Receta saludable de la semana: “ensalada de tofu, mango y tomate”

Buenos días a todos.

En la anterior entrada os hablé un poco acerca del tofu y hoy os quiero plasmar una sencilla receta con este ingrediente para que lo veáis de forma práctica. Se trata de una deliciosa ensalada con unos ingredientes que seguro todos habéis probado, pero mezclados y aliñados de una manera muy especial.

No os hago esperar más, allá vamos:

INGREDIENTES (RACIÓN):

– Tofu: 60 gr. Se puede adquirir en cualquier gran superficie, herbolarios o tiendas de alimentación.

– Tomate: 40 gr.

– Mango: 30 gr.

– Aceite de oliva virgen extra: 10 ml.

– Vinagre de Jerez: 10 ml.

– Salsa de soja: 7 ml.

– Albahaca: un pellizco al gusto.

ELABORACIÓN:

Mezclamos el aceite, el vinagre, la salsa de soja y la albahaca hasta lograr un aliño homogéneo.

Por otro lado, pelamos y cortamos en dados el tomate y se lo añadimos a la mezcla anterior. Realizamos la misma operación con el mango y finalmente con el tofu. Envolvemos todos los ingredientes hasta que nos quede una ensalada lista para servir.

untitled 4

ANÁLISIS NUTRICIONAL

* Calorías: 198.8 Kcal.

* Carbohidratos: 7.21 gr.

* Proteínas: 9.63 gr.

* Grasas/lípidos: 14.56 gr.


RECETA APTA PARA: personas con sobrepeso y obesidad, celiacos y diabéticos.

RECETA NO APTA PARA: personas alérgicas a la soja.


 

Como podéis apreciar, se trata de una receta con un valor calórico no muy elevado. Además, es muy equilibrada en nutrientes pues el tofu aporta proteínas de alto valor biológico; el aceite de oliva, grasas cardiosaludables y el mango y el tomate se encargan de añadir vitaminas, minerales y fibra.

Ideal como plato principal en la cena o como guarnición para pescados, huevos o carnes en la comida. Redondearíamos el menú con un postre de temporada como puede ser el dulce de membrillo con queso fresco y nueces.

Espero que os haya gustado la receta de hoy y como siempre, si os animáis a probarla o queréis aportar alguna sugerencia, aquí en Dsobremesa estaremos encantados de recibirla.

Un saludo!

 

 

 

 

Anuncios

Receta saludable de la semana: “cocido al estilo Dsobremesa”

Buenos días a todos.

Hoy en Dsobremesa os traigo uno de los platos más tradicionales de la gastronomía española. En este caso no os voy a decir que se trata de una receta rápida y sencilla, porque lleva su tiempo y es bastante laboriosa, dada la gran cantidad y variedad de ingredientes. Pero el resultado es tan exquisito, que en mi opinión, merece la pena todo el esfuerzo en la cocina.

Vamos por partes:

INGREDIENTES (RACIÓN):

– Garbanzos:60 gr.

– Fideos: 20 gr.

– Codillo de jamón: 30 gr.

– Panceta: 30 gr.

– Morcilla: 30 gr.

– Chorizo: 30 gr.

– Muslo de gallina: 50 gr.

– Hueso de caña de ternera para dar sabor

– Puerro: 50 gr.

– Zanahoria: 20 gr.

– Patata: 40 gr.

– Berza o repollo: 100 gr. en crudo.

– Miga de pan del día: 40 gr.

– Una rama de perejil.

– Ajo: medio diente.

– Huevo: la mitad de una unidad.

– Aceite de oliva: 10 gr.

ELABORACIÓN:

Hay muchas maneras de hacer un cocido, en mi casa, siempre se ha hecho de la siguiente forma:

Cocemos la carne (el codillo y el muslo de gallina) junto con la zanahoria y el puerro. En olla express tardaría unos 20 minutos y en una cazuela tradicional, una hora y media aproximadamente. Transcurrido ese tiempo, se sacan tanto la carne como las verduras y se reservan. Usaremos ese caldo resultante para cocer los garbanzos posteriormente.

Foto: Berta Calvo

Foto: Berta Calvo

Por otro lado, el repollo lo vamos a cocer junto con la patata, la morcilla y el chorizo en una olla express durante 5 minutos. De dicha cocción, obtenemos también un caldo, que colamos y desgrasamos, y que junto con el anterior usaremos para hacer lo propio con los garbanzos. Así, los garbanzos estarán cocidos en 25 minutos en olla express.

