Alternativas a la carne: el tofu

Buenas tardes a todos.

Como supongo que todos habréis oído, leído u os han contado, la OMS (Organización Mundial de la Salud) sacó a la luz un estudio en el que concluía que “cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida diariamente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%”.

No se trata de prohibir su consumo, ni el de las carnes rojas, pues en el caso de las últimas, sus beneficios nutricionales son más que evidentes. Podéis verlas aquí. Si hablamos de las procesadas, se trata de elegir otras opciones con mayor interés nutricional; mientras que las carnes rojas, podemos limitar su consumo en una o dos raciones semanales (todo depende de la etapa vital en la que te encuentres, de tu actividad física o tu edad).

Una de las alternativas más diferentes a la carne, que seguro es bien conocida por vegetarianos y amantes de la comida exótica es el tofu.

QUÉ ES EL TOFU

Al igual que existe la cuajada de la leche de vaca; existe la propia de la leche de soja, y este es el tofu.

Se obtiene coagulando la leche de soja y prensando su cuajo. Por lo tanto, su aspecto es muy similar al del queso fresco, aunque la textura y el sabor no tienen nada que ver.

Fuente: Google

Fuente: Google

Es uno de los alimentos más importantes en la cocina asiática en general y en la japonesa en particular, dadas las múltiples recetas que pueden prepararse a base de tofu. Es por ello por lo que también se le conoce como el “queso de Asia”.

TOFU vs. CARNE

El tofu está totalmente libre de sustancias contaminantes, como pueden ser los antibióticos que se les suministran a los animales o las hormonas empleadas para su engorde. Todo esto hace que las toxinas que afectan al metabolismo de las carnes, no estén presentes en el tofu, evidentemente.

A las carnes procesadas se le añaden conservantes para que aumente su vida útil. El tofu solamente contiene habas o semillas de soja, agua y un gelificante. Suele ser el cloruro de magnesio o nigari o el sulfato de calcio, con el que obtenemos un tofu más suave.

Ahora vamos a comparar 100 gramos de tofu con la misma cantidad de pollo deshuesado y de solomillo de ternera. Estas son sus diferencias nutricionales:

cats

 

 

 

Como podemos observar, el tofu a nivel calórico posee prácticamente las mismas calorías que el solomillo de ternera. Sobre todo debemos hacer hincapié en la cantidad de proteínas. 10 gramos son los que los separan y hay que decir que los de ambos alimentos son de alta calidad pues en el caso del tofu, sus aminoácidos provienen de la soja; el único alimento de origen vegetal que puede equipararse a la carne en este sentido.

En lo que sí que sale ganando el tofu claramente es en la fibra. La carne todos sabemos que no se caracteriza precisamente por este nutriente, pero en el caso del tofu, sus niveles son apreciables.

RECETAS CON TOFU

Como ya hemos dicho es uno de los alimentos más versátiles en la cocina asiática y cada vez se está extendiendo más su consumo por todo el mundo. La explicación es sencilla: su textura porosa facilita que absorba muy rápidamente todos los sabores que se le añadan.

Así por ejemplo podemos hacer hamburguesas de tofu y copos de avena. También podemos macerarlo con vinagre de manzana, aceite de oliva, salsa de soja y orégano. Se dejaría reposar y después lo saltearíamos. Delicioso.

Otra idea para aumentar aún más su contenido proteico es hacerlo en tortilla o en revuelto. Con unos trigueros o calabacín, estaremos ante un plato perfecto.

Fuente: Google

Fuente: Google

Pero si eres algo más tradicional y te da algo de miedo innovar, puedes simplemente añadirlo a ensaladas, tomarlo con una vinagreta de temporada; empanarlo o cocinarlo a la plancha con setas, por ejemplo.

Lo dicho, el tofu es una estupenda alternativa al consumo de carne. Así que ya sabéis, si lo habéis probado u os queréis animar a ello, adelante. No os vais a arrepentir.

Espero que os haya resultado útil la entrada de hoy.

Un saludo!

Anuncios

Alimentos de otoño

Buenos días a todos.

Ya hemos entrado y bien entrado en el otoño, y lejos de ser una estación triste y aburrida, culinariamente es una de mis favoritas. La enorme variedad de alimentos que nos trae, inunda nuestros platos de color y sabor.

Empecemos por las frutas:

Los higos, el caqui, la chirimoya, la granada, el mango, la pera, la naranja, la uva, el membrillo y las mandarinas son las más características.

Los higos poseen elevadas cantidades de fibra, de selenio y de flavonoides (antioxidantes importantes); y son las frutas más ricas en calcio. Si hablamos del caqui, podemos decir que éste es rico en agua y en pectina, una fibra soluble. Además, es interesante su contenido en provitamina A, vitamina C y minerales como el potasio.

En cuanto a la chirimoya, ésta posee gran presencia de agua y de azúcares; así como baja de grasas y proteínas, por lo que su valor calórico es bastante elevado. Destaca además, su aporte de fibra. En el caso contrario tenemos a la granada, que apenas tiene azúcares, pero sí ácido cítrico y taninos (con acción antiinflamatoria).

Fuente: Google

Fuente: Google

Seguimos repasando las frutas y ahora nos centramos en el mango, en el que el magnesio, los azúcares, la provitamina A y la vitamina C son los nutrientes protagonistas en su interior. Si hablamos de la pera, podemos afirmar que se trata de una de las frutas que puede consumirse en todas las etapas vitales. Y os preguntaréis ¿por qué? Su porcentaje de fibra, de potasio y su riqueza en taninos (en este caso poseen acción astringente) tienen la culpa.

