Nutricuriosidades volumen 6

Buenos días a todos.

Como cada cierto tiempo, os traigo nuevas nutricuriosidades que he ido recopilando. Espero que os gusten:

– Todos tenemos una hormona llamada leptina (procede del griego leptos, que significa delgado), que actúa estimulando señales que producen saciedad e inhiben el apetito. Los sujetos obesos tienen los niveles de leptina muy aumentados.

leptina-obesidad

– ¿Sabías que solo 1 de cada 10 celiacos sabe que lo es? o lo que es lo mismo, 9 de cada 10 celiacos no saben que lo son. Inquietante.

La temperatura óptima para que el agua tenga su máximo poder rehidratante es de entre 10 y 14 ºC. El agua fría sí refresca pero no es el que más hidrata.

Las ensaladas de McDonald´s tienen un 60 % más de grasa que las mismas hamburguesas. Así que ojito con lo que nos venden como “más saludable” y lo que nosotros queremos ver como tal. Por cierto, caso aparte el eslogan de este cartel publicitario…

Fuente: Google

Fuente: Google

– Una recomendación nutricional para la mamá lactante es no tomar en su dieta alimentos que proporcionen mal sabor a la leche, por ejemplo: ajo, cebolla, col , embutidos fuertes y especias en general.

– Según el Real Decreto 1907/1996, se prohíbe usar el término “natural” como característica vinculada a pretendidos efectos preventivos o terapéuticos. Todo esto es debido a que se induce al engaño al consumidor, pues acabamos asociando “lo natural” con “lo saludable” cuando no tiene porqué ser así necesariamente.

– ¿Qué alimento diríais que es el más consumido del mundo? Al final de la entrada, os desvelo el misterio 😉

Las alergias más comunes en niños son a proteínas de la leche y al huevo; mientras que en los adultos lo son a las frutas, a los frutos secos y a las hortalizas.

Fuente: Google

Fuente: Google

– ¿Cómo podemos diferenciar el apetito emocional del hambre? El primero sucede de repente y lo asociamos a un alimento o tipo de alimentos en concreto. Además, no cesa aunque tengamos el estómago lleno y lo más importante, nos sentimos culpables después de comerlo. En el caso del hambre, viene poco a poco; está abierto a distintas opciones alimentarias; te quedas saciado y te produce calma cuando terminas.

Fuente: Google

Fuente: Google

Y hasta aquí las Nutricuriosidades, no sin antes afirmar que ¡¡¡El alimento más consumido del mundo es el ARROZ!!!

Espero que os haya gustado la entrada de hoy. Estaré encantada de recibir vuestros comentarios.

Un saludo!

Anuncios

Nutricuriosidades volúmen 4

Buenos días a todos.

Tengo constancia de que las echabais de menos. Pues aquí están. Vuelven las nutricuriosidades de dsobremesa. Un compendio de curiosidades del mundo de la nutrición que, espero, os resulten divertidas e interesantes.

– El/la Azukis (he encontrado distintas publicaciones que los/las nombran tanto en masculino como en femenino) es una legumbre roja de origen oriental. Poseen elevadas propiedades, entre otras, ayudar a prevenir los cálculos renales y aportan gran cantidad de energía (329 Kcal/100gr.)

Fuente: Google

Fuente: Google

– Para evitar los gases, que son fruto de las fermentaciones intestinales, toma infusiones de hierbas un cuarto de hora antes de las principales comidas. Harás mejor la digestión.

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

– El Chupa-chups nace con la idea de que los niños no se pringaran las manos al comer caramelos. Así, a Enric Bernat, su creador, se le ocurrió añadir un palito de madera en el caramelo.

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

– El famoso mito de que sudar adelgaza es falso. Es verdad que después de sudar se pesa menos, pero también lo es que nada más beber agua se recupera el peso perdido. Por lo que llegamos a la conclusión de que al sudar lo que perdemos es agua y no grasa. Y ojo, si hay demasiada pérdida hídrica podemos deshidratarnos.

Fuente: Google

Fuente: Google

– ¿Sabías que si estás constipado y tu sentido del olfato no funciona con normalidad sería fisiológicamente imposible distinguir una cebolla de una patata y de una manzana? La explicación es sencilla: las tres poseen una consistencia similar por lo que olfativamente no podríamos diferenciarlas. Si no te lo crees, haz la prueba 😉

Fuente: Google

Fuente: Google

– Existe un té de mantequilla. Se toma en la región del Tibet y sus habitantes pueden llegar a consumir hasta 50 tazas al día.

Fuente: Google

Fuente: Google

– Las hortalizas y las verduras no son lo mismo. ¿En qué se diferencian? Las primeras son vegetales que se producen en la huerta, mientras que las segundas son la parte verde (las hojas) de las hortalizas. Un ejemplo de hortaliza sería el tomate y uno de verdura sería la lechuga.

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

– Los hombres también experimentan cambios hormonales mientras esperan la paternidad. Uno de los más curiosos es el aumento de su apetito.