Foto: Berta Calvo

Foto: Berta Calvo

Ahora es el turno del relleno: batimos el huevo y añadimos la miga de pan, el diente de ajo picado y la rama de perejil también picada. Elaboramos una especie de masa y la damos la forma deseada (en este caso, de croqueta). Freímos a continuación con el aceite de oliva.

Y el último paso son los fideos para elaborar la sopa. El caldo que hemos empleado para cocer los garbanzos, lo colamos y nos va a servir para posteriormente cocer los fideos. En tan solo 5 minutos, estarán listos.

La forma de comer el cocido difiere mucho entre cada casa. A mucha gente le gusta tomar primero la sopa de fideos; después los garbanzos con las verduras y finalmente la carne. A otras personas nos gusta tomar la sopa con los garbanzos y la verdura y después la carne. Entre otras muchas virtudes, es en esto en lo que reside la riqueza de este plato.

Foto: Berta Calvo

Foto: Berta Calvo

ANÁLISIS NUTRICIONAL (RACIÓN):

* Calorías: 987,85 Kcal.

* Carbohidratos: 71 gr.

* Proteínas: 83,4 gr.

* Grasas/lípidos: 47,5 gr.

Como podéis comprobar, se trata de un plato hipercalórico en el que la mitad de las calorías lo aportan 3 ingredientes: el chorizo, la panceta y la morcilla evidentemente. A nivel nutricional, vamos a fijarnos en algo curioso, el contenido en grasa es incluso inferior a cualquier plato. La explicación es sencilla, apenas se emplea aceite y prácticamente los únicos que añaden grasa son los ingredientes anteriormente mencionados.

En el caso de las proteínas y carbohidratos, se encuentran bastante compensados gracias a la enorme variedad de componentes. Además, las verduras nos van a sumar fibra, antioxidantes y vitaminas, ayudando también a realizar una mejor digestión.

Ideal tomar de postre un yogur para evitar las flatulencias ocasionadas por los garbanzos o una fruta de temporada. A día de hoy, las fresas son una buena opción (podéis ver aquí un poco más acerca de su valor nutricional).

Mi recomendación es que el cocido debe disfrutarse, por supuesto, pero también tomarse con moderación, intentando no abusar de las carnes más grasas.

Receta no aconsejable para personas con sobrepeso u obesidad (aunque se podría adaptar eligiendo por ejemplo carne de pollo).

Espero que os haya gustado la receta de hoy.

Si queréis dejar algún comentario, estaré encantada de recibirlos.

Un saludo!

 

 

Receta saludable de la semana: “pollo en papillote relleno de espinacas y setas”.

Buenas tardes a todos.

Como ya se acerca la hora de comer, os propongo para hoy (o para cuando queráis) una receta muy sencilla, saludable pero sobre todo, algo distinta.

No se si conocéis la técnica del papillote. Consiste en envolver un alimento con papel resistente al calor (normalmente se emplea el papel de aluminio aunque también se obtiene muy buen resultado con el papel sulfurizado) y aplicar una fuente de calor como puede ser el horno, el agua…

En este caso vamos a utilizar papel de aluminio y la fuente de calor será el horno.

A ver qué os parece:

INGREDIENTES (RACIÓN):

– Muslo de pollo deshuesado: 150 gr.

– Espinacas frescas: 30 gr.

– Setas de cardo: 20 gr.

– Cebolla: 20 gr.

– Aceite de oliva: 10 gr.

Podemos acompañarla por un tipo de salsa también muy sencilla, la salsa Soubise. Conseguiremos aportar aún más jugosidad al pollo. Sus ingredientes son:

– Harina: 10 gr.

– Leche desnatada: 40 ml.

– Jugo del pollo en papillote: 10 ml.

ELABORACIÓN:

Deshuesamos el muslo de pollo procurando dejar el orificio del hueso. Debemos intentar que no se desarme. Por otro lado, salteamos las setas, las espinacas y la cebolla y reservamos el sofrito. Vamos precalentando el horno a 180 ºC.

Rellenamos el pollo con el salteado. Cogemos el papel albal, le añadimos una o dos gotitas de aceite de oliva para que no se pegue y lo enrollamos. Hacemos la forma de una morcilla con el relleno dentro. Lo dejamos 15 minutos en el horno. Transcurrido ese tiempo, lo sacamos y dejamos enfriar sin desenvolverlo. Recogemos los jugos que ha soltado, y éstos junto con el aceite de oliva, la leche y la harina lo pasamos a la batidora donde lo trituraremos. Quedará una salsa de consistencia no muy espesa.