Es el turno de una de las frutas más consumidas en España: la naranja. Todos conocemos su riqueza en vitamina C, pero probablemente es menos conocido su aporte en ácido fólico, en potasio, en magnesio y en calcio (este último no se absorbe en grandes proporciones). También debo decir que la naranja posee bastante fibra, pero ésta se encuentra entre la pulpa y la corteza, lo que comúnmente conocemos como “la parte blanca de la naranja”. Así que ya sabéis, si queréis tomar su fibra, no retiréis esa parte.

Fuente: Google

Fuente: Google

Numerosos antioxidantes como los taninos, los antocianos y los flavonoides están presentes en las uvas, y dependiendo de sus variedades podemos encontrar, además, vitaminas (sobre todo, ácido fólico y vitamina B6) y fructosa.

Así que recordad, ¡las uvas  no son solo para Nochevieja!

 

Y finalmente, vamos a mencionar al membrillo, con bastante fibra soluble (mucílagos y pectina) y a las mandarinas. Estas últimas poseen menos vitamina C que las naranjas, pero más provitamina A que cualquiera de sus hermanos los cítricos.

Continuamos con las hortalizas:

Aunque hoy en día se puede encontrar casi todos los alimentos en casi todas las épocas del año, es importante saber qué alimentos se encuentran de temporada.

Es el caso de las alcachofas, de las que ya os hablé aquí, y que comienzan a estar en su mejor momento.

Fuente: Google

Fuente: Google

También, es el de la berenjena, una hortaliza rica en agua y con poca presencia de carbohidratos, grasas y proteínas.

A diferencia de otras hortalizas, apenas tiene fibra, pero sí mucho potasio. Hay que mencionar que la berenjena cruda contiene un alcaloide tóxico, la solanina, que puede provocar migrañas así como problemas gastrointestinales. Esta sustancia suele estar presente también en otros frutos poco maduros.

 

Seguimos con la col lombarda, una variedad de col muy rica en compuestos sulfurosos, vitamina C y ácido cítrico. Además, como el resto de las coles es rica en fibra, pero a diferencia de otras, ésta posee antocianina, la sustancia antioxidante responsable de su color morado. Como curiosidad, decir que la lombarda estará fresca si se encuentra bien prieta y de color rojizo o amoratado.

La calabaza también está de temporada. Contiene fibra, betacarotenos, vitamina C, vitamina E y folatos (contribuyen a la formación de glóbulos rojos y blancos, por lo que mejoran el sistema inmunológico) entre otros muchos nutrientes.

También vamos a hablar de los frutos secos, concretamente de tres de ellos, los más presentes en otoño:

Octubre es el mes de las avellanas, unos frutos secos muy energéticos (30 gramos de las mismas aportan 180 calorías) pero no por ello no son saludables. El magnesio, potasio y fósforo son los minerales más abundantes; y en el caso de las vitaminas, destacan la vitamina E y el ácido fólico como fuentes principales. Son además ricas en fibra. En el caso de las grasas, los omega 6 son los ácidos grasos poliinsaturados más abundantes, aportando una importante función cardiosaludable (logran disminuir los triglicéridos y el colesterol total).

Fuente: Google

Fuente: Google

De las nueces ya os hablé aquí, y por ello quiero resaltarlas también, pues es su mejor época de consumo.

Si hablamos de los frutos secos otoñales no podemos olvidarnos de las castañas, con una proporción en carbohidratos complejos similar a la de los cereales, un 3%; pero muy inferior respecto al resto de frutos secos, que poseen hasta un 50% Son ricas en folatos y en potasio.

Y ya para acabar, otro de los grupos de alimentos más apreciados en esta estación. Me

Fuente: Google

Fuente: Google

estoy refiriendo a las setas. Estas son ricas en agua y muy hipocalóricas, tan solo añaden 20 calorías por cada 100 gramos de alimento a nuestra dieta. Eso sí, su aporte en vitaminas del grupo B (concretamente en vitamina B2 y B3), en yodo, potasio y fósforo es enormemente destacable.

Poseen una sustancia, el ergosterol que solo está presente en tejidos vegetales y que puede transformarse con ayuda del sol en vitamina D.

Podemos nombrar dependiendo de la zona a los boletus, níscalos, setas de cardo, rebozuelo, champiñón, trufas…

Con todos estos alimentos, podemos realizar menús y recetas infinitas, como las que aquí os dejo:

MENÚ 1


 

  • Lombarda al vapor con manzana.
  • Salmón en papillote con salteado de setas.
  • Membrillo con nueces.

MENÚ 2


 

  • Crema de calabaza.
  • Berenjenas rellenas.
  • Flan de castañas (podéis ver la receta aquí).

MENÚ 3


 

  • Ensalada de tomate, granada, mango y nueces.
  • Conejo en salsa de avellanas con alcachofas.
  • Chirimoya.

Y a vosotros, ¿os gustan los alimentos que nos ofrece esta temporada? ¿Qué menús elegirías? Os animo a que dejéis vuestras propuestas 😉

Un saludo!

 

 

 

 

Descubriendo el amaranto

Buenos días a todos.

Hoy cumplo los deseos de una seguidora, Iris, del blog “Cuentos de un mundo descosido ” quien me sugirió que hablara del amaranto. Se trata de un alimento poco común en España, pero que, como sucede con la quinoa, las semillas de chía o la avena, cada vez cobran más protagonismo en nuestros platos, y por ello desde aquí queremos hacerles una entrada.

ORIGEN Y CULTIVO

Según evidencias arqueológicas, se cree que esta planta es originaria de México, concretamente de Puebla. Es una planta que pertenece a la familia de las amarantáceas, a cuyas subfamilias pertenecen por ejemplo, la quinoa, la remolacha o la espinaca.

hoja del amaranto

El amaranto se ha cultivado desde Arizona y Nuevo México (Estados Unidos), hasta en países como Bolivia y Perú, extendiéndose posteriormente por toda la geografía sudamericana.

