Alternativas a la carne: el tofu

Buenas tardes a todos.

Como supongo que todos habréis oído, leído u os han contado, la OMS (Organización Mundial de la Salud) sacó a la luz un estudio en el que concluía que “cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida diariamente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%”.

No se trata de prohibir su consumo, ni el de las carnes rojas, pues en el caso de las últimas, sus beneficios nutricionales son más que evidentes. Podéis verlas aquí. Si hablamos de las procesadas, se trata de elegir otras opciones con mayor interés nutricional; mientras que las carnes rojas, podemos limitar su consumo en una o dos raciones semanales (todo depende de la etapa vital en la que te encuentres, de tu actividad física o tu edad).

Una de las alternativas más diferentes a la carne, que seguro es bien conocida por vegetarianos y amantes de la comida exótica es el tofu.

QUÉ ES EL TOFU

Al igual que existe la cuajada de la leche de vaca; existe la propia de la leche de soja, y este es el tofu.

Se obtiene coagulando la leche de soja y prensando su cuajo. Por lo tanto, su aspecto es muy similar al del queso fresco, aunque la textura y el sabor no tienen nada que ver.

Fuente: Google

Fuente: Google

Es uno de los alimentos más importantes en la cocina asiática en general y en la japonesa en particular, dadas las múltiples recetas que pueden prepararse a base de tofu. Es por ello por lo que también se le conoce como el “queso de Asia”.

TOFU vs. CARNE

El tofu está totalmente libre de sustancias contaminantes, como pueden ser los antibióticos que se les suministran a los animales o las hormonas empleadas para su engorde. Todo esto hace que las toxinas que afectan al metabolismo de las carnes, no estén presentes en el tofu, evidentemente.

A las carnes procesadas se le añaden conservantes para que aumente su vida útil. El tofu solamente contiene habas o semillas de soja, agua y un gelificante. Suele ser el cloruro de magnesio o nigari o el sulfato de calcio, con el que obtenemos un tofu más suave.

Ahora vamos a comparar 100 gramos de tofu con la misma cantidad de pollo deshuesado y de solomillo de ternera. Estas son sus diferencias nutricionales:

cats

 

 

 

Como podemos observar, el tofu a nivel calórico posee prácticamente las mismas calorías que el solomillo de ternera. Sobre todo debemos hacer hincapié en la cantidad de proteínas. 10 gramos son los que los separan y hay que decir que los de ambos alimentos son de alta calidad pues en el caso del tofu, sus aminoácidos provienen de la soja; el único alimento de origen vegetal que puede equipararse a la carne en este sentido.

En lo que sí que sale ganando el tofu claramente es en la fibra. La carne todos sabemos que no se caracteriza precisamente por este nutriente, pero en el caso del tofu, sus niveles son apreciables.

RECETAS CON TOFU

Como ya hemos dicho es uno de los alimentos más versátiles en la cocina asiática y cada vez se está extendiendo más su consumo por todo el mundo. La explicación es sencilla: su textura porosa facilita que absorba muy rápidamente todos los sabores que se le añadan.

Así por ejemplo podemos hacer hamburguesas de tofu y copos de avena. También podemos macerarlo con vinagre de manzana, aceite de oliva, salsa de soja y orégano. Se dejaría reposar y después lo saltearíamos. Delicioso.

Otra idea para aumentar aún más su contenido proteico es hacerlo en tortilla o en revuelto. Con unos trigueros o calabacín, estaremos ante un plato perfecto.

Fuente: Google

Fuente: Google

Pero si eres algo más tradicional y te da algo de miedo innovar, puedes simplemente añadirlo a ensaladas, tomarlo con una vinagreta de temporada; empanarlo o cocinarlo a la plancha con setas, por ejemplo.

Lo dicho, el tofu es una estupenda alternativa al consumo de carne. Así que ya sabéis, si lo habéis probado u os queréis animar a ello, adelante. No os vais a arrepentir.