Una vez tenemos la salsa, desenvolvemos el pollo y lo cortamos en rodajas de unos 3 cm. Emplatamos y acompañamos por la salsa.

ATT_1421408209812_image

ANÁLISIS NUTRICIONAL (RACIÓN):

* Calorías: 437,25

* Carbohidratos: 13,3 gr.

* Proteínas: 38,91 gr.

* Grasas/lípidos: 25,48 gr.

Como veis se trata de un plato no demasiado calórico y bastante equilibrado. El pollo aporta sobre todo la parte proteica; las verduras y setas, los minerales y vitaminas y los carbohidratos principalmente la salsa.

Ideal tomado como segundo plato acompañado por una ensalada de canónigos, queso fresco (para aportar más calcio, aparte del de las espinacas) y espárragos, que son ricos en fibra. Como postre, una fruta de temporada rica en vitamina C como es la naranja terminará por redondear un menú de lo más completo.

Espero que os haya gustado la receta de hoy, y ya sabéis si os animáis a hacerla o a problarla podéis dejar vuestros comentarios en el blog o en cualquiera de sus redes sociales:

– https://www.facebook.com/dsobremesa

– @dsobremesa1

Un saludo!

 

Receta saludable de la semana: “salteado de níscalos con acelgas”

Buenos días a todos.

¿Has leído acelgas y has dudado si pinchar en la entrada? Craso error. Mira por qué:

La receta saludable de esta semana trae consigo una nueva manera de elaborar estos dos productos de temporada: los níscalos y las acelgas. Ambos alimentos son muy hipocalóricos y además combinan muy bien en sabor.

Vamos a ello:

INGREDIENTES (ración):

– Hojas de acelgas: 100 gr. Si lo prefieres puedes emplear espinacas.

– Níscalos: 100 gr.

– Cebolla: 20 gr.

– Zanahoria: 20 gr.

– Leche desnatada: 20 ml.

– Pimienta blanca: un pellizco (al gusto)

– Aceite de oliva: 20 gr. (dos cucharadas soperas)

ELABORACIÓN

Limpiamos y troceamos los níscalos previamente. Una vez que están listos los reservamos. Luego escaldamos las acelgas. El escaldado es una técnica culinaria que consiste en remojar la verdura (normalmente) solamente unos segundos en agua hirviendo. Es una estupenda manera de conservar el color y los nutrientes de los alimentos. Posteriormente pasamos las acelgas a un recipiente con agua fría y las picamos en tiras finas. Reservamos también.

Por otro lado,  vamos a trocear la cebolla y la zanahoria y las vamos a saltear. En ese momento, incorporamos los níscalos e inmediatamente después, las acelgas. Mezclamos enérgicamente. Es el turno de añadir la pimienta.

Y ya finalmente, echamos la leche. Removemos toda la mezcla despacio a fuego lento durante 10 minutos.

Emplatamos. Consumir caliente.

Foto: Berta Calvo

Foto: Berta Calvo

ANÁLISIS NUTRICIONAL (ración):

* Calorías: 250.1

* Carbohidratos: 8.2 gr.

* Proteínas: 5.06 gr.

* Grasas/lípidos: 20.883 gr.

Como podéis apreciar se trata de una preparación con un contenido calórico bajo, siendo el aceite de oliva la principal fuente de calorías del plato. Combinan muy bien la vitamina K y el betacaroteno de las acelgas con la fibra y el calcio presentes en los níscalos. Es un plato muy digestivo ya que la cantidad de hongos es moderada. Ideal consumirlo como primer plato en la comida, acompañado por un pescado azul (salmón, trucha, sardinas…) y de postre, por una fruta de temporada como puede ser el mango o la naranja para aportar vitamina C.

También es buena idea tomar esta receta en la cena ya que como hemos dicho, es un plato ligero y digestivo.

Apto para personas con sobrepeso, obesidad y celiacos.

Foto: Berta Calvo

Foto: Berta Calvo

Espero que os haya gustado la receta y que os haya servido para saber que existen más preparaciones culinarias y recetas que pueden hacerse con estos afamados hongos. Además, si no sois muy amantes de las acelgas, ésta es una estupenda forma de consumirlas, pues los níscalos camuflan bastante su sabor.

Un saludo!

 

 

Receta saludable de la semana: “garbanzos salteados con cebolla caramelizada”.