Es una planta que se adapta muy bien a todo tipo de suelos y climas, y soporta muy bien la escasez de agua. Normalmente tiende a hibridarse con malezas y arbustos, por lo que su cultivo debe estar muy controlado para obtener una semillas puras.

PROPIEDADES NUTRICIONALES

Una de las principales ventajas de este alimento, es que se aprovecha tanto la hoja como la semilla o el grano.

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

En el caso del grano, este se considera un pseudocereal, al igual que sucede con la quinoa, pues nutricionalmente es similar a los cereales pero botánicamente no puede englobarse como tal dentro de ellos.

Esta parte de la planta posee un elevado contenido proteico, hasta un 18% (en el caso del maíz, el arroz o el trigo ronda solamente el 10-13%). Destaca además su buen perfil de aminoácidos, sobre todo por su riqueza en lisina, la cual no suele estar presente en casi ningún cereal.

Además, el 50% de su peso lo constituye el almidón, un importante carbohidrato energético y de almacenamiento así como grasas insaturadas. Concretamente, es rico en ácido oleico y linoléico, dos ácidos grasos que ayudan a prevenir patologías cardiovasculares, ya que disminuyen los niveles de triglicéridos y de colesterol LDL (comúnmente conocido como “colesterol malo”).

Si hablamos de la hoja de amaranto, también debemos mencionar su elevada riqueza proteica, sobre todo en la fase de florecimiento. Además, sus fuentes antioxidantes (provitamina A y vitamina C), ayudan a prevenir la oxidación celular; y su contenido en minerales tan diversos como el hierro, el calcio y el magnesio complementan una alimentación equilibrada. Finalmente, decir que posee fibra en moderadas concentraciones, por lo que resulta útil para personas con problemas de estreñimiento.

RECETAS

Al no tener gluten, el amaranto es un alimento que puede ser consumido por personas celiacas. A continuación os dejo unas cuantas ideas para usarlo en vuestras cocinas:

– Albóndigas con amaranto sustituyendo el pan rayado. Me habló de esta receta Iris, la lectora que sugirió que hablara del amaranto. Dijo que la quedaron muy jugosas.

– “Dulce de alegría”: un plato muy popular en México en el que se emplean, además de las semillas de amaranto, nueces, miel y pasas.

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

– Tortilla de hoja de amaranto (similar a una tortilla de espinacas).

– Ensalada de salmón ahumado, aguacate y amaranto.

– Galletas de amaranto.

CURIOSIDADES

* El nombre de amaranto significa “vida eterna” ya que crece en tierra poco fértil y con una mínima cantidad de agua.

* Una sola planta de este vegetal puede dar lugar a un millón de semillas.

* Al no tener gluten, su harina no puede emplearse para elaborar pan, a no ser que se mezcle con otras harinas panificables como la de trigo.

* ¿Sabéis qué dos alimentos son consumidos por los astronautas por su elevado aporte nutricional y energía? La tortilla y el amaranto. La tortilla se consume casi a diario mientras que el amaranto es tomado una vez por semana como mínimo.

Espero que os haya gustado la entrada de hoy y que, como yo, hayáis descubierto un alimento nuevo (si es que no lo conocíais ya). Y ya sabéis, como siempre os digo, cualquier sugerencia o duda será recibida de gran agrado.

Un saludo!

Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar: “rosquillas de naranja”

Buenos días a todos.

Como ya os habréis percatado, el otoño ya está aquí, así que además de los cambios climatológicos, la nueva estación también nos trae una extensísima variedad en cuanto a alimentos se refiere. Uno de ellos es la naranja, una fruta muy rica en vitamina C y fibra, que incorpora sus máximos beneficios tomándose entera. Pero su jugo o zumo también da un toque ácido muy apreciado en, por ejemplo, repostería.

Y esto es lo que vamos a hacer hoy, unas deliciosas rosquillas de naranja, con las que vais a dejar a todos boquiabiertos.

INGREDIENTES (4 PERSONAS):

– Harina de trigo: 100-200 gr. (en la elaboración explicaré el porqué de esta cantidad tan dispar).

– Azúcar blanco o moreno: 40 gr.

– Aceite de oliva: 140 gr.

– Levadura: 5 gr. (una cucharada de postre)

– Huevo: una unidad.

– Leche desnatada: 40 ml.

– Naranja: el zumo de una naranja mediana.

– Canela: un pellizco.

ELABORACIÓN

Batimos el huevo primeramente. A continuación, añadimos el azúcar y vamos mezclando. El siguiente ingrediente que incorporaremos será el aceite, seguido de la leche y del zumo de naranja. Después haremos lo mismo con la lavadura y con la canela, y finalmente, poco a poco, la harina. Se va mezclando todo poco a poco. En el caso de la harina, en función cómo veamos la textura, iremos echando más, hasta que la masa quede compacta pero no dura (de ahí que en los ingredientes la cantidad de harina sea variable).

Una vez elaborada la masa, vamos cogiendo porciones y dándolas forma de rosquilla.

Posteriormente, ponemos una sartén con aceita para freírlas. Se van friendo hasta que queden doradas por ambas caras. Para que escurra bien el aceite, las colocaremos sobre papel absorbente. Si lo queremos, podemos espolvorear azúcar por encima para decorar.

Y ya tenemos nuestras deliciosas rosquillas.

rosquillas

Hay que decir que son alimentos hipercalóricos no aptos para celiacos (en este caso, ya que la harina es de trigo. Pero se podría emplear otro tipo de harina) ni para personas con sobrepeso u obesidad.

