Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar: “rosquillas de naranja”

Buenos días a todos.

Como ya os habréis percatado, el otoño ya está aquí, así que además de los cambios climatológicos, la nueva estación también nos trae una extensísima variedad en cuanto a alimentos se refiere. Uno de ellos es la naranja, una fruta muy rica en vitamina C y fibra, que incorpora sus máximos beneficios tomándose entera. Pero su jugo o zumo también da un toque ácido muy apreciado en, por ejemplo, repostería.

Y esto es lo que vamos a hacer hoy, unas deliciosas rosquillas de naranja, con las que vais a dejar a todos boquiabiertos.

INGREDIENTES (4 PERSONAS):

– Harina de trigo: 100-200 gr. (en la elaboración explicaré el porqué de esta cantidad tan dispar).

– Azúcar blanco o moreno: 40 gr.

– Aceite de oliva: 140 gr.

– Levadura: 5 gr. (una cucharada de postre)

– Huevo: una unidad.

– Leche desnatada: 40 ml.

– Naranja: el zumo de una naranja mediana.

– Canela: un pellizco.

ELABORACIÓN

Batimos el huevo primeramente. A continuación, añadimos el azúcar y vamos mezclando. El siguiente ingrediente que incorporaremos será el aceite, seguido de la leche y del zumo de naranja. Después haremos lo mismo con la lavadura y con la canela, y finalmente, poco a poco, la harina. Se va mezclando todo poco a poco. En el caso de la harina, en función cómo veamos la textura, iremos echando más, hasta que la masa quede compacta pero no dura (de ahí que en los ingredientes la cantidad de harina sea variable).

Una vez elaborada la masa, vamos cogiendo porciones y dándolas forma de rosquilla.

Posteriormente, ponemos una sartén con aceita para freírlas. Se van friendo hasta que queden doradas por ambas caras. Para que escurra bien el aceite, las colocaremos sobre papel absorbente. Si lo queremos, podemos espolvorear azúcar por encima para decorar.

Y ya tenemos nuestras deliciosas rosquillas.

rosquillas

Hay que decir que son alimentos hipercalóricos no aptos para celiacos (en este caso, ya que la harina es de trigo. Pero se podría emplear otro tipo de harina) ni para personas con sobrepeso u obesidad.

Espero que os gusten, y si os animáis a elaborarlas, lo plasméis aquí en Dsobremesa.

Un saludo!

Anuncios

Cocina para hijos vagos que un día se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar: “pizza de mar y huerta”

Buenas tardes a todos.

Los hijos vagos ya estaban deseando una nueva entrada. Pues aquí está. Y viene a lo grande con una pizza ideal para aquellos que no seáis muy amantes del pescado y de la verdura.

¿Queréis saber más? No dejéis de leer:

INGREDIENTES (4 PERSONAS):

– Base de pizza (comprada)

– Cebolla: 200 gr.

– Pimiento rojo: 100 gr.

– Pimiento verde: 100 gr.

– Espárragos trigueros: 300 gr.

– Tomate natural: 2 unidades.

– Salsa de tomate comercial (para la base de la pizza): 100 ml.

– Sardinas frescas: 12 unidades

– Jamón York (tiras): 200 gr.

– Aceite de oliva: 40 ml. (4 cucharadas soperas)

– Limón: el zumo de medio limón.

– Albahaca/orégano: un pellizco.

ELABORACIÓN

Lo primero de todo será limpiar de espinas las sardinas y abrirlas por la mitad, para extender los lomos. Posteriormente las dejaremos macerar en una mezcla de aceite de oliva y zumo de limón durante aproximadamente 15 minutos.

Por otro lado, sofreímos las hortalizas (cebolla, trigueros y pimientos) y añadiremos seguidamente el tomate natural. Dejamos que repose unos minutos.

Ponemos la salsa comercial sobre la base de la pizza y a continuación, el sofrito de hortalizas bien extendido y el jamón York. Aderezamos con la especia elegida y lo introducimos en el horno a 170 ºC. 15 minutos será el tiempo estimado para que se haga nuestra pizza.

Sacamos la preparación y colocamos por encima los lomos de sardinas. Para acabar, damos un golpe de horno  de unos 5 minutos para que todos los ingredientes queden bien ligados.

Emplatamos y aquí tenéis el resultado.

pizza buena

¿Qué os parece esta receta? ¿Os animáis a probarla? Si queréis, podéis dejar vuestros comentarios e impresiones aquí, en Dsobremesa.

Un saludo!

Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar: “Pollo asado con verduras”

Buenas tardes a todos.

Ya es hora de ir preparando la comida o al menos, ir pensando qué podemos cocinar. Pues para todos aquellos que cada vez vamos acercándonos más a ese apasionante mundo, os traigo una receta sencillísima que seguro todos hemos comido y comemos de manera habitual. Se trata de pollo asado con una guarnición de verduras también asadas para acompañarlo.

