Nutricuriosidades volumen 7

Buenas tardes a todos.

Me las estabais pidiendo, así que vuestros deseos son órdenes para mí. Aquí están nuevamente las Nutricuriosidades de Dsobremesa, como siempre cargadas de información a veces útil, a veces solo curiosa 😉

Espero que os gusten, allá vamos:

– Hoy en día, la stevia es uno de los edulcorantes más conocidos, pero, ¿sabéis cómo se extrae este producto? Es similar al proceso de extracción del té: primero se remojan las hojas secas y finalmente, se separan sus glucósidos de esteviol (los compuestos dulces).

Fuente: Google

Fuente: Google

– Los cursos de cocina para niños (muy de moda actualmente también los programas en nuestras parrillas televisivas) han demostrado otorgar numerosos beneficios para los más pequeños. Entre ellos, combaten el miedo a probar, descubren el mundo gastronómico y se conciencian de llevar una alimentación saludable. Casi nada, ¿eh?

niños-amasando

– ¿Alguna vez os habéis preguntado cual es el alimento o los alimentos más antiguos del mundo? Los historiadores están de acuerdo en que junto con los higos, las almendras fueron los primeros alimentos cultivados del mundo.

Fuente: Google

Fuente: Google

– El nombre de diabetes tiene origen griego y significa sifón, dada la elevada frecuencia con la que orinan los diabéticos. Mellitus significa dulce, por el sabor de dicha orina. Una anécdota referente a esto, Woody Allen es diabético.

Pues bien, en su discurso de recogida del premio Príncipe de Asturias a las Artes en 2002, se refirió a su enfermedad de este modo: “Yo no me merezco este premio, pero tengo diabetes y tampoco me lo merezco”.

– Un estudio del Centro de Control de Enfermedades y Prevención ha demostrado que es más probable morir asesinado que por una alergia alimentaria. Concretamente en Europa, hay 1.81 probabilidades por un millón en un año de morir por dichas alergias frente a 324 probabilidades de hacerlo por un asesinato. Da que pensar…

– El agua mineral más caro del mundo es el Bling H2O. Tiene nueve procesos de purificación con ozono, ultravioleta…sus botellas están decoradas con cristales de Swarosky y piedras preciosas, por lo que su precio medio por botella oscila entre los20 y 35€. ¿Estaríais dispuestos a pagar ese precio por beber agua?

Fuente: Google

Fuente: Google

– Seguramente muchos habréis oído este dicho: “la lenteja es la carne del pobre”. Pero, ¿qué quiere decir exactamente? Ambos alimentos son muy nutritivos, pero es verdad que las lentejas deben combinarse con arroz u otros cereales, para que su contenido proteico sea igual de completo que el de la carne. Antiguamente era más asequible adquirir la legumbre que la carne.

– ¿Sabéis qué especies de mariscos y pescados son los que más metales tóxicos contienen? Son la pintarroja, el pez espada, los mejillones y los berberechos, que acumulan mercurio y plomo en las mayores cantidades. ¿Y qué puede hacer el consumidor para que todo esto no le cause ningún perjuicio? Pues diversificar el consumo de pescado y no tomar siempre las mismas especies.

– Existen unas pipas con sabor a nata (sí, habéis leído bien) llamadas Guazi. Mientras se habla, se camina, para picar entre horas… este producto lo consumen los chinos y es uno de los aperitivos más comunes ¡¡Les encanta!!

IMG-20150921-WA0003

Espero que hayáis disfrutado con esta nueva entrega. Y a vosotros, ¿cuál os ha llamado más la atención? ¿Conocíais alguna de ellas?

Un saludo!

Anuncios

Receta saludable de la semana: pastel de coliflor con salsa de espinacas

Buenos días a todos.

He tenido problemas técnicos irresolubles con el ordenador pero por fin puedo publicar entrada y he querido “celebrarlo” con una receta original y saludable a partes iguales.

Espero que os guste.

INGREDIENTES (4 PERSONAS):

Para el pastel:

– Coliflor: 400 gr.

– Puerro: 50 gr.

– Zanahoria: 20 gr.

– Huevos: dos unidades enteras.

– Leche desnatada: 40 ml.

– Pan rallado: 20 gr.

– Aceite de oliva: 20 ml.

– Eneldo: un pellizco.

Para la salsa:

– Hojas de espinacas frescas: 100 gr.

– Ajo: un diente.

– Leche desnatada: 80 ml.

– Aceite de oliva: 10 ml.

ELABORACIÓN:

Para el pastel emplearemos los moldes del flan. En primer lugar, tapizaremos dichos moldes. Es decir, los untamos de aceite de oliva y posteriormente de pan rallado. Los reservamos hasta su posterior utilización.

Cocemos la coliflor en abundante agua durante 25-30 minutos si lo hacemos en una cazuela y durante 3 minutos si usamos una olla express. La escurrimos y reservamos.

En otro recipiente, sofreímos el puerro que ha sido previamente pelado y cortado en finos taquitos y añadimos después la zanahoria rallada. Ahora incorporamos la coliflor, la leche y los huevos batidos. Mezclamos enérgicamente todo el conjunto con una batidora hasta que quede una preparación homogénea. Espolvoreamos pan rallado por encima y añadimos el pellizco de eneldo.

Rellenamos los moldes con la mezcla y los metemos al horno, que habrá estado precalentado a 170 ºC. Dejamos que se hagan durante 15 minutos aproximadamente. Podemos ir comprobando que están cuajados los pasteles metiendo un palillo y observando cómo salen. Si están limpios, nuestros pasteles estarán listos.

Durante esos 15 minutos de espera vamos preparando la salsa de espinacas. Las lavamos y troceamos finamente. Sofreímos el ajo y rápidamente lo mezclamos con las espinacas. Añadimos la leche y lo dejamos hervir 10 minutos moviendo constantemente la salsa.

Posteriormente, trituramos con la batidora. La salsa debe quedar ligada, es decir, ni demasiado líquida ni demasiado espesa. Si quedase líquida, podemos echar un poco de maicena.

Transcurridos los 15 minutos y una vez que estén listos los pasteles, los sacamos y dejamos que se enfríen para desmoldar.

Finalmente, emplatamos y acompañamos con la salsa.

IMG_20140301_165907

ANÁLISIS NUTRICIONAL/RACIÓN:

* Calorías: 187.125 Kcal.

* Carbohidratos: 11.125 gr.

* Proteínas: 8.6 gr.

* Grasas/lípidos: 11.975 gr.

Podemos ver que el contenido calórico de la receta es muy moderado, así como del resto de nutrientes. La mayor parte de la grasa, monoinsaturada por otra parte, la aporta el aceite de oliva; y los carbohidratos provienen fundamentalmente del pan rallado y de la coliflor.

Además, de muy completa en ingredientes, supone una original manera de comer coliflor; una verdura poco apreciada (por lo general) por los paladares de mucha gente, especialmente por los más pequeños. Así mismo, su textura semisólida le hace óptimo también para personas con problemas de masticación.

Ideal tomado de primer plato acompañado por un pescado azul (salmón, sardinas, atún…) y una fruta de temporada, por ejemplo las fresas. Será una comida de lo más nutritiva y saludable.

Espero que la pongáis a prueba 😉

Un saludo!