Espero que os gusten, y si os animáis a elaborarlas, lo plasméis aquí en Dsobremesa.

Un saludo!

¿Métodos de conservación de alimentos o alimentos con nombre propio?

Hola a todos.

El tema de la entrada de hoy tiene una clara connotación empírica.  Hace unos días comí salmón ahumado y cuando lo estaba saboreando me pregunté “¿por qué es ahumado y cómo lo harán?” Pues bien, gracias a esta pregunta decidí buscar más sobre distintos métodos empleados para la conservación de alimentos que no parece que lo sean, ya que han llegado a crear nuevos sabores o incluso alimentos con nombre propio.

Así que hoy os hablo de cinco de ellos:

FRITURA

Cuando hablamos de que un alimento está frito lo solemos hacer pensando en su forma de preparación, pero realmente, se trata de un método para conservarlo empleando aceite o grasa y altas temperaturas. Concretamente pueden alcanzarse hasta 200 ºC.

Fuente: Google

Fuente: Google

¿Cuál es su método de actuación?

Posee una acción higienizadora ya que a partir de 55 º C muchos microorganismos empiezan a morir y muchas de las enzimas presentes comienzan a destruirse. Además, se reduce a actividad del agua en la superficie del alimento, con lo que se alarga la vida útil del mismo.

¿Qué efectos tiene sobre el alimento?

Hay que recalcar que todos ellos dependerán del tipo de aceite empleado, del tiempo en el que esté sumergido el alimento y de la temperatura que alcancemos durante el proceso.

Todo en la vida tiene su ciencia, y si la fritura se realiza correctamente (lo ideal es usar una temperatura entre 175-185 º C durante 2-3 minutos) podemos obtener un producto con una textura jugosa por dentro y crujiente por fuera; y un aroma y sabor caramelizados (debido a la reacción de Mailard).

Nutricionalmente, se trata de un proceso menos agresivo que por ejemplo el estofado o la cocción. Es el caso de la vitamina C, en el que las pérdidas de la misma son el doble en la cocción que en la fritura.

ESCABECHE

Este método ya tiene nombre propio, pues podemos referirnos a él si hablamos del proceso de conservación o del producto obtenido.

Se trata de precocinar el alimento (carnes, pescados, mariscos, vegetales…) en un caldo a base de vinagre, aceite de oliva, ajo, zanahoria, cebolla, laurel, pimienta negra, pimentón…pero realmente el que juega un papel protagonista por su papel conservante es el vinagre.

Fuente: Google

Fuente: Google

¿Cuál es su método de actuación?

El vinagre posee ácido acético, y como todo ácido, logra bajar el pH del medio en el que se encuentra. Al lograr esto, las proteínas del alimento se desnaturalizan y se evita la proliferación de hongos, virus y bacterias. Además, se paralizan las células responsables de la putrefacción de tejidos.

¿Qué efectos tiene sobre el alimento?

Los componentes ácidos que se generan pasan al alimento y además de modificar completamente su sabor, en algunos casos los hace más digeribles (como en el caso de los boquerones en escabeche), gracias al aumento de bacterias beneficiosas que a su vez, generan vitamina B12.

ALMÍBAR

Fuente: Google

Fuente: Google

Normalmente este método es empleado en frutas de carne más dura (piña, melocotón, pera, ciruela, albaricoque…) añadiendo un jarabe de agua y azúcar, que se cuece hasta que comienza a espesar.

Por tanto, al igual que sucediera con el escabeche y el vinagre, en este caso es la acción antiséptica del azúcar, la que contribuye a la conservación de los alimentos.

¿Cuál es su método de actuación?

En presencia de azúcar, los microorganismos no se reproducen o lo hacen a muy baja velocidad, ya que retiene el agua y éste es imprescindible para su supervivencia. Genera por tanto, un medio hostil para el desarrollo de virus y bacterias.

¿Qué efectos tiene sobre el alimento?

El azúcar del almíbar previene la oxidación de los sabores de las conservas; es decir, en este caso las frutas, van a retener durante más tiempo su sabor o incluso, hacerlo más potente. Normalmente también, mejora la textura del alimento y mantiene el color del mismo.

Hay que señalar que las pérdidas nutricionales en este método son mínimas pero pese a ello, aumenta considerablemente el valor calórico del alimento en almíbar.

Ejemplos:

100 gr. melocotón fresco: 47 Kcal.

100 gr. melocotón en almíbar: 58.6 Kcal.

SALMUERA

La salmuera es una disolución altamente concentrada de sal (por encima de los 100 gr. de sal/litro de agua) que se emplea en numerosos productos como en encurtidos, legumbres, vegetales…es uno de lo métodos más antiguos a la hora de conservar alimentos.

Fuente: Google

Fuente: Google

¿Cuál es su método de actuación?

Cuando se introducen alimentos en la salmuera, queda inhibida la multiplicación de la mayoría de los microorganismos, debido a la misma acción que el azúcar: retienen el agua por un proceso de ósmosis, impidiendo la supervivencia de organismos indeseables. Por ello, los alimentos en salmuera duran más que los mismos alimentos frescos.

¿Qué efectos tiene sobre el alimento?

El sabor de los productos en salmuera es completamente distinto al del producto original y su textura se vuelve algo más suave y jugosa. Su valor nutritivo no se ve alterado de manera significativa aunque aumenta, evidentemente, su aporte de sal por lo que el consumo frecuente de estos alimentos no es demasiado recomendado.

AHUMADO

Fuente: Google

Fuente: Google

Y vamos con el protagonista de mis quebraderos de cabeza. El método del ahumado consiste en empelar humo sobre determinados alimentos (pescados sobre todo en los que son más ricos en grasa, jamones, embutidos, quesos…), procedente de la combustión incompleta de madera de fresno, roble y olmo, mezclada además con plantas aromáticas.

