayuda de una batidora o licuadora.

Auténtica bomba nutricional mezclando las ya mencionados propiedades de las fresas, con el alto contenido en vitamina K de las espinacas, que ayuda a la correcta coagulación de la sangre entre otros muchos beneficios; y los ácidos grasos insaturados de las nueces.

– Ensalada de aguacate, mango y fresa.  Para considerarla ensalada, debe aparecer un vegetal pues sino hablaríamos de una macedonia. Así que podemos añadir lechuga, rúcula, endivia… y así completaremos una receta de lo más nutritiva.

– Gazpacho de fresas. Se trata de sustituir al tomate por fresas en este delicioso y refrescante alimento.

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

– Solomillo a la plancha con guarnición de fresas. Se trocean las fresas y se saltean con aceite de oliva. Tras retirarlas del fuego, se aderezan con albahaca, pimienta, menta o tomillo y ya están listas para acompañar a nuestra carne. Las vitaminas de las fresas ayudan a que las proteínas de alto valor biológico de la carne se aprovechen de manera más eficaz.

– Natillas de fresas. Necesitaremos fresas, leche, huevos, azúcar y Maizena. Se realiza igual que las tradicionales natillas, salvo que en este caso se elabora un fino puré de fresas.

¿SABÍAS QUÉ…?

>> Las fresas provienen de la familia de las rosas.

>> Poseen el 136 % de la Cantidad Diaria Recomendada de vitamina C.

>> Es la única fruta que contiene sus semillas en el exterior.

>> La empresa Intercom comerciliza la fresa Seduberry, cultivada en la provincia de Segovia. Dicha fresa presenta una perfecta forma de corazón.

Fuente: Google

Fuente: Google

>> En Bélgica hay un museo dedicado única y exclusivamente a las fresas.

Si no sois muy amantes de las fresas, espero que con esta entrada os ayude a cambiar de opinión pues como habréis podido comprobar son una fuente inagotable de nutrientes y además pueden ser empleadas de mil maneras.

Un saludo!

Fuentes:

http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/en_la_cocina/trucos_y_secretos/2011/05/02/200374.php

 

 

 

 

 

 

“Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar”: Arroz blanco con tomate casero

Buenas tardes a todos.

Llevaba tiempo ya sin subir una entrada de esta categoría, ¡con lo necesaria que es! Pues se terminó la espera. Aquí os dejo un plato de toda la vida con un toque más saludable elaborando de forma casera el tomate que acompaña al arroz. Creedme, le da un toque muy muy especial.

INGREDIENTES (4 PERSONAS)

Para el arroz:

– Arroz: 400 gr.

– Ajo: 5 gr.

– Cebolla: 10 gr.

– Zanahoria: 10 gr.

– Pimiento rojo: 10 gr.

– Laurel: una hoja

– Aceite de oliva: 20 gr.

– Agua: 900 ml. (no llega al litro)

Para el tomate:

– Tomate: 500 gr.

– Cebolla: 20 gr.

– Ajo: 10 gr.

-Aceite de oliva: 20 gr.

– Albahaca: un pellizco

ELABORACIÓN

Primero hacemos el tomate. Sofreímos el ajo y la cebolla, previamente cortados finamente. Después pelamos y cortamos el tomate en dados y se lo añadimos al ajo y a la cebolla. Condimentamos con albahaca y dejamos que cueza con el jugo del tomate durante 10-15 minutos hasta que adquiera una textura semilíquida. Reservamos.

Ahora elaboramos el arroz. Hervimos el agua con las verduras y el laurel. Pasados 10 minutos de cocción lenta, rehogamos el arroz que previamente ha estado mezclado con el aceite y el ajo en otro recipiente. Movemos el arroz y lo mojamos con el caldo. Hay que tener en cuenta que siempre ha de ser el doble de líquido que de arroz. Cocemos a fuego vivo durante 5 minutos.

Después se pasa al horno, que ha sido precalentado previamente a 170 ºC y lo dejamos durante 12-14 minutos. Lo sacamos y dejamos reposar 3-4 minutos más.

Acompañamos con el tomate y servimos, preferiblemente caliente.

IMG_20140209_120944

Una receta fácil y muy tradicional que se convierte en imprescindible para todo hijo vago que se precie.

Ya sabéis, intentadlo al menos y me contáis.