Espero que os haya resultado útil la entrada de hoy.

Un saludo!

Anuncios

Nutricuriosidades volumen 7

Buenas tardes a todos.

Me las estabais pidiendo, así que vuestros deseos son órdenes para mí. Aquí están nuevamente las Nutricuriosidades de Dsobremesa, como siempre cargadas de información a veces útil, a veces solo curiosa 😉

Espero que os gusten, allá vamos:

– Hoy en día, la stevia es uno de los edulcorantes más conocidos, pero, ¿sabéis cómo se extrae este producto? Es similar al proceso de extracción del té: primero se remojan las hojas secas y finalmente, se separan sus glucósidos de esteviol (los compuestos dulces).

Fuente: Google

Fuente: Google

– Los cursos de cocina para niños (muy de moda actualmente también los programas en nuestras parrillas televisivas) han demostrado otorgar numerosos beneficios para los más pequeños. Entre ellos, combaten el miedo a probar, descubren el mundo gastronómico y se conciencian de llevar una alimentación saludable. Casi nada, ¿eh?

niños-amasando

– ¿Alguna vez os habéis preguntado cual es el alimento o los alimentos más antiguos del mundo? Los historiadores están de acuerdo en que junto con los higos, las almendras fueron los primeros alimentos cultivados del mundo.

Fuente: Google

Fuente: Google

– El nombre de diabetes tiene origen griego y significa sifón, dada la elevada frecuencia con la que orinan los diabéticos. Mellitus significa dulce, por el sabor de dicha orina. Una anécdota referente a esto, Woody Allen es diabético.

Pues bien, en su discurso de recogida del premio Príncipe de Asturias a las Artes en 2002, se refirió a su enfermedad de este modo: “Yo no me merezco este premio, pero tengo diabetes y tampoco me lo merezco”.

– Un estudio del Centro de Control de Enfermedades y Prevención ha demostrado que es más probable morir asesinado que por una alergia alimentaria. Concretamente en Europa, hay 1.81 probabilidades por un millón en un año de morir por dichas alergias frente a 324 probabilidades de hacerlo por un asesinato. Da que pensar…

– El agua mineral más caro del mundo es el Bling H2O. Tiene nueve procesos de purificación con ozono, ultravioleta…sus botellas están decoradas con cristales de Swarosky y piedras preciosas, por lo que su precio medio por botella oscila entre los20 y 35€. ¿Estaríais dispuestos a pagar ese precio por beber agua?

Fuente: Google

Fuente: Google

– Seguramente muchos habréis oído este dicho: “la lenteja es la carne del pobre”. Pero, ¿qué quiere decir exactamente? Ambos alimentos son muy nutritivos, pero es verdad que las lentejas deben combinarse con arroz u otros cereales, para que su contenido proteico sea igual de completo que el de la carne. Antiguamente era más asequible adquirir la legumbre que la carne.

– ¿Sabéis qué especies de mariscos y pescados son los que más metales tóxicos contienen? Son la pintarroja, el pez espada, los mejillones y los berberechos, que acumulan mercurio y plomo en las mayores cantidades. ¿Y qué puede hacer el consumidor para que todo esto no le cause ningún perjuicio? Pues diversificar el consumo de pescado y no tomar siempre las mismas especies.

– Existen unas pipas con sabor a nata (sí, habéis leído bien) llamadas Guazi. Mientras se habla, se camina, para picar entre horas… este producto lo consumen los chinos y es uno de los aperitivos más comunes ¡¡Les encanta!!

IMG-20150921-WA0003

Espero que hayáis disfrutado con esta nueva entrega. Y a vosotros, ¿cuál os ha llamado más la atención? ¿Conocíais alguna de ellas?

Un saludo!

Receta saludable de la semana: “cocido al estilo Dsobremesa”

Buenos días a todos.