¿Cuál es su método de actuación?

El humo posee sustancias bactericidas como el metanal y la cerosota, lo que unido a la deshidratación previa del alimento y a la posterior refrigeración, hacen casi imposible la proliferación de organismos indeseables.

¿Qué efectos tiene sobre el alimento?

El sabor difiere totalmente del original (véase el caso claro del que hablábamos al principio: el salmón) y la textura se hace más untuosa en algunos alimentos. En cuanto al valor nutritivo, no se modifican los componentes del alimento aunque sí hay estudios que muestran la adicción de sustancias cancerígenas procedentes del humo ( N-nitroso-dimetilamina (NDMA),  N-nitroso-dietilamina (NDEA)).

Espero que os haya gustado la entrada de hoy y que al menos hayáis aprendido un poco más sobre algunos métodos de conservar alimentos que existen desde la antigüedad, y que aún en nuestros días, se siguen empleando, aunque ya como métodos de preparación de alimentos.

Un saludo!

Nutricuriosidades volumen 7

Buenas tardes a todos.

Me las estabais pidiendo, así que vuestros deseos son órdenes para mí. Aquí están nuevamente las Nutricuriosidades de Dsobremesa, como siempre cargadas de información a veces útil, a veces solo curiosa 😉

Espero que os gusten, allá vamos:

– Hoy en día, la stevia es uno de los edulcorantes más conocidos, pero, ¿sabéis cómo se extrae este producto? Es similar al proceso de extracción del té: primero se remojan las hojas secas y finalmente, se separan sus glucósidos de esteviol (los compuestos dulces).

Fuente: Google

Fuente: Google

– Los cursos de cocina para niños (muy de moda actualmente también los programas en nuestras parrillas televisivas) han demostrado otorgar numerosos beneficios para los más pequeños. Entre ellos, combaten el miedo a probar, descubren el mundo gastronómico y se conciencian de llevar una alimentación saludable. Casi nada, ¿eh?

niños-amasando

– ¿Alguna vez os habéis preguntado cual es el alimento o los alimentos más antiguos del mundo? Los historiadores están de acuerdo en que junto con los higos, las almendras fueron los primeros alimentos cultivados del mundo.

Fuente: Google

Fuente: Google

– El nombre de diabetes tiene origen griego y significa sifón, dada la elevada frecuencia con la que orinan los diabéticos. Mellitus significa dulce, por el sabor de dicha orina. Una anécdota referente a esto, Woody Allen es diabético.

Pues bien, en su discurso de recogida del premio Príncipe de Asturias a las Artes en 2002, se refirió a su enfermedad de este modo: “Yo no me merezco este premio, pero tengo diabetes y tampoco me lo merezco”.

– Un estudio del Centro de Control de Enfermedades y Prevención ha demostrado que es más probable morir asesinado que por una alergia alimentaria. Concretamente en Europa, hay 1.81 probabilidades por un millón en un año de morir por dichas alergias frente a 324 probabilidades de hacerlo por un asesinato. Da que pensar…

– El agua mineral más caro del mundo es el Bling H2O. Tiene nueve procesos de purificación con ozono, ultravioleta…sus botellas están decoradas con cristales de Swarosky y piedras preciosas, por lo que su precio medio por botella oscila entre los20 y 35€. ¿Estaríais dispuestos a pagar ese precio por beber agua?

Fuente: Google

Fuente: Google

– Seguramente muchos habréis oído este dicho: “la lenteja es la carne del pobre”. Pero, ¿qué quiere decir exactamente? Ambos alimentos son muy nutritivos, pero es verdad que las lentejas deben combinarse con arroz u otros cereales, para que su contenido proteico sea igual de completo que el de la carne. Antiguamente era más asequible adquirir la legumbre que la carne.

– ¿Sabéis qué especies de mariscos y pescados son los que más metales tóxicos contienen? Son la pintarroja, el pez espada, los mejillones y los berberechos, que acumulan mercurio y plomo en las mayores cantidades. ¿Y qué puede hacer el consumidor para que todo esto no le cause ningún perjuicio? Pues diversificar el consumo de pescado y no tomar siempre las mismas especies.

– Existen unas pipas con sabor a nata (sí, habéis leído bien) llamadas Guazi. Mientras se habla, se camina, para picar entre horas… este producto lo consumen los chinos y es uno de los aperitivos más comunes ¡¡Les encanta!!

IMG-20150921-WA0003

Espero que hayáis disfrutado con esta nueva entrega. Y a vosotros, ¿cuál os ha llamado más la atención? ¿Conocíais alguna de ellas?

Un saludo!

¡Aquí hay tomate!

Buenos días a todos.

Como ya podréis intuir por el título de la entrada, hoy os voy a hablar un poco más acerca de este alimento, que alcanza su mejor punto de maduración, y por tanto, nutricional a finales de septiembre.

ORIGEN

El tomate pertenece a la familia de las Solanáceas, las cuales son poco comestibles pero muy relevantes en el consumo humano.

Tiene su origen en las zonas de Perú y Chile, desde donde fueron introduciéndose posteriormente a Europa. El tomate es el fruto de la tomatera, una planta que en sus inicios se consideraba muy venenosa, por lo que costó que se hiciera popular entre los habitantes de estos países sudamericanos.

VARIEDADES y TEMPORADA

Gracias a las numerosas variedades que existen de este fruto, podemos decir que el tomate es uno de los alimentos más versátiles en las cocinas de medio mundo. Podemos encontrar las siguientes:

Para ensaladas:

  • Cherry (significa cereza en castellano): es un fruto pequeño, redondo y de color rojo que poseen un sabor dulce y pueden consumirse durante todo el año.
Fuente: Google

Fuente: Google

  • Raf: de frutos dulces, sabrosos y carnosos, esta variedad es muy apreciada para tomar en crudo. Por fuera, poseen un curioso aspecto acostillado y un tono verdoso.