Buenos días a todos.

A pesar de haber llegado ya el otoño, dsobremesa se resiste un poco más a los guisos y platos calientes. En este caso, y para demostrar que otra forma de comer legumbres es posible, traigo una receta de garbanzos de lo más original y deliciosa (¡podéis creedme!).

Allá va:

INGREDIENTES (RACIÓN):

– Garbanzos: 80 gr.

– Cebolla: 100 gr.

– Zanahoria: 20 gr.

– Tomate: 20 gr.

– Ajo: medio diente.

– Laurel: media hoja.

– Codillo de jamón serrano: 25 gr.

– Aceite de oliva: 20 gr.

– Vinagre de Jérez: 10 gr.

ELABORACIÓN:

Dejamos en remojo durante 8 horas los garbanzos con la punta de un cuchillo de bicarbonato. Al día siguiente ponemos el agua a hervir, se le quita el agua y se lavan bien los garbanzos.

Se echan las verduras y el codillo de jamón a dicho agua al igual que los garbanzos. Se tapa el recipiente. Si se hace en olla exprées, con 25 minutos será suficiente. Si se hacen en cazuela, necesitaremos casi 2 horas. Una vez tiernos los garbanzos, se escurren y se apartan las verduras y el codillo. Estos ingredientes sólo se han empleado para dar sabor a la legumbre.

Por otro lado, se corta en finos trozos la cebolla y se sofríe. Se añade el vinagre y se carameliza. Se incorporan los garbanzos y se saltean.
IMG_20140718_143225

Servir templado.

ANÁLISIS NUTRICIONAL (RACIÓN):

* Calorías: 225.6 Kcal.

* Carbohidratos: 16.6 gr.

* Proteínas: 5.28 gr.

* Grasas/lípidos: 20.72 gr.

Se trata de una receta cuyo aporte de carbohidratos complejos y proteínas de origen vegetal la otorgan ese calificativo de “saludable”. Además, es un plato contundente pero no demasiado calórico. Así mismo, la cebolla que acompaña a los garbanzos aporta vitaminas, fibra y antioxidantes por lo que mejora la digestión de las legumbres y ayuda a su asimilación.

Ideal consumir con un pescado blanco al horno o a la plancha, como la merluza o el lenguado; y terminar con un lácteo desnatado o con una fruta de temporada (mango, manzana, pera, melocotón…)

Espero que os haya gustado la receta, y como siempre, si os animáis a realizarla podéis contar vuestras impresiones en dsobremesa. Estaré encantada de leeros 😉

Un saludo!

 

Receta saludable de la semana: “ensalada de verano”

Buenas tardes a todos.

Si pensamos en recetas veraniegas seguro que a la mayoría nos viene a la cabeza una palabra: ensalada. Y la verdad es que con estas temperaturas son los platos que más apetecen.

En este caso, vamos a utilizar varios ingredientes que seguramente no estéis acostumbrados a mezclar, pero cuyo resultado final os va a sorprender gratamente.

Os explico más a continuación:

INGREDIENTES (RACIÓN):

– Coliflor: 50 gr.

– Pasta (en forma de hélices): 20 gr.

– Tomate natural: 20 gr.

– Cebolleta: 20 gr.

– Pepinillos en vinagre: 10 gr.

– Aceite de oliva virgen extra: 5 gr. (una cucharadita de postre)

– Vinagre de Jerez: 5 gr. (una cucharadita de postre). También puede emplearse vinagre de manzana o de Módena (aunque este último es más calórico).

– Albahaca: un pellizco.

– Pimienta blanca: un pellizco.

ELABORACIÓN:

Hervimos la pasta por un lado hasta que quede aldente (unos 7-8 minutos). Hacemos lo mismo con la coliflor. Esta hortaliza suele tardar unos 20 minutos en cocer (en una cazuela), pero si queremos acelerar este proceso podemos añadir una punta de cuchillo de bicarbonato.

Una vez hayamos retirado ambos ingredientes por separado, retiramos y refrescamos con agua fría para posteriormente mezclarlos en una fuente para ensalada.

Por otro lado, picamos la cebolleta, el tomate (deberá estar lavado, pelado y desprovisto de semillas) y los pepinillos en vinagre. Los incorporamos a la coliflor y a la pasta. Condimentamos con la albahaca y la pimienta blanca y finalmente aliñamos con el aceite y el vinagre.

