Receta saludable de la semana: “risotto de verduras”

Hola a todos.

Hoy os traigo una suculenta receta, además de muy saludable. Todos sabemos que el arroz es uno de los alimentos más versátiles. Conocemos desde la famosa paella, el tradicional arroz blanco, la sopa de arroz, ensalada de arroz, y hasta incluso el arroz con leche.

También conoceréis el risotto, un plato muy conocido de origen italiano, concretamente del norte de Italia (Milán, Lombardía…)

Pues bien, aunque la receta tradicional lleva queso parmesano, yo no tenía a mano y decidí emplear el que tenía, que era un semicurado. El resultado es delicioso también. A continuación os dejo con la receta, espero que os guste:

INGREDIENTES (RACIÓN):

– Arroz: 40 gr.

– Calabaza: 20 gr.

– Coliflor: 20 gr.

– Tallos de berza: 20 gr.

– Puerro: 20 gr.

– Champiñones frescos: 20 gr.

– Queso semicurado en lonchas: una loncha.

– Salsa de tomate: 10 gr.

– Ajo: medio diente.

– Aceite de oliva virgen extra: 10 gr.

– Pimentón dulce: media cucharada de postre.

– Albahaca: un pellizco (al gusto).

ELABORACIÓN:

Hacemos un sofrito con el diente de ajo y el puerro. Después de quedar bien dorado, añadimos el pimentón dulce, removemos bien e incorporamos la salsa de tomate. Repetimos la operación y echamos la calabaza cortada en dados, los tallos de berza, los champiñones y la coliflor.

Una vez esté listo el sofrito, cubrimos con agua aproximadamente dos dedos y dejamos que vaya cociendo lentamente. Transcurridos unos 15 minutos, es decir, cuando estén al dente las verduras, añadimos el arroz. Importante ir moviendo constantemente para que no se nos pegue. Probamos, y cuando notemos que está prácticamente a nuestro gusto, echamos el queso.

Para terminar, dejamos 2-3 minutos que repose el arroz antes de emplatar.  Una vez en el plato, decoramos con albahaca.

risotto

ANÁLISIS NUTRICIONAL (RACIÓN):

* Calorías: 310.07 Kcal.

* Carbohidratos: 36.24 gr.

* Proteínas: 10.87 gr.

* Grasas/lípidos: 13.5 gr.

Estamos ante una receta muy completa, en la que los carbohidratos y las proteínas los aporta el arroz; y las distintas verduras y hortalizas, las vitaminas, minerales y antioxidantes. El queso es el encargado de las grasas, que equilibran un plato, cuyo consejo es tomarlo como plato único y acompañarlo con una fruta de temporada (naranja, mandarinas…) como postre.

Espero que os haya gustado esta idea y ya sabéis, todo comentario es bienvenido aquí en Dsobremesa.

Un saludo!

 

Anuncios

Receta saludable de la semana: “pollo en papillote relleno de espinacas y setas”.

Buenas tardes a todos.

Como ya se acerca la hora de comer, os propongo para hoy (o para cuando queráis) una receta muy sencilla, saludable pero sobre todo, algo distinta.

No se si conocéis la técnica del papillote. Consiste en envolver un alimento con papel resistente al calor (normalmente se emplea el papel de aluminio aunque también se obtiene muy buen resultado con el papel sulfurizado) y aplicar una fuente de calor como puede ser el horno, el agua…

En este caso vamos a utilizar papel de aluminio y la fuente de calor será el horno.

A ver qué os parece:

INGREDIENTES (RACIÓN):

– Muslo de pollo deshuesado: 150 gr.

– Espinacas frescas: 30 gr.

– Setas de cardo: 20 gr.

– Cebolla: 20 gr.

– Aceite de oliva: 10 gr.

Podemos acompañarla por un tipo de salsa también muy sencilla, la salsa Soubise. Conseguiremos aportar aún más jugosidad al pollo. Sus ingredientes son:

– Harina: 10 gr.

– Leche desnatada: 40 ml.

– Jugo del pollo en papillote: 10 ml.

ELABORACIÓN:

Deshuesamos el muslo de pollo procurando dejar el orificio del hueso. Debemos intentar que no se desarme. Por otro lado, salteamos las setas, las espinacas y la cebolla y reservamos el sofrito. Vamos precalentando el horno a 180 ºC.