Un saludo!

Desmontando mitos: “¿Comes “de tupper”? ¡Qué horror!”

Buenos días. No creáis que en esta entrada se va a publicitar el archiconocido tupperware. Lo que en dsobremesa se va a pretender es aconsejar sobre la conservación de los alimentos para prolongar su vida útil y desmitificar ciertos bulos tan extendidos sobre comer habitualmente “de tupper”.

IMG_20131126_123739

Muchos de nosotros, tanto estudiantes que pasan la mitad del día en la Universidad, como trabajadores que tienen una hora para comer (y da gracias) o se tienen que autofinanciar su comida, tenemos que optar por llevarnos la comida de casa si queremos llegar a fin de mes.

Pues bien, esta práctica para algunos es un auténtico suplicio. “¿Qué llevo hoy?” “Siempre acabo comiendo lo mismo” “Odio llevar tanto trasto”…

La base de comer de tupper es la planificación. Existen infinidad de alimentos que una vez elaborados pueden ser conservados y reutilizados para el día, la semana o el mes siguiente. Hacer comidas para al menos tres raciones es una manera de ahorrar tiempo y dinero. Un ejemplo: lo normal es hacer legumbres para más de una persona. Planifica tu mes para consumirlas al menos una vez a la semana y así calcular la cantidad que debes cocinar. Después divídelas en raciones y guárdalas en recipientes (tuppers) distintos. Y guardalas en el congelador. Así sólo descongelas cada ración y el alimento no pasa por tantos procesos de congelación-descongelación en los que, inevitablemente puede perder propiedades.

Es importante saber que tanto los productos congelados como los elaborados que posteriormente se congelan pueden aguantar en el congelador a -18 ºC hasta doce meses, a excepción de la carne de ave, de cerdo y de ternera que deben sacarse antes de los nueve meses.

TRUCOS Y RECETAS PARA COMER “DE TUPPER”

– Emplea recipientes con esquinas (huye de los redondeados) y no demasiado altos, pues así aprovechas mejor el espacio en la nevera o congelador.

– Procura llevar tuppers distintos para no aburrirte. Se ha demostrado que el color, tamaño y forma del recipiente influyen en las ganas de comer. Así, al comer cada día con un tupper distinto estamos asociando “comer cada día una cosa distinta”.

Imagen extraída de Google

Imagen extraída de Google

– Para no llevar al trabajo/Universidad tantos tuppers puedes optar por varias opciones:

* Platos combinados: elige siempre la combinación: proteínas+ verduras como guarnición. Un ejemplo muy fácil son filetes de pollo a la plancha con pisto. Otro puede ser una ración de tortilla de patata con pimientos a la plancha. También pescado con patata y cebolla, todo asado.

* Platos únicos: se trata de conseguir ensamblar todos los nutrientes en un único plato. Hay muchas recetas que podemos elaborar de esta manera: arroz tres delicias, ensalada de jamón, huevo cocido, tomate, lechuga, espárragos y nueces; conejo asado con salsa de tomate casera (si lleva tropezones de verdura te saciará más); o de vez en cuando puedes optar por un bocadillo tipo vegetal, compuesto por lechuga, pechuga de pollo a la plancha, pepino y mayonesa casera.

– No te olvides nunca del postre. Una pieza de fruta o un yogur son las mejores elecciones para redondear cualquier comida.

Imagen extraída de Google

Imagen extraída de Google

– Cuando comemos “de tupper”, las cantidades por lo general, suelen ser menores que cuando comemos en casa o en un restaurante. Por ello es muy recomendable tomar un tentempié saludable cada tres horas desde que desayunas. La fruta, zumo natural, frutos secos, minibocadillos (si no lo tomas en la comida) son ejemplos muy saludables. Así, mantendremos estables los niveles de glucosa y tendremos energía para todo el día.

Pero para saber qué cocinar y cuánto puedo conservarlo, tengo que saber primero la duración de cada alimento y lo que tarda en perder sus propiedades.

¿CUÁNTO AGUANTA CADA GRUPO DE ALIMENTOS?

> Leche y productos lácteos (yogures, quesos frescos, postres lácteos…): la leche dura hasta dos meses después de la fecha óptima de consumo. Eso sí, si el envase está hinchado puede presentar olores, grumos…que no van a provocar ninguna intoxicación pero sí son muy desagradables.

