Descubriendo las semillas de sésamo

Hola a todos.

Como ya pudimos descubrir en anteriores post (amaranto, quinoa, chía, avena), esta vez toca hablar de unas semillas con unas interesantes propiedades y que cada vez están ganando más protagonismo, como sucede con el resto de semillas. Vamos a hablar del sésamo.

sesamo

Fuente: Google

BENEFICIOS NUTRICIONALES

El sésamo contiene casi tanta lecitina (lípido que interviene en la digestión y dilución de otras grasas,como por ejemplo, el LDL o “colesterol malo”) como la soja.

A nivel protéico, estas semillas contienen un aminoácido esencial, la metionina con fuerte poder protector y estructural para nuestro organismo.

Si hablamos de minerales, podemos decir que el calcio, el zinc y el hierro son sus principales fuentes. Todos sabemos la importancia para huesos y dientes; metabolismo y transporte de oxígeno celular respectivamente de estas sustancias.

En cuanto a las vitaminas, destacan por encima de todas, la vitamina E, con gran poder antioxidante y las del grupo B, encargadas del normal funcionamiento del sistema nervioso.

Y ya por último, cabe destacar su contenido en fibra. Ésta, además de regular el tránsito intestinal también mejora los niveles de colesterol y de glucosa en sangre.

¿Cómo prepararlas para aprovechar al máximo sus propiedades?

Nuestro organismo no es capaz de descomponer la cáscara que envuelve casi todas las semillas, y en este caso, las de sésamo. Por ello, es preferible tomarlas ya peladas, para así consumirlas directamente. Otra opción es triturarlas y añadirlas a distintas recetas.

¿Cómo incorporarlas a tu alimentación diaria?

Fuente: Google

Pollo rebozado con sésamo. Fuente: Google

Una idea que cobra fuerza es empleándolas como parte del rebozado. En vez del plan rallado, podemos rebozar la carne (pollo, pavo, ternera, conejo…), el pescado, o incluso hortalizas (alcachofas, coliflor, brócoli…) en estas semillas. Le da un toque crujiente y delicioso.

 

El sésamo también es muy empleado para cremas o salsas, por su peculiar sabor; y en repostería (bizcochos, galletas, panes caseros…) se alza como una alternativa muy nutritiva y diferente.

Fuente: Google

Fuente: Google

CURIOSIDADES

  • Además de en semillas, otra de las formas más comunes de encontrarnos el sésamo, es en aceite. Aporta mucho sabor y aromas a las recetas.
  • En árabe se le llama simsim; en griego sesamon y en arameo, ma sumas.
  • También esta semilla ha dado nombre a una famosa expresión: “Ábrete, sésamo”. Cuenta la historia que en el territorio árabe se esperaba mucho tiempo para que las vainas de sésamo se abrieran y dieran lugar a las apreciadas semillas de ajónjolí. Estas, daban lugar a un refinado aceite. Quizás de ahí el origen de la expresión en el cuento de Ali Babá, cuya esperanza al igual que con las semillas, era poder acceder al tesoro.
Fuente: Google

Fuente: Google

Espero que os haya resultado útil esta entrada y que hayáis aprendido un poco más acerca de este apreciado alimento.

Un saludo!

Anuncios

Alternativas a la carne: el tofu

Buenas tardes a todos.

Como supongo que todos habréis oído, leído u os han contado, la OMS (Organización Mundial de la Salud) sacó a la luz un estudio en el que concluía que “cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida diariamente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%”.

No se trata de prohibir su consumo, ni el de las carnes rojas, pues en el caso de las últimas, sus beneficios nutricionales son más que evidentes. Podéis verlas aquí. Si hablamos de las procesadas, se trata de elegir otras opciones con mayor interés nutricional; mientras que las carnes rojas, podemos limitar su consumo en una o dos raciones semanales (todo depende de la etapa vital en la que te encuentres, de tu actividad física o tu edad).

Una de las alternativas más diferentes a la carne, que seguro es bien conocida por vegetarianos y amantes de la comida exótica es el tofu.

QUÉ ES EL TOFU

Al igual que existe la cuajada de la leche de vaca; existe la propia de la leche de soja, y este es el tofu.

Se obtiene coagulando la leche de soja y prensando su cuajo. Por lo tanto, su aspecto es muy similar al del queso fresco, aunque la textura y el sabor no tienen nada que ver.

Fuente: Google

Fuente: Google

Es uno de los alimentos más importantes en la cocina asiática en general y en la japonesa en particular, dadas las múltiples recetas que pueden prepararse a base de tofu. Es por ello por lo que también se le conoce como el “queso de Asia”.

TOFU vs. CARNE

El tofu está totalmente libre de sustancias contaminantes, como pueden ser los antibióticos que se les suministran a los animales o las hormonas empleadas para su engorde. Todo esto hace que las toxinas que afectan al metabolismo de las carnes, no estén presentes en el tofu, evidentemente.

A las carnes procesadas se le añaden conservantes para que aumente su vida útil. El tofu solamente contiene habas o semillas de soja, agua y un gelificante. Suele ser el cloruro de magnesio o nigari o el sulfato de calcio, con el que obtenemos un tofu más suave.

Ahora vamos a comparar 100 gramos de tofu con la misma cantidad de pollo deshuesado y de solomillo de ternera. Estas son sus diferencias nutricionales:

cats

 

 

 

Como podemos observar, el tofu a nivel calórico posee prácticamente las mismas calorías que el solomillo de ternera. Sobre todo debemos hacer hincapié en la cantidad de proteínas. 10 gramos son los que los separan y hay que decir que los de ambos alimentos son de alta calidad pues en el caso del tofu, sus aminoácidos provienen de la soja; el único alimento de origen vegetal que puede equipararse a la carne en este sentido.