Rellenamos el pollo con el salteado. Cogemos el papel albal, le añadimos una o dos gotitas de aceite de oliva para que no se pegue y lo enrollamos. Hacemos la forma de una morcilla con el relleno dentro. Lo dejamos 15 minutos en el horno. Transcurrido ese tiempo, lo sacamos y dejamos enfriar sin desenvolverlo. Recogemos los jugos que ha soltado, y éstos junto con el aceite de oliva, la leche y la harina lo pasamos a la batidora donde lo trituraremos. Quedará una salsa de consistencia no muy espesa.

Una vez tenemos la salsa, desenvolvemos el pollo y lo cortamos en rodajas de unos 3 cm. Emplatamos y acompañamos por la salsa.

ATT_1421408209812_image

ANÁLISIS NUTRICIONAL (RACIÓN):

* Calorías: 437,25

* Carbohidratos: 13,3 gr.

* Proteínas: 38,91 gr.

* Grasas/lípidos: 25,48 gr.

Como veis se trata de un plato no demasiado calórico y bastante equilibrado. El pollo aporta sobre todo la parte proteica; las verduras y setas, los minerales y vitaminas y los carbohidratos principalmente la salsa.

Ideal tomado como segundo plato acompañado por una ensalada de canónigos, queso fresco (para aportar más calcio, aparte del de las espinacas) y espárragos, que son ricos en fibra. Como postre, una fruta de temporada rica en vitamina C como es la naranja terminará por redondear un menú de lo más completo.

Espero que os haya gustado la receta de hoy, y ya sabéis si os animáis a hacerla o a problarla podéis dejar vuestros comentarios en el blog o en cualquiera de sus redes sociales:

– https://www.facebook.com/dsobremesa

– @dsobremesa1

Un saludo!

 

Receta saludable de la semana: “salteado de níscalos con acelgas”

Buenos días a todos.

¿Has leído acelgas y has dudado si pinchar en la entrada? Craso error. Mira por qué:

La receta saludable de esta semana trae consigo una nueva manera de elaborar estos dos productos de temporada: los níscalos y las acelgas. Ambos alimentos son muy hipocalóricos y además combinan muy bien en sabor.

Vamos a ello:

INGREDIENTES (ración):

– Hojas de acelgas: 100 gr. Si lo prefieres puedes emplear espinacas.

– Níscalos: 100 gr.

– Cebolla: 20 gr.

– Zanahoria: 20 gr.

– Leche desnatada: 20 ml.

– Pimienta blanca: un pellizco (al gusto)

– Aceite de oliva: 20 gr. (dos cucharadas soperas)

ELABORACIÓN

Limpiamos y troceamos los níscalos previamente. Una vez que están listos los reservamos. Luego escaldamos las acelgas. El escaldado es una técnica culinaria que consiste en remojar la verdura (normalmente) solamente unos segundos en agua hirviendo. Es una estupenda manera de conservar el color y los nutrientes de los alimentos. Posteriormente pasamos las acelgas a un recipiente con agua fría y las picamos en tiras finas. Reservamos también.

Por otro lado,  vamos a trocear la cebolla y la zanahoria y las vamos a saltear. En ese momento, incorporamos los níscalos e inmediatamente después, las acelgas. Mezclamos enérgicamente. Es el turno de añadir la pimienta.

Y ya finalmente, echamos la leche. Removemos toda la mezcla despacio a fuego lento durante 10 minutos.

Emplatamos. Consumir caliente.

Foto: Berta Calvo

Foto: Berta Calvo

ANÁLISIS NUTRICIONAL (ración):

* Calorías: 250.1

* Carbohidratos: 8.2 gr.

* Proteínas: 5.06 gr.

* Grasas/lípidos: 20.883 gr.

Como podéis apreciar se trata de una preparación con un contenido calórico bajo, siendo el aceite de oliva la principal fuente de calorías del plato. Combinan muy bien la vitamina K y el betacaroteno de las acelgas con la fibra y el calcio presentes en los níscalos. Es un plato muy digestivo ya que la cantidad de hongos es moderada. Ideal consumirlo como primer plato en la comida, acompañado por un pescado azul (salmón, trucha, sardinas…) y de postre, por una fruta de temporada como puede ser el mango o la naranja para aportar vitamina C.

También es buena idea tomar esta receta en la cena ya que como hemos dicho, es un plato ligero y digestivo.

Apto para personas con sobrepeso, obesidad y celiacos.

Foto: Berta Calvo

Foto: Berta Calvo

Espero que os haya gustado la receta y que os haya servido para saber que existen más preparaciones culinarias y recetas que pueden hacerse con estos afamados hongos. Además, si no sois muy amantes de las acelgas, ésta es una estupenda forma de consumirlas, pues los níscalos camuflan bastante su sabor.