Hoy en Dsobremesa os traigo uno de los platos más tradicionales de la gastronomía española. En este caso no os voy a decir que se trata de una receta rápida y sencilla, porque lleva su tiempo y es bastante laboriosa, dada la gran cantidad y variedad de ingredientes. Pero el resultado es tan exquisito, que en mi opinión, merece la pena todo el esfuerzo en la cocina.

Vamos por partes:

INGREDIENTES (RACIÓN):

– Garbanzos:60 gr.

– Fideos: 20 gr.

– Codillo de jamón: 30 gr.

– Panceta: 30 gr.

– Morcilla: 30 gr.

– Chorizo: 30 gr.

– Muslo de gallina: 50 gr.

– Hueso de caña de ternera para dar sabor

– Puerro: 50 gr.

– Zanahoria: 20 gr.

– Patata: 40 gr.

– Berza o repollo: 100 gr. en crudo.

– Miga de pan del día: 40 gr.

– Una rama de perejil.

– Ajo: medio diente.

– Huevo: la mitad de una unidad.

– Aceite de oliva: 10 gr.

ELABORACIÓN:

Hay muchas maneras de hacer un cocido, en mi casa, siempre se ha hecho de la siguiente forma:

Cocemos la carne (el codillo y el muslo de gallina) junto con la zanahoria y el puerro. En olla express tardaría unos 20 minutos y en una cazuela tradicional, una hora y media aproximadamente. Transcurrido ese tiempo, se sacan tanto la carne como las verduras y se reservan. Usaremos ese caldo resultante para cocer los garbanzos posteriormente.

Foto: Berta Calvo

Foto: Berta Calvo

Por otro lado, el repollo lo vamos a cocer junto con la patata, la morcilla y el chorizo en una olla express durante 5 minutos. De dicha cocción, obtenemos también un caldo, que colamos y desgrasamos, y que junto con el anterior usaremos para hacer lo propio con los garbanzos. Así, los garbanzos estarán cocidos en 25 minutos en olla express.

Foto: Berta Calvo

Foto: Berta Calvo

Ahora es el turno del relleno: batimos el huevo y añadimos la miga de pan, el diente de ajo picado y la rama de perejil también picada. Elaboramos una especie de masa y la damos la forma deseada (en este caso, de croqueta). Freímos a continuación con el aceite de oliva.

Y el último paso son los fideos para elaborar la sopa. El caldo que hemos empleado para cocer los garbanzos, lo colamos y nos va a servir para posteriormente cocer los fideos. En tan solo 5 minutos, estarán listos.

La forma de comer el cocido difiere mucho entre cada casa. A mucha gente le gusta tomar primero la sopa de fideos; después los garbanzos con las verduras y finalmente la carne. A otras personas nos gusta tomar la sopa con los garbanzos y la verdura y después la carne. Entre otras muchas virtudes, es en esto en lo que reside la riqueza de este plato.

Foto: Berta Calvo

Foto: Berta Calvo

ANÁLISIS NUTRICIONAL (RACIÓN):

* Calorías: 987,85 Kcal.

* Carbohidratos: 71 gr.

* Proteínas: 83,4 gr.

* Grasas/lípidos: 47,5 gr.

Como podéis comprobar, se trata de un plato hipercalórico en el que la mitad de las calorías lo aportan 3 ingredientes: el chorizo, la panceta y la morcilla evidentemente. A nivel nutricional, vamos a fijarnos en algo curioso, el contenido en grasa es incluso inferior a cualquier plato. La explicación es sencilla, apenas se emplea aceite y prácticamente los únicos que añaden grasa son los ingredientes anteriormente mencionados.

En el caso de las proteínas y carbohidratos, se encuentran bastante compensados gracias a la enorme variedad de componentes. Además, las verduras nos van a sumar fibra, antioxidantes y vitaminas, ayudando también a realizar una mejor digestión.