En cuanto a los productos lácteos, aguantan hasta dos o tres semanas después de la fecha óptima de consumo recomendada.

IMG_20131126_133729

> Latas de conserva: si no están deformadas, hinchadas u oxidadas, indefinidamente pero su contenido a largo plazo puede perder características organolépticas (sabor, olor, color…) y nutricionales (vitaminas). Si la lata por contra estuviera deformada, se debe desechar de inmediato pues puede haber riesgo de botulismo.

IMG_20131126_133210

> Cereales, pastas, harinas: siempre que no haya humedad y se mantengan en un lugar seco, duran indefinidamente puesto que el agua es un medio de desarrollo microbiano. Tener en cuenta que pasada la fecha óptima de consumo, sus cualidades organolépticas se irán perdiendo.

IMG_20131126_133337

> Agua, zumos en brick y refrescos: en un lugar fresco y sin sol, debemos hacer caso a las indicaciones del envase, ya que a corto plazo van apareciendo depósitos sólidos y modificándose su sabor.

IMG_20131126_133456

> Embutidos: las piezas enteras (chorizo, lomo…) pueden consumirse pasados dos meses de la fecha óptima recomendada.

IMG-20131126-WA0005

Espero que la entrada os haya servido para apreciar un poco más la comida “de tupper” y para conocer algunos aspectos sobre cómo y hasta cuando puede conservarse un alimento.

Un saludo!

 

La nuez: el cerebro de los frutos secos

Y no sólo por su peculiar forma, sino porque según una nueva investigación realizada con participantes del Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea), el consumo diario de estos frutos secos “se asocia con una mejor puntuación en pruebas de memoria y en la función cognitiva global en personas ancianas con factores de riesgo cardiovascular”.

Imagen extraída de Google

Imagen extraída de Google

Además de estas propiedades y de muchas otras, que más tarde comentaremos, hay que decir que estamos de suerte, pues las nueces están de temporada. Es decir, han alcanzado su punto óptimo de maduración y por tanto, nutricional. El otoño es el mejor momento para consumirlas.

Pero, ¿qué las hacen tan beneficiosas para nuestro organismo?

PROPIEDADES NUTRICIONALES

– Son ricas en ácidos grasos insaturados (Omega-3) y antioxidantes como la vitamina E. Esto resulta tremendamente beneficioso para contrarrestar las patologías cardiovasculares y las hipercolesterolemias.

– Su contenido en cobre y manganeso reducen la presión arterial, por lo que son aptas en dosis controladas, para personas hipertensas.

– También son una importante fuente de calcio. Esto logra una mejora en el recambio óseo, reemplazando el tejido óseo viejo por el nuevo.

– Gracias a su riqueza en grasas insaturadas, contribuyen a aumentar la saciedad pero de forma saludable.

IMG_20131119_150319

RECETAS CON PRODUCTOS DE TEMPORADA

Las proteínas que poseen estos frutos secos son lógicamente vegetales, por lo que no se asimilan tan eficazmente como las animales. Pero si las combinamos con verduras, que son ricas en vitaminas hidrosolubles (B y C), la asimilación será mejor. Una receta muy recomendable es una ensalada de lechuga, tomate, nueces y granada. Esta última es una fruta que también está de temporada, y es rica en antioxidantes como los taninos y los flavonoides.

IMG_20131119_150622Otra receta muy típica es el dulce de membrillo con nueces.

El membrillo está también de temporada y posee, entre otros, fibra y calcio en cantidades importantes. Eso sí, el dulce de membrillo combinado con nueces, aporta gran cantidad de calorías. Por eso es preferible tomarlo con moderación.

La pasta también conjuga bastante bien con este fruto seco. Unos espaguetis con nueces y setas se convierten en un completo y nutritivo plato (preferiblemente único) para consumir en este otoño.

Por último decir que la mejor manera de conservar las nueces es con cáscara y almacenadas en un lugar seco para evitar su enranciamiento. No hay que olvidar que son un alimento rico en grasas, las cuales pueden oxidarse y por tanto, cuanto menos superficie esté en contacto con el aire, más difícil será alcanzar dicho enranciamiento.

Os animo a que consumáis tres nueces diarias para que os aporten

todos sus beneficios.

Un saludo!