En lo que sí que sale ganando el tofu claramente es en la fibra. La carne todos sabemos que no se caracteriza precisamente por este nutriente, pero en el caso del tofu, sus niveles son apreciables.

RECETAS CON TOFU

Como ya hemos dicho es uno de los alimentos más versátiles en la cocina asiática y cada vez se está extendiendo más su consumo por todo el mundo. La explicación es sencilla: su textura porosa facilita que absorba muy rápidamente todos los sabores que se le añadan.

Así por ejemplo podemos hacer hamburguesas de tofu y copos de avena. También podemos macerarlo con vinagre de manzana, aceite de oliva, salsa de soja y orégano. Se dejaría reposar y después lo saltearíamos. Delicioso.

Otra idea para aumentar aún más su contenido proteico es hacerlo en tortilla o en revuelto. Con unos trigueros o calabacín, estaremos ante un plato perfecto.

Fuente: Google

Fuente: Google

Pero si eres algo más tradicional y te da algo de miedo innovar, puedes simplemente añadirlo a ensaladas, tomarlo con una vinagreta de temporada; empanarlo o cocinarlo a la plancha con setas, por ejemplo.

Lo dicho, el tofu es una estupenda alternativa al consumo de carne. Así que ya sabéis, si lo habéis probado u os queréis animar a ello, adelante. No os vais a arrepentir.

Espero que os haya resultado útil la entrada de hoy.

Un saludo!

Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar: “Pollo asado con verduras”

Buenas tardes a todos.

Ya es hora de ir preparando la comida o al menos, ir pensando qué podemos cocinar. Pues para todos aquellos que cada vez vamos acercándonos más a ese apasionante mundo, os traigo una receta sencillísima que seguro todos hemos comido y comemos de manera habitual. Se trata de pollo asado con una guarnición de verduras también asadas para acompañarlo.

Vamos a ello.

INGREDIENTES (4 PERSONAS)

– Un pollo asado: 1Kg. 200 gr. aproximadamente

– Zanahoria: 200 gr.

– Patata: 400 gr. en crudo.

– Cebolla: 80 gr.

– Ajo: 40 gr.

– Aceite de oliva: 40 gr. (4 cucharadas soperas)

– Tomillo: al gusto.

– Laurel: un par de hojas.

– Agua: 500 ml.

ELABORACIÓN

Lo primero de todo es limpiar el pollo, y seguidamente, lavar, cortar y pelar las hortalizas. Vamos precalentando el horno a 200 ºC durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, introducimos todos los ingredientes, incluídos el agua, el tomillo y el laurel. Durante 50 minutos aproximadamente, doramos el pollo con la piel hacia abajo.

Transcurrida casi una hora, bajamos el horno a 170 ºC y damos la vuelta al pollo hasta que quede dorada la piel.

Ese será el momento de sacar nuestra receta y emplatar.

ATT_1430379399686_image

Ideal si lo tomamos de segundo plato en una comida y elegimos una verdura de temporada (espinacas, judías verdes o repollo) para empezar nuestro menú.

Facilísimo, ¿verdad? Pues ya sabéis, si os decidís a hacerla, podéis plasmar vuestras impresiones aquí, en Dsobremesa. Estaré encantada de recibir vuestros comentarios.

Un saludo!

“Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar”: coliflor con ajo y pimentón

Buenas tardes a todos.

La receta de hoy, como intento que sean todas las englobadas en esta categoría es muy sencilla. Para los que no os guste esta hortaliza, elaborarla de esta manera os va ayudar a apreciarla un poco más. Y a los que, como a mi, os gusta especialmente, tomarla con ajo y pimentón sólo hará que la disfrutéis aún más.

Vamos a ello.

INGREDIENTES (4 PERSONAS):

– Coliflor: 800 gr.

– Ajo: 10 gr.

– Pimentón: 5 gr. (una cucharadita de postre)

– Aceite de oliva: 20 gr.

– Agua: que cubra dos dedos la olla express.

ELABORACIÓN:

Previamente lavada, se pela y trocea la coliflor en cogollos. Se añade a la olla express a la que echaremos dos dedos de agua. Tapamos y ponemos a hervir durante 6-7 minutos a fuego alto. Después se abre y se escurre.

Más adelante, a fuego moderado, en una sartén se añade aceite y se sofríe el ajo. Antes de que se dore el ajo, se añade el pimentón y mezclamos. Rápidamente (para que no se quemen ni ajo ni pimentón, pues pueden otorgar un sabor amargo), incorporamos el vinagre y seguimos mezclando.

Elaboración de la salsa de ajo y pimentón

Elaboración de la salsa de ajo y pimentón

A continuación echamos la salsa por encima de la coliflor y ya la tenemos lista para comer.

En esta época del año, lo mejor es servirla templada.

IMG_20140605_142917

Si quieres ver otra receta en la que empleamos esta salsa pincha aquí.

¿Veis que sencilla? Ahora sólo tenemos que ponernos manos a la obra y dejar a nuestros comensales boquiabiertos.

Os recuerdo que sigue en marcha la VI edición del concurso “El/la nutricionista del mes”, en el que podéis ganar un estupendo premio. Os animo a todos a participar 😉

Un saludo!