Ideal tomar de postre un yogur para evitar las flatulencias ocasionadas por los garbanzos o una fruta de temporada. A día de hoy, las fresas son una buena opción (podéis ver aquí un poco más acerca de su valor nutricional).

Mi recomendación es que el cocido debe disfrutarse, por supuesto, pero también tomarse con moderación, intentando no abusar de las carnes más grasas.

Receta no aconsejable para personas con sobrepeso u obesidad (aunque se podría adaptar eligiendo por ejemplo carne de pollo).

Espero que os haya gustado la receta de hoy.

Si queréis dejar algún comentario, estaré encantada de recibirlos.

Un saludo!

 

 

¿Qué debería haber en una cocina saludable?

Buenos días a todos.

Hoy quiero mostraros los imprescindibles que debe tener toda cocina que presuma de ser saludable. Tanto si hablamos de alimentos como de menaje y electrodomésticos, la parte de la casa donde la correcta alimentación se hace latente debe ser un espacio ordenado, limpio y con todo lo necesario para llevar a cabo su función.

Empezamos.

ALIMENTOS

Los 8 grupos de alimentos que no pueden faltar en nuestra cocina son: verdura, fruta, carne, pescado, féculas, lácteos, huevos y aceite. Todo lo demás ni son grupos de alimentos ni deben estar de forma habitual en nuestras despensas.

* Verduras

Si no tienes al menos 3-4 variedades de verduras, algo estás haciendo mal. Es importante conocer cómo se conserva cada una de ellas; así, las patatas, cebollas, zanahorias o ajos lo hacen mejor en un recinto ventilado pues el frío de la nevera podría afectarles demasiado. Pero sucede lo contrario si nos referimos a los vegetales de hoja (lechuga, espinaca, puerro…), que son preferiblemente almacenados en la nevera durante varios días siempre que estén metidos dentro de una bolsa de plástico perforada y ligeramente humedecida.

Acuérdate de consumir 3 raciones al día de verdura preferiblemente poco cocinada y que sea de temporada.

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

* Fruta

El tema de la fruta es complicado de equilibrar, ya que es necesario consumir al menos 2 raciones al día pero la fruta es un alimento que se conserva bien durante pocos días. Por ello, aunque resulte más tedioso, lo ideal sería comprar menos cantidad con mayor frecuencia. Así, evitaremos que se estropee.

Al igual que con la verdura, elige siempre la que esté de temporada.

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

* Carnes

Junto con el pescado y los huevos son los alimentos con mayor cantidad de proteínas, un nutriente necesario para formar nuestras fibras y músculos, así como, entre otras muchas funciones, nos ayuda a regular todo tipo de reacciones que suceden en nuestro organismo. Así que, conservadas en el congelador a no ser que se consuman en el mismo día, sería conveniente tener más cantidad de carne blanca (pollo, pavo, conejo…) que de roja (ternera, cerdo…) Ideal consumir a la semana una ración de carne roja y 3-4 de carne blanca. Mejor si es asada, a la plancha o cocida.

Fuente: Google

Fuente: Google

* Pescados

Aunque a algunos no sea de mucho agrado, el pescado posee más vitaminas que la carne y dependiendo de con qué tipo de carne la comparemos, también es más hipocalórico. Puedes ver una comparativa aquí.

Para evitar intoxicación por Anisakis, el mejor consejo es almacenar la pieza en un congelador a -18 ºC durante al menos 48 horas. Estas recomendaciones son válidas tanto si se trata de pescado azul (sardinas, salmón, atún…) como de blanco (merluza, pescadilla, mero…)

En cuanto a su consumo, lo ideal es una ración de pescado azul a la semana y 2-3 de pescado blanco. Evitando, por supuesto, las frituras y rebozados en su preparación.

Fuente: Google

Fuente: Google

* Féculas

En este grupo hablamos de harinas, cereales, pasta, arroz, pan… Cuanta menos humedad haya cerca de ellos, mejor se conservarán.