Fuente: Google

  • Montserrat: también con forma de costilla y algo hueca en el centro, esta variedad de tomate es muy reconocible, sobre todo en Cataluña.

Fuente: Google

Para cocinar (guisos, salsas, gazpachos…)

  • Roma: es el más adecuado para freír y ser rallado. Tienen forma de pera y sus frutos son muy carnosos. También resulta muy apropiado para elaborar gazpachos y salmorejos y para restregarlos en tostas al estilo “pan tumaca”.

Fuente: Google

  • Daniela: es una variedad de tomate maduro, de forma esférica, muy jugoso y muy apreciado en la cocina, sobre todo para rallar.

Fuente: Google

Al igual que sucede con los pimientos y las berenjenas (comparten familia botánica con los tomates), estos frutos soportan mejor las altas temperaturas, pero son más sensibles al frío. Hay que decir, por tanto, que los tomates que presentan mejor calidad nutricional son los que se han recolectado en los meses de verano, ya que es entre agosto y octubre cuando los tomates maduran al sol. Así, adquieren mejores aromas y sus nutrientes permanecen intactos.

CARACTERÍSTICAS NUTRICIONALES

Precisamente si hablamos de nutrientes, es el tomate uno de los frutos más ricos en los mismos.

Destacar su bajo aporte calórico (20 Kcal/100 gr), gracias sobre todo a que un alto porcentaje de su parte comestible es agua. Además, posee gran cantidad de fibra (1.4 gr/100 gr) y es rico en minerales como el potasio, el magnesio o el fósforo.

Si hablamos de vitaminas, debemos mencionar sin duda, a la vitamina C y a la provitamina A, esta última de gran importancia para la piel, el cabello y la visión. También, el tomate se caracteriza por la presencia de vitamina E, que junto con los carotenos y la vitamina C, le confiere un elevado poder antioxidante.

Y finalmente, su contenido en vitaminas del grupo B, contribuyen al normal funcionamiento de nuestro sistema digestivo y nervioso.

CURIOSIDADES

> El tomate se considera una fruta, ya que su cantidad de azúcares es algo superior al del resto de hortalizas, concretamente, posee 3.5 gr/100 gr. de carbohidratos.

> La popularidad de este fruto aumentó en el siglo XVIII gracias a la aparición de la salsa de tomate.

> Los franceses lo apodaron como “ponme d´ammour”, es decir “manzana del amor”, ya que muchos herbolarios le atribuían propiedades afrodisiacas.

> Una de las obras de Andy Warhol, Latas de sopa Campbell hacía referencia a una marca de sopas, en las que se incluía la de tomate. Otra muestra más del éxito de este alimento.

Fuente: Google

Fuente: Google

 

> Científicos españoles han lanzado un medicamento contra el cáncer a base de concentrado de tomate.

> En los únicos casos en los que se desaconseja el consumo de este alimento es en personas con problemas de cálculos biliares (por la presencia de oxalatos en pequeñas cantidades), y de acidez.

Espero que os haya resultado útil y hayáis aprendido un poco más sobre el tomate, uno de los que nunca falta en mi cocina.

Y para vosotros, ¿también es un alimento imprescindible?

Un saludo!

El “Azúcar invisible”

Buenos días a todos.

Después de este parón estival, volvemos a retomar las entradas de Dsobremesa, esta vez con un controvertido tema que suscita numerosos debates. Nos referimos a los azúcares añadidos.

En esta entrada vamos a definirlos, a conocer qué efectos producen en nuestro organismo, qué consejos podemos adoptar para consumirlos en menos cantidades… Además, compartiré con vosotros un reportaje en el que participé sobre este tema.

Vamos a ello.

QUÉ SON LOS AZÚCARES AÑADIDOS

Como su propio nombre indica, se trata de cualquier tipo de azúcar que se añade a una receta, preparación, plato…y también los empleados en la fabricación de productos manufacturados tales como: refrescos, zumos o bebidas a base de frutas, cereales de desayuno, bollería, helados, caramelos y chuches, bebidas energéticas… y también en alimentos salados como: snacks, panes y masas (hamburguesa, masas de pizzas…) o salsas (ketchup, césar, rosa…)

Fuente: Google

Por tanto, aunque también son azúcares, no tienen nada que ver con los que están presentes de manera natural en los alimentos como son el almidón, la celulosa, la fructosa, lactosa… ya se les añade con el fin de potenciar su sabor y no como fin nutritivo.

Pero, ¿qué efectos pueden generarnos un excesivo consumo?

De sobra son conocidas las consecuencias de consumir azúcares en grandes cantidades y con elevada frecuencia, pero nunca está de más volver a recordarlos.

El primero y más común es el sobrepeso y la obesidad, dado que su exceso se almacena en forma de grasas en nuestro organismo. Además, estos azúcares solo aportan calorías vacías, o lo que es lo mismo, no son recomendables desde el punto de vista nutricional ya que no aportan ningún nutriente, solamente calorías.

La hipertrigliceridemia o elevada producción de triglicéridos en sangre también se genera como consecuencia de un consumo habitual, lo cual conlleva riesgos cardiovasculares.

Así mismo, reducen el contenido de óxido nítrico, una sustancia cuya función es dilatar las arterias; por tanto, si se ve mermada su cantidad, éstas aumentarán su rigidez contribuyendo a aumentar la tensión arterial.