Un saludo!

 

 

El Saludabilizador: “semifrío de moras”

Buenas tardes a todos.

Como ya sabéis, en dsobremesa nos encanta saludabilizar recetas. En este caso, agradecer a Jorge, quien ha mandado una que ha visto en internet y “le parecía apetecible”. Se trata de un postre a base de moras, una fruta muy otoñal de la que ya hablamos en la anterior entrada.

Comenzamos con el proceso:

RECETA ORIGINAL: “semifrío de moras”

INGREDIENTES/PERSONA *

* En el artículo de la web no especifica para cuantas personas es la receta. He deducido que es para 4. De esta manera, las cantidades y el análisis nutricional está referido a una persona.

– Moras: 75 gr.

– Claras de huevo: 2 y media.

– Nata: 50 ml.

– Azúcar: 27.5 gr.

– Bizcocho de mantequilla: una unidad

– Agua: 25 ml.

ELABORACIÓN:

Añado la decripción de la receta tal y como aparece en el enlace: http://www.hola.com/cocina/escuela/2013081654285/recetas-postres-moras/

“1. Batir y colar las moras reservando lo que queda en el colador.

2. Montar las claras de huevo con la mitad del azúcar.

3. Montar la nata líquida con el resto del azúcar.

4. Mezclar las moras batidas con la nata con ayuda de una espátula con movimientos envolventes para que no se baje.

5. Incorporar las claras con los mismos movimientos.

6. Verter en un molde y congelar.

7. Para hacer el culís de moras, cocer en una cazuela el agua con las dos cucharadas soperas de azúcar y lo reservado de las moras en el colador.

8. Dejar hervir 5 ó 7 minutos y colar.

Presentación:

En un plato, presentar una lámina de bizcocho; sobre ésta, el semifrío de moras, y regar con el culís”.

ANÁLISIS NUTRICIONAL/PERSONA:

* Calorías: 609, 5

* Carbohidratos: 71.35 gr.

* Proteínas: 15.6 gr.

* Grasas/lípidos: 29.21 gr.

Cualquier postre compuesto por frutas va a mitigar el exceso calórico si lo comparamos con recetas de postres industriales, por ejemplo. Sin embargo, en este caso, una ración contiene tantas calorías como debería tener una comida entera. Por tanto, aunque las moras son una fruta muy saludable, es conveniente consumir con bastante moderación.

RECETA SALUDABILIZADA: “semifrío de moras al estilio Dsobremesa”

INGREDIENTES/PERSONA:

– Moras: 100 gr.

– Leche desnatada: 30 ml.

– Azúcar: 10 gr.

– Galleta tipo María: 20 gr. (3 galletas)

– Mantequilla: 10 gr.

– Gelatina: una lámina de cola de pescado.

– Maizena: 5 gr.

ELABORACIÓN:

Para la base del semifrío hacemos una tierra de galletas:

Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla, que estará previamente atemperada (la damos un golpe de calor en el microondas: unos 20 segundos es suficiente). Mezclamos bien ambos ingredientes y lo echamos en un vasito decorativo o en un pequeño cuenco. Lo dejamos en la nevera.

Para el semifrío:

Ponemos las moras en una cazuela y le añadimos el azúcar. A fuego moderado vamos moviendo lentamente para que no se pegue el puré durante unos 15-20 minutos. Trituramos la mezcla resultante y la colamos, preferiblemente con un chino. A la preparación la echamos la leche y dejamos que hierva. Cuando rompa a hervir, incorporamos la maizena (diluida previamente en un poquito de leche) y unimos todo bien hasta que quede todo bien ligado.

Retiramos del fuego y le colocamos la lámina de gelatina. Movemos lentamente y dejamos que temple. Una vez templado vertemos sobre la tierra de galleta y reservamos en la nevera hasta que vaya a ser consumido.

Foto: Berta Calvo

Foto: Berta Calvo

ANÁLISIS NUTRICIONAL:

* Calorias: 249.99

* Carbohidratos: 25.82 gr.

* Proteínas: 2.32 gr.

* Grasas/lípidos: 15.225 gr.

De forma gráfica, éstas serían las diferencias nutricionales entre ambas recetas:

tabla moras

 

Mucha es la diferencia calórica. Casi un 60 % menos de calorías posee la receta saludabilizada. Eso en gran medida es gracias a la ausencia de nata. La leche desnatada posee muchas menos y el resultado final que ofrece es bastante similar, por lo que creemos que es mejor opción y más saludable. Respecto al resto de macronutrientes, vemos como todos ellos están en una proporción mucho menor que en la receta original. Llama especialmente la atención el caso de las proteínas. Solamente las claras de huevo contienen 10. 5 gramos de proteínas, por lo que al no incluirlas en la receta saludabilizada esta cantidad se ve mermada.