Estos alimentos son la base de una dieta saludable por lo que se recomiendan entre 3-4 raciones diarias.

Fuente: Google

Fuente: Google

* Lácteos

La leche una vez abierta debe conservarse en la nevera y consumirse en los días posteriores. Si se mantiene cerrada, puede guardarse en un espacio fresco sin mayor problema. En el caso de los productos lácteos (quesos, yogures…) deben mantenerse en la nevera.

2 raciones diarias de este grupo de alimentos, preferiblemente semi o desnatados nos ayudarán a mantener unos huesos sanos y aportarán las cantidades diarias recomendadas de calcio.

Fuente: Google

Fuente: Google

* Huevos

Hay una pregunta que seguro os habéis hecho más de una vez. ¿Por qué en el supermercado los huevos no están refrigerados y en casa se deben mantener en la nevera? Pues la respuesta nos la da María del Mar Fernández, directora del Instituto de Estudios del Huevo: «Cuando se pasa de frío a calor, lo normal es que se condense agua en la superficie, como un yogur o una fruta. En el huevo es muy peligroso porque tiene una capa porosa y permitiría que cualquier contaminación del exterior, al humedecerse, pasara al interior del huevo». Por tanto, señala que «el motivo de que no se refrigeren los huevos en el punto de venta es evitar ese salto térmico de frío a calor». (www.abc.es)

Así, lo más beneficioso es consumir unas 5 raciones semanales de huevo, preferiblemente cocinado con poco aceite (revuelto, en tortilla francesa, cocido, escaldado…)

Fuente: Google

Fuente: Google

* Aceites

Indiscutible a estas alturas decir cuál es el rey de los aceites: el de oliva. Para su óptima conservación, se recomienda un lugar seco sin luz directa para evitar oxidaciones.

Y tanto para cocinar como para aliñar, su consumo diario puede alcanzar hasta 20-30 gramos diarios.

Fuente: Google

Fuente: Google

ELECTRODOMÉSTICOS

1. Placa: de inducción, vitrocerámica o gas. Los alimentos conservan los nutrientes de la misma manera, lo que cambia en ellas es la rapidez en la elaboración (la más rápida es la de inducción), la limpieza (la de inducción suele ser la más limpia) y la admisión de distintos recipientes (tanto la de gas como la vitrocerámica admiten cualquier material.)

2. Horno: consume mucho, sí pero la forma de cocinar es de las más saludables y el asado si se hacer correctamente es una técnica culinaria muy apreciada por casi todos los paladares.

3. Microondas: se usa para cocinar aunque no todo el mundo sabe muy bien cómo hacerlo, por lo que suelen emplearlo más para calentar o “recalentar”.

4. Batidora: para hacer purés, salsas, cremas o postres se antoja un electrodoméstico bastante útil aunque nutricionalmente hablando destruye muchos nutrientes por lo que se aconseja utilizar con moderación.

MENAJE

Tanto o más importante son los utensilios utilizados para cocinar como lo que se cocina. Una buena batería de cocina con cazuelas, cazos y sartenes antiadherentes evitarán que se peguen los alimentos y que pierdan su sabor. Otro básico imprescindible es la olla express, un recipiente que reduce considerablemente el tiempo de cocción por lo que minimiza la pérdida de vitaminas.

Además de los anteriores, es necesaria una buena tabla para cortar. El mejor material es la silicona ya que la madera presenta grietas por donde se depositan microorganismos indeseados que pueden ocasionar todo tipo de contaminaciones.

Cuchillos convenientemente afilados de varios tamaños que realizan cortes precisos son otro de los básicos culinarios. Esto evita el desgarro de fibras en carnes o pescados, que propicia una pérdida de nutrientes. Si además tenemos a mano un buen afilador, se mantendrán perfectos durante mucho tiempo.

Y para finalizar, nombrar algunos pequeños utensilios como espumaderas, espátulas, ralladores bien afilados, jarra de medida, báscula…que también son bastante necesarios aunque no tan imprescindibles como los anteriores.