Importante también decir que puede existir un déficit de vitaminas del grupo B, que son necesarias, para entre otras cosas,metabolizar los carbohidratos. Pues bien, si tomamos demasiados azúcares de este tipo, aumentará la demanda vitamínica y se creará un déficit en nuestro organismo.

Y por si todo esto fuera poco, uno de los más graves efectos estudiados recientemente es la adicción que provocan: ”el azúcar puede causar síntomas de abstinencia parecidos a la dependencia a opiáceos (morfina)”.

Muchos os preguntaréis si hay tanta cantidad en los alimentos industriales como para alarmarnos. A continuación os lo muestro gráficamente:

CANTIDAD DE AZÚCAR PRESENTE DE FORMA NATURAL EN LOS ALIMENTOS vs. AZÚCARES AÑADIDOS

ALIMENTO CANTIDAD DE AZÚCAR (gr.) ALIMENTO CANTIDAD DE AZÚCAR (gr.)
Naranja 12 Zumo comercial 22
Fresas 7 Mermelada de fresa 12
Tomate 1.6 Ketchup 4
Manzana 15 Zumo comercial 28
Te verde 0 Bebida embotellada 30
Avena 1 Cereales de avena 14

Como podréis comprobar, las comparaciones son odiosas pero los resultados, más que evidentes.

Y seguimos preguntándonos cosas. En este caso, ¿cuánta cantidad de azúcar al día se considera saludable?

Partimos de la base de que todo azúcar añadido no va a ser nunca saludable, simplemente se consume por un mero disfrute sensorial, y como hemos dicho el aporte nutritivo es insignificante y bastante perjudicial.

Dicho esto, la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda no consumir más del 10% de la ingesta calórica total diaria en forma de azúcares añadidos. Esto se refiere a que de una dieta media de 2000 Kcal/día, 200 Kcal (100 gr.) como máximo deberían corresponder al consumo de estas sustancias. Incluso están barajando la reducción de esa cantidad a la mitad y que solo se recomiende consumir 100 Kcal diarias de azúcares de este tipo, o lo que es lo mismo, 25 gramos al día.

Así que todo aquel que piense que está sobrepasando estas cantidades, puede adoptar una serie de hábitos:

  • No estamos hablando de prohibir su consumo, sino de entender que su exceso no beneficia a nuestro organismo, y por ello todos los productos que poseen azúcares añadidos deberán consumirse de forma muy moderada. Por ello, hay que decir que existen en el mercado alimentos que poseen azúcares añadidos pero también existen esos mismos productos sin dichos azúcares. Lácteos, panes, cereales de desayuno, bebidas, salsas, frutos secos…son claros ejemplos de ello.
  • Muy importante para ello revisar el etiquetado de lo que compramos. Si en la etiqueta, estos ingredientes aparecen en los primeros puestos del valor nutricional (la lista va por orden de mayor a menor cantidad contenida en el producto), será mejor elegir otro producto.
  • Además, saber que el hecho de que nos marque en la etiqueta la frase “0% azúcares añadidos” o “sin azúcares añadidos”, no significa que no lleve azúcares, sino que se emplean solamente los azúcares que lleva en sí el alimento, pero para aumentar su sabor, usarán grasas, edulcorantes artificiales, potenciadores del sabor… así que su valor nutricional tampoco se verá aumentado en este caso.

Y sabiendo todo esto, solo me queda decir que hacer frente a toda esta realidad solo es posible estando informado, informando y actuando. Hacer hincapié en la importancia de estar bien alimentados y de realizar ejercicio físico diario y actuar como consumidores responsables, pues es la única manera que tenemos de luchar contra el poder de la industria alimentaria. Si elegimos en su mayoría productos frescos frente a los procesados, la industria se tendrá que adaptar a dicha demanda y de esta manera, conseguiremos que se reduzca la presencia de alimentos poco recomendables nutricionalmente.

Como lo prometido es deuda, os dejo con el reportaje “Azúcar invisible” en el que colaboré, dirigido por la grandísima Guiomar Sanz. Es toda una profesional.

Y si queréis conocerlo un poco más, podéis seguir su facebook ( https://www.facebook.com/azucarinvisible) o su twitter @AzucarInvisible (https://twitter.com/AzucarInvisible).

Un saludo!

 

¿Cómo mantener tu peso a raya en verano?

Buenas tardes a todos.

El ansiado verano ya llegó. Ya está aquí. Para la gran mayoría es motivo de alegría, pero para aquellos que están preocupados por su peso, puede llegar a suponer un gran quebradero de cabeza.

Fuente: Google

Fuente: Google

Muchas veces por el hecho de “estar de vacaciones”, nos permitimos ciertos lujos innecesarios pues a posteriori se acaba traduciendo en un aumento de peso muy elevado. De media solemos coger en verano de 3 a 5 Kg. pero espero que con estas recomendaciones que a continuación os doy, podamos modificar esos datos. ¿Las estadísticas están para romperlas, no?

Comenzamos.

– Los desayunos: si eres de los que desayunas casi siempre lo mismo, una buena forma de no excedernos es hacernos un esquema mental con tres componentes: un lácteo desnatado, una pieza de fruta entera y un carbohidrato complejo (pan, cereales tipo muesli, copos/salvado de avena…) Al pan le puede acompañar un día mermelada light; otro día, aceite de oliva, otro día fiambre magro y así ir variando. Si por el contrario, te gusta variar tu forma de desayunar y gracias a que tienes más tiempo libre en esta época aprovechas para hacer desayunos “diferentes” podemos combinar:

* Fruta y frutos secos: plátano y nueces; sandía y almendras; melón y pistachos…

* Licuados o batidos de frutas caseros acompañados con huevo cocido, en tortilla francesa o revuelto.

* Bebidas vegetales (almendra, avena, soja, arroz…) y tostas de pan integral con tomate y aguacate.