¡¡¡Consejo!!!: una vez elaborada la ensalada, déjala reposar 10 minutos. Esta maceración ayudará a potenciar aún más todos los sabores.

IMG_20140717_104830

ANÁLISIS NUTRICIONAL (RACIÓN):

* Calorías: 144.67 Kcal.

* Carbohidratos: 19.76 gr.

* Proteínas: 3.9 gr.

* Grasas/lípidos: 5.5 gr.

Como cualquier ensalada saludable que se precie (aquellas que incorporan salsas hipercalóricas tipo César, salsa rosa, tártara, de quesos, con nata…no deben considerarse ensaladas), esta receta contiene muy pocas calorías. La mayoría de ellas provienen de la pasta y del aceite de oliva virgen extra. Se trata de un plato bastante completo aunque le faltaría una fuente protéica. Por ello, es ideal tomarla en la comida con un segundo plato en forma de carne o pescado blanco, o en la cena añadiéndola además un huevo cocido, para así redondear todos los nutrientes básicos. Una fruta de temporada (melón, sandía, melocotón, paraguaya…) ya sea en la comida o en la cena culminará un menú de lo más saludable.

No apta para: celiacos (pues vosotros deberéis escoger una pasta sin gluten).

Apta para: personas con sobrepeso.

Espero que os haya gustado la receta de hoy y ya sabéis, a aquellos que no os guste demasiado la coliflor pero sí las ensaladas, puede resultaros una original y diferente forma de tomarla. Si queréis, podéis contar vuestra experiencia en dsobremesa 😉

Un saludo!

Receta saludable de la semana: Empanadillas horneadas de espinacas

La receta de hoy, como viene siendo habitual es barata y fácil. Además, usando una técnica culinaria poco empleada para este tipo de alimentos, sorprenderá a muchos y, espero, satisfará a todos (o a casi todos, no se puede ser tan absoluta).

Ingredientes:

– Obleas de empanadillas: 4 unidades (40 gr.)

– Espinacas (frescas o congeladas): 100 gr.

– Leche desnatada: 100 ml.

– Maicena: 10 gr.(una cucharada sopera)

– Aceite de oliva: 10 gr. (una cucharada sopera)

– Ajo muy picado: 10 gr.

Precalentar el horno a 180 ºC

Elaboración:

Cortamos muy finamente las espinacas y las salteamos con ajo y aceite (si son frescas es preferible darlas un hervor previo – consiste en meterlas y sacarlas de agua hirviendo- y si son congeladas, se saltean directamente). Posteriormente incoorporamos la leche, dejando reducir durante dos minutos a fuego lento. Diluimos la maicena en una cucharada sopera de leche fría y le añadimos esta mezcla a la preparación, dejándola reducir nuevamente el mismo tiempo (dos minutos) a fuego aún más lento. Es importante que quede bien espeso para que no se salga de la oblea.

Cuando apreciemos ese espesor, rellenamos las obleas y pinchamos con un palillo cada una para que no reviente durante el horneado. Introducimos las empanadillas en el horno previamente precalentado y las mantenemos durante 12 minutos hasta que se doren a 180 ºC .

Análisis nutricional/ración:

* Kcal: 290,283

* Carbohidratos: 29,24 gr.

* Proteínas: 8,05 gr.

* Lípidos (grasas): 15,65 gr.

Estamos hablando de receta muy saludable por varias razones: su bajísimo contenido calórico y lipídico y su alto nivel de calcio y ácido fólico. Las espinacas son las auténticas protagonistas del plato, siendo junto con la col, la verdura que más calcio asimilable aporta. Así mismo, hay que hacer hincapié en la elevada cantidad de ácido fólico (vitamina B9), imprescindible en los meses de embarazo y para la reproducción celular.

Ideal tomarlas como primer plato y acompañar por un segundo compuesto por pescado azul a la plancha (salmón, sardinas…), ya que al ser rico en vitamina B12, contribuye a la correcta asimilación del ácido fólico de las espinacas. De postre, como siempre una fruta de temporada.

¡¡¡MUY IMPORTANTE!!!: receta apta para todos aquellos que os iniciéis en el mundo de la gastronomía. SENCILLA Y RÁPIDA.

Receta saludable de la semana: Paletilla de conejo en escabeche suave

Como ingrediente principal, el conejo constituye una pieza de caza muy apreciada hoy en día por su asequibilidad y por prestarse a tantas preparaciones culinarias. Aquí os traigo una facilísima, y para aquellos que no tengáis mucho tiempo (ni ganas) de cocinar, deciros que es una receta muy rápida de elaborar.