Fuente: Google

Fuente: Google

Espero que os haya resultado útil y decidme, ¿es saludable vuestra cocina?

Un saludo!

 

 

El Saludabilizador: “Espaguetis a la Piedad”

Buenos días a todos.

El Saludabilizador vuelve a la carga y esta vez lo hace con una receta que manda Piedad, a la cual agradezco desde aquí que quiera colaborar con esta sección y que quiera también dar un toque más saludable a su vida. Vamos con ello:

ANTES: “ESPAGUETIS A LA PIEDAD”

Ingredientes/ración: 

– Espaguetis: 100 gr. (en crudo)

– Carne picada (de cerdo y ternera): 80 gr.

– Cebolla: 15 gr.

– Tomate tipo Orlando: 100 gr.

– Aceite de oliva: 10 gr.

– Queso rallado en bolsa: 15 gr.

– Mantequilla: 10 gr.

Elaboración:

“Se cuece la pasta y se enfría con agua.

En una sartén a parte se saltea la cebolla y posteriormente la carne picada. Añades el tomate y una vez mezclado se lo echamos a la pasta. Una vez en la fuente para servir, espolvoreamos con queso rallado y con una cucharada de mantequilla. Gratinamos y servimos”.

Análisis nutricional/ración

* Calorías: 873.15 Kcal.

* Carbohidratos: 83.8 gr.

* Proteínas: 30.025 gr.

* Grasas/lípidos: 46.15 gr.

Una receta bastante completa (posee carbohidratos procedentes de la pasta, proteínas principalmente presentes en la carne picada; y vitaminas, fibra y minerales que podemos encontrar sobre todo en la cebolla y el tomate) pero tremendamente calórica debido, en gran parte, a la carne picada y a los productos lácteos para gratinar. Es muy apta para ser saludabilizada, y eso es lo que vamos a hacer a continuación:

DESPUÉS: “ESPAGUETIS CON CARNE Y TOMATE CASERO”

Ingredientes/ración:

– Espaguetis: 100 gr. (en crudo)

– Carne picada de pollo: 80 gr. Puedes encontrarla sin problema en tu carnicería habitual.

– Cebolla: 15 gr.

– Tomate casero natural compuesto por:

> Tomate: 50 gr.

> Cebolla: 15 gr.

> Ajo: 5 gr.

> Aceite de oliva: 10 gr.

> Albahaca: un pellizco (al gusto)

– Aceite de oliva: 10 gr.

– Cuña de queso semicurado: 30 gr.

Elaboración:

Cocemos la pasta y la enfriamos con agua.

A continuación hacemos el tomate: sofreímos el ajo y la cebolla, previamente cortados finamente. Después pelamos y cortamos el tomate en dados y se lo añadimos al ajo y a la cebolla. Condimentamos con albahaca y dejamos que cueza con el jugo del tomate durante 10-15 minutos hasta que adquiera una textura semilíquida.

Añadimos la preparación a la pasta y mezclamos. Vertemos en una fuente y rallamos la cuña de queso. Gratinamos y servimos.

Análisis nutricional/ración

* Calorías: 670.1 Kcal.

* Carbohidratos: 78.5 gr.

* Proteínas: 37 gr.

* Grasas/lípidos: 33.17 gr.

Así quedaría la tabla comparativa:

tabla

La diferencia calórica es importante, gracias fundamentalmente a haber sustituído un tipo de carne por otro (la carne de pollo contiene 98 Kcal mientras que la de cerdo y ternera, 200 Kcal). Ambas recetas se recomiendan consumir como plato único pues al ser tan completas en cuanto a ingredientes, un segundo plato resultaría innecesario. El postre más apropiado sería una fruta de temporada.

Espero que os haya servido y ya sabéis, si queréis saludabilizar alguna receta, sólo tenéis que pinchar aquí.

Un saludo!