Fuente: Google

Fuente: Google

– Las medias mañanas y las meriendas, cuando se está de vacaciones quizás sean más difíciles de mantener, por el tema horarios. Pero como sucede siempre, parar a determinadas horas para tomar un tentempié tiene muchos beneficios. Uno de ellos, es ir con menos hambre a las comidas principales y evitar picar alimentos menos recomendables. Por eso, en la medida de lo posible, tomaremos una pieza de fruta de temporada (sandía, melón, cerezas…); un yogur desnatado, fiambre magro (jamón serrano, jamón York, fiambre de pavo, lomo…), queso fresco o requesón, frutos secos…

– Elegir comidas ligeras: ensaladas de todo tipo con muchos colores e ingredientes (de hortalizas, de pasta, de pollo, de arroz, de legumbres, camperas, de frutas…), gazpachos/salmorejos, cremas de verduras o frutas sin nata (crema fría de puerro, de melón, de calabaza…); pescados a la plancha; parrillada de verduras de temporada, melón con jamón, vinagretas para acompañar legumbres, carnes, pescados, mariscos…

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

ensalada de lentejas pinterest

Fuente: Pinterest

 

 

 

 

 

 

 

 

 

– Elegir productos de la zona. Si nos vamos de vacaciones a otro lugar que no sea en el que habitualmente vivimos, lo ideal es optar por productos locales, pues además de haber más disponibilidad, aumentan nuestro abanico dietético; con lo que se hace más dinámico seguir ciertas pautas. Además, conocemos nuevas formas y alimentos, que siempre nos enriquecerá a nivel nutricional.

– Optar por preparaciones culinarias sencillas, con poco aceite, primando la plancha, brasa, crudo, asado…frente a rebozados, frituras, etc.

– Intentar hacer más ejercicio. Estar de vacaciones, implica tener más tiempo libre, con lo cual debemos aprovecharlo también para mantenernos activos (paseos por la playa, natación, descubrimiento de nuevas rutas por la naturaleza, paseos en bicicleta a horas adecuadas…) Lo normal es creer que estar de vacaciones implica descansar, y así es. Pero como hay mucho tiempo y los días son muy largos, debemos cambiar el chip y reservar al menos una hora al día, mejor si es en las que menos calor hace, para practicar ejercicio físico.

– Estar siempre muy hidratado. Para ello, indudablemente el agua es la mejor elección. Si salimos a tomar algo, la cosa se complica pues las alternativas suelen ser normalmente muy calóricas y ricas en azúcares. Hay gente que se cansa de beber agua y por ello en casa puede hacerse bebidas caseras. Por ejemplo mezclar mucho hielo, con el zumo de un limón y añadir menta o hierbabuena. Tendríamos una especie de limonada casera sin azúcar muy refrescante. El té helado o el café con hielo cuando salimos también puede ser una perfecta alternativa. Y ya, como último caso, las bebidas light y zero  y las cervezas sin. Estas últimas, jamás serán recomendadas dentro de un estilo de vida saludable pero se entiende que su consumo no será diario ni habitual.

Y, por último os quiero contar que he participado en una entrevista realizada por farmacia Jacomart, para los eHealth&Beauty Awards. Si queréis que os deje en paz durante unos días, podéis ayudarme a ganar su premio votándome en el siguiente enlace: http://www.farmaciajacomart.es/entrevista/entrevista-a-dsobremesa/. Tenéis que votarme con las estrellas que aparecen en la parte superior izquierda del post.

Espero que os haya resultado útil esta entrada y si queréis dejar un comentario, como siempre, estaré encantada de recibiros.

Un saludo!

Cocina para hijos vagos que un día se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar: “pizza de mar y huerta”

Buenas tardes a todos.

Los hijos vagos ya estaban deseando una nueva entrada. Pues aquí está. Y viene a lo grande con una pizza ideal para aquellos que no seáis muy amantes del pescado y de la verdura.

¿Queréis saber más? No dejéis de leer:

INGREDIENTES (4 PERSONAS):

– Base de pizza (comprada)

– Cebolla: 200 gr.

– Pimiento rojo: 100 gr.

– Pimiento verde: 100 gr.

– Espárragos trigueros: 300 gr.

– Tomate natural: 2 unidades.

– Salsa de tomate comercial (para la base de la pizza): 100 ml.

– Sardinas frescas: 12 unidades

– Jamón York (tiras): 200 gr.

– Aceite de oliva: 40 ml. (4 cucharadas soperas)

– Limón: el zumo de medio limón.

– Albahaca/orégano: un pellizco.

ELABORACIÓN

Lo primero de todo será limpiar de espinas las sardinas y abrirlas por la mitad, para extender los lomos. Posteriormente las dejaremos macerar en una mezcla de aceite de oliva y zumo de limón durante aproximadamente 15 minutos.

Por otro lado, sofreímos las hortalizas (cebolla, trigueros y pimientos) y añadiremos seguidamente el tomate natural. Dejamos que repose unos minutos.

Ponemos la salsa comercial sobre la base de la pizza y a continuación, el sofrito de hortalizas bien extendido y el jamón York. Aderezamos con la especia elegida y lo introducimos en el horno a 170 ºC. 15 minutos será el tiempo estimado para que se haga nuestra pizza.

Sacamos la preparación y colocamos por encima los lomos de sardinas. Para acabar, damos un golpe de horno  de unos 5 minutos para que todos los ingredientes queden bien ligados.

Emplatamos y aquí tenéis el resultado.

pizza buena

¿Qué os parece esta receta? ¿Os animáis a probarla? Si queréis, podéis dejar vuestros comentarios e impresiones aquí, en Dsobremesa.

Un saludo!