Ingredientes:

– Paletilla de conejo crudo: 200 gr.

– Aceite de oliva virgen extra: 20 gr. (2 cucharadas soperas)

– Dos dientes de ajo pelado: 10 gr.

– Una hoja pequeña de laurel.

– Zanahoria pelada y laminada: 50 gr.

– Cebolla cortada en bastones: 50 gr.

– Pimienta blanca en grano: 4 bolitas aproximadamente.

– Clavo: 2 bayas aproximadamente.

– Vinagre de vino: 40 gr. (4 cucharadas soperas)

– Agua: 200 ml.

Elaboración:

Poner la paletilla en un recipiente adecuado (cazuela, cacerola…) junto con el agua, el aceite, las verduras y especias. Ponemos a cocer hasta que comprobemos que la carne está tierna. Esto lo haremos con los dedos o probándola. Una vez que esté a nuestro gusto, añadimos el vinagre y dejamos cocer otros cinco minutos más. Posteriormente dejamos reposar hasta que se enfríe. Ese reposo si llega hasta las 24 horas potenciará mucho más su sabor.

Es un plato que se puede tomar frío o templado.

Sugerencia: acompañar con una ensalada de canónigos.

Análisis nutricional/ración:

– 574,67 Kcal.

– 5 gr. de carbohidratos

– 48,67 gr. de proteínas

– 40 gr. de lípidos

Podemos apreciar que se trata de un segundo plato con una cantidad moderada de grasa y muy protéico. Destaca por ser una carne blanca, pobre en sodio y cuyo acompañamiento aporta minerales como el silicio, potasio y yodo, así como todos los grupos de vitaminas hidrosolubles (B y C). Por tanto, hablamos de un segundo contundente pero con dosis importantes de nutrientes esenciales.

Ideal comenzar el menú con una ligera crema (SIN NATA) de calabacín, finalizándolo con una fruta de temporada.

Receta saludable de la semana: Tallos de acelgas salteados sobre cebolla caramelizada

Hoy os traigo la primera de las recetas saludables que incluiré en el blog. Se trata de un plato fácil y sobre todo, barato a base de tallos de acelga, verdura que ahora mismo se encuentra de temporada, habiendo alcanzado su punto óptimo de maduración, y por tanto nutricional.

Ingredientes:

– Tallos de acelga: 150 gr.

– Cebolla : 100 gr.

– Aceite de oliva virgen: 15 gr. (dos cucharadas soperas)

– Azúcar (preferiblemente moreno): 2.5 gr. (media cucharadita de postre)

– Vinagre de Módena : 5 gr. (una cucharadita de postre)

Elaboración:

quitamos la hoja verde a la acelga, quedándonos solamente con el tallo, que debe ser de penca ancha. Lo lavamos y cortamos en finos bastones y añadimos a una olla express en la que habremos echado previamente agua y una cucharada sopera de aceite de oliva virgen. Necesitaremos de 3 a 5 minutos de cocción hasta que queden aldentes.  Posteriormente se escurren y reservan.

En otro recipiente, cortamos la cebolla muy fina y la pochamos, para a continuación añadirle media cucharada de postre de azúcar (usar si es posible azúcar moreno pues aun teniendo las mismas calorías, contiene mayor cantidad de minerales). Se pone de nuevo al fuego removiendo constantemente hasta que caramelice (cogerá un color dorado característico). Añadimos una cucharada de postre de vinagre de Módena y movemos para que se mezclen bien todos los sabores.

Por útlimo colocamos un par de cucharadas de cebolla y sobre ella una porción de los tallos salteados con aceite de oliva virgen. Sugerencia: se pude acompañar el plato con tomatitos cherry marcados a la plancha y así añadir un aporte vitamínico extra.

Análisis nutricional/ración:

. 215 Kcal

. 15 gr. de carbohidratos

. 5 gr. de proteínas

. 15 gr. de lípidos (grasas)

Como vemos, el aporte calórico es bastante reducido, en cambio contiene cantidades suficientes del resto de nutrientes. Es además rico en fibra y en vitaminas del grupo B. Así mismo, tanto los tallos como la cebolla consituyen un excelente diurético, ayudando al organismo a eliminar toxinas y sustancias poco beneficiosas.

Ideal si le acompañamos con un segundo plato protéico, como por ejemplo carne magra de pollo o pavo a la plancha y una fruta de temporada (melocotón, melón o pera) de postre.