Si nos referimos al segundo postre, se trata de una receta calórica (no deja de ser un postre) pero con un nivel moderado. Así que tomando un primer plato y un segundo más ligeros (verdura al vapor, ensaladas…y un pescado blanco al horno por ejemplo), la comida completa puede respetar las recomendaciones requeridas y por tanto darnos un pequeño “capricho” de vez en cuando.

Espero que os haya gustado la entrada de hoy y os sirva para poder hacer más saludable cualquier receta. Ya sabéis, si queréis que haga lo propio con alguna vuestra sólo tenéis que pinchar aquí y veréis el resultado final.

Por último, dar las gracias a Berta Calvo por la fantástica foto del “semifrío al estilo Dsobremesa”. Imágenes tan evocadoras y sutiles como esa, hacen aún más apetecible cualquier receta.

Un saludo!

Receta saludable de la semana: “ensalada de verano”

Buenas tardes a todos.

Si pensamos en recetas veraniegas seguro que a la mayoría nos viene a la cabeza una palabra: ensalada. Y la verdad es que con estas temperaturas son los platos que más apetecen.

En este caso, vamos a utilizar varios ingredientes que seguramente no estéis acostumbrados a mezclar, pero cuyo resultado final os va a sorprender gratamente.

Os explico más a continuación:

INGREDIENTES (RACIÓN):

– Coliflor: 50 gr.

– Pasta (en forma de hélices): 20 gr.

– Tomate natural: 20 gr.

– Cebolleta: 20 gr.

– Pepinillos en vinagre: 10 gr.

– Aceite de oliva virgen extra: 5 gr. (una cucharadita de postre)

– Vinagre de Jerez: 5 gr. (una cucharadita de postre). También puede emplearse vinagre de manzana o de Módena (aunque este último es más calórico).

– Albahaca: un pellizco.

– Pimienta blanca: un pellizco.

ELABORACIÓN:

Hervimos la pasta por un lado hasta que quede aldente (unos 7-8 minutos). Hacemos lo mismo con la coliflor. Esta hortaliza suele tardar unos 20 minutos en cocer (en una cazuela), pero si queremos acelerar este proceso podemos añadir una punta de cuchillo de bicarbonato.

Una vez hayamos retirado ambos ingredientes por separado, retiramos y refrescamos con agua fría para posteriormente mezclarlos en una fuente para ensalada.

Por otro lado, picamos la cebolleta, el tomate (deberá estar lavado, pelado y desprovisto de semillas) y los pepinillos en vinagre. Los incorporamos a la coliflor y a la pasta. Condimentamos con la albahaca y la pimienta blanca y finalmente aliñamos con el aceite y el vinagre.

¡¡¡Consejo!!!: una vez elaborada la ensalada, déjala reposar 10 minutos. Esta maceración ayudará a potenciar aún más todos los sabores.

IMG_20140717_104830

ANÁLISIS NUTRICIONAL (RACIÓN):

* Calorías: 144.67 Kcal.

* Carbohidratos: 19.76 gr.

* Proteínas: 3.9 gr.

* Grasas/lípidos: 5.5 gr.

Como cualquier ensalada saludable que se precie (aquellas que incorporan salsas hipercalóricas tipo César, salsa rosa, tártara, de quesos, con nata…no deben considerarse ensaladas), esta receta contiene muy pocas calorías. La mayoría de ellas provienen de la pasta y del aceite de oliva virgen extra. Se trata de un plato bastante completo aunque le faltaría una fuente protéica. Por ello, es ideal tomarla en la comida con un segundo plato en forma de carne o pescado blanco, o en la cena añadiéndola además un huevo cocido, para así redondear todos los nutrientes básicos. Una fruta de temporada (melón, sandía, melocotón, paraguaya…) ya sea en la comida o en la cena culminará un menú de lo más saludable.

No apta para: celiacos (pues vosotros deberéis escoger una pasta sin gluten).

Apta para: personas con sobrepeso.

Espero que os haya gustado la receta de hoy y ya sabéis, a aquellos que no os guste demasiado la coliflor pero sí las ensaladas, puede resultaros una original y diferente forma de tomarla. Si queréis, podéis contar vuestra experiencia en dsobremesa 😉

Un saludo!