Fuente: Google

Fuente: Google

– Una leyenda que se va al traste: las espinacas no tienen tanto hierro como nos hacía creer el famoso personaje Popeye. Al traducir el estudio sobre las espinacas del científico alemán E.Van Wolf (1870), en el dato relativo a la cantidad de hierro se colocó mal la coma de los decimales, de tal manera que la cantidad fue multiplicada por diez por error. Es decir, en el estudio aparecía como: 25.7 mg de hierro/100 gr. de espinacas, cuando en realidad eran 2.57 mg./100 gr. No nos extrañe que por aquel entonces Popeye, al comer las espinacas se llenara de una fuerza sobrenatural.

Fuente: Google

Fuente: Google

Espero que os hayan gustado, y ya sabéis si queréis echar un vistazo a más nutricuriosidades podéis pinchar aquí, aquí y aquí.

Un saludo!

Fuentes:

http://www.natursan.net

“Comer o no comer. Falsedades y mitos de la alimentación”. Antonio Ortí.

 

¿Nos vamos de cañas?

Tras un fin de semana (o puente para algunos) voy a hablar de un alimento que seguro que más de uno habréis consumido. La cerveza constituye casi casi una forma de sociabilización, pues en muchos casos “irse de cañas” no es solamente ir a consumir esa bebida sino quedar con amigos y pasar un buen rato.

He de decir que como nutricionista y dietista es la única bebida, junto con el vino y la sidra que recomiendo en una dieta equilibrada. ¿Por qué? Ahí van los motivos:

– La cerveza contiene una capacidad antioxidante global notable, parecida a la de los vinos, zumos y mostos. El tipo de cerveza no influye en dicho poder antioxidante, aunque es un poco más elevado en el caso de las cervezas negras frente a las rubias.

– El lúpulo, encargado de otorgar ese característico amargor, disminuye los niveles de triglicéridos, de colesterol LDL (el comúnmente denomidado “colesterol malo”) y de colesterol total. Esto supone que en cantidades moderadas, el consumo de cerveza ayuda a controlar el colesterol y previene frente al riesgo de aparición de enfermedades cardiovasculares.

Así mismo, el lúpulo también estimula el apetito, de ahí que apetezca tanto el requerido pincho para acompañar a la cerveza. Además, este compuesto posee una función  sedante y tranquilizante. Ese es el principal motivo (junto con la baja graduación alcohólica) por el cual, tras consumir cerveza, nuestro cuerpo tiende a “relajarse” e incluso a “adormilarse”.

– En el caso de las mujeres con los síntomas de la menopausia, decir que tomando de 3 a 6 cervezas a la semana,podemos aumentar los niveles de estrógenos (hormonas sexuales que en la menopausia disminuyen considerablemente), paliando los incómodos síntomas del síndrome menopáusico.

– El silicio, mineral presente en la cerveza y que contribuye a la formación de hueso y cartílago, podría ayudar a prevenir la osteoporosis. Aunque hay que decir que las más beneficiosas frente a esta enfermedad son las cervezas que contienen lúpulo y leche de malta.

 

Todos estos factores hacen de la cerveza un alimento saludable si se consume con moderación. 

Pero también es importante destacar que dependiendo de cómo se consuma, ésta será más o menos saludable.

Por ejemplo:

* El botellín: un botellín de 200 ml.(1/5) tiene 90 Kcal. La misma medida, pero sin alcohol contiene 34 Kcal.

* La caña: una caña de 200 ml. contiene las mismas calorías que un botellín de la misma cantidad, es decir 90. Pero consumida con limón, ésta presenta algunas más: 95,35 Kcal. No es una cantidad importante, pero sí hay que saber que al añadir refresco, aumentamos el consumo de azúcares y por tanto, de calorías.

* Cerveza negra: 200 ml. de esta cerveza aportan 118,28 Kcal. Este aumento es debido a que posee más graduación alcohólica (8º frente a los 4-5º de la rubia). Por otro lado, hay que decir en su favor que el poder antioxidante es mayor que en el de la rubia.

Aquí os dejo una tabla resumen que compara las calorías de distintos tipos de bebidas alcohólicas y no alcohólicas:

Como conclusión hay que decir que esta bebida, tan importante en nuestra cultura y dieta Mediterránea, otorga unos beneficios nutricionales significativos.

Además ya es hora de ir desterrando ese falso mito de que la cerveza crea la “barriga cervecera” o “curva de la felicidad”. Está claro que un consumo abusivo, como sucede siempre, puede provocar un aumento de grasa en nuestro cuerpo, pero está más claro aún que la gente que tiene ese “abultamiento abdominal” suele ser consecuencia de una dieta desequilibrada y más concretamente de acompañar esa cerveza con productos hipercalóricos.

Imagen extraída de Google

Por tanto, recomiendo una cerveza al día sin alcohol en personas con sobrepeso/obesidad o con alcohol si no se padece.

Hay que saber disfrutar de los pequeños placeres de la vida, y qué duda cabe que la cerveza, para muchos, es uno de ellos.

 

Saludos!