Vamos a ello.

INGREDIENTES (4 PERSONAS)

– Un pollo asado: 1Kg. 200 gr. aproximadamente

– Zanahoria: 200 gr.

– Patata: 400 gr. en crudo.

– Cebolla: 80 gr.

– Ajo: 40 gr.

– Aceite de oliva: 40 gr. (4 cucharadas soperas)

– Tomillo: al gusto.

– Laurel: un par de hojas.

– Agua: 500 ml.

ELABORACIÓN

Lo primero de todo es limpiar el pollo, y seguidamente, lavar, cortar y pelar las hortalizas. Vamos precalentando el horno a 200 ºC durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, introducimos todos los ingredientes, incluídos el agua, el tomillo y el laurel. Durante 50 minutos aproximadamente, doramos el pollo con la piel hacia abajo.

Transcurrida casi una hora, bajamos el horno a 170 ºC y damos la vuelta al pollo hasta que quede dorada la piel.

Ese será el momento de sacar nuestra receta y emplatar.

ATT_1430379399686_image

Ideal si lo tomamos de segundo plato en una comida y elegimos una verdura de temporada (espinacas, judías verdes o repollo) para empezar nuestro menú.

Facilísimo, ¿verdad? Pues ya sabéis, si os decidís a hacerla, podéis plasmar vuestras impresiones aquí, en Dsobremesa. Estaré encantada de recibir vuestros comentarios.

Un saludo!

“Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar”: pescadilla marinada

Muy buenas tardes a todos.

Vamos con una nueva entrada de cocina fácil para todos aquellos que por falta de tiempo, de interés o porque siempre nos lo han hecho, no solemos entrar mucho a los fogones.

Esta receta que os traigo hoy es de las más sencillas y a la vez agradecidas en cuanto a sabor que he hecho pues con muy poquito, se consigue un gran resultado.

INGREDIENTES (RACIÓN):

– Pescadilla: 300 gr.

– Ajo: medio diente de ajo.

– Perejil: dos ramitas frescas.

– Limón: el jugo de medio limón.

– Aceite de oliva virgen extra: 10 ml. (una cucharada sopera)

– Vinagre de manzana: 5 ml. (una cucharada de postre)

– Tomate: un tomate.

ELABORACIÓN:

Lo primero de todo es pedir en nuestra pescaderia habitual que nos limpien y corten en rodajas la pescadilla.

Preparamos la vinagreta:

Picamos finamente el ajo y posteriormente deshojamos y hacemos lo propio con el perejil. Unimos ambos ingredientes y añadimos el zumo de limón. Mezclamos bien. Ahora incorporamos el aceite de oliva, y seguimos homogeneizando. Finalmente es el turno del vinagre. Ya tenemos lista nuestra vinagreta.

ATT_1426541347494_image

El siguiente paso es bañar la pescadilla en crudo con esta rica salsa y dejar dos horas en la nevera para que se impregne bien de todos los sabores. Este paso se llama marinar.

ATT_1426541358266_imageUna vez transcurrido este tiempo, precalentamos el horno a 180 º C e introducimos nuestra preparación, dejando que se haga unos 10 minutos aproximadamente.

Para acompañar el pescado yo he elegido el tomate salpicado también por la vinagreta.

ATT_1426541340662_image (1)

Se trata de un plato muy apropiado tanto para la comida como para la cena, así que ya sabéis, si lo probáis me decís que os ha parecido.

Un saludo!

 

 

“Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar”: conejo al ajillo

Buenas tardes a todos.

¿Sois vosotros también unos hijos vagos que deben espabilar en la cocina? Pues aquí os traigo otra receta muy, muy sencilla para hacer en cualquier momento y dejar a todos con la baca abierta.

Se trata de una carne blanca, el conejo, que a muchos os gustará y que otros igual ni habéis probado. Como la carne de pollo o la de pavo, ésta es una carne muy pobre en grasa y muy rica en proteínas; apta para toda la población y para aquellos que queréis perder un poco de peso. Así que éste, se convierte en un plato de lo más saludable para todos los paladares.

Aquí os dejo la receta:

INGREDIENTES (RACIÓN):

– Conejo en tajadas: 200 gr.

– Ajo: 10 gr.

– Zanahoria: 20 gr.

– Pimiento rojo: 20 gr.

– Aceite de oliva: 10 ml.

– Vinagre de Jerez: 10 ml.

– Romero: un pellizco.

ELABORACIÓN:

Añadimos media cucharada de aceite de oliva (5 ml.) para posteriormente sofreir el conejo. A continuación lo condimentamos con romero. Más adelante, se corta el ajo muy fino, se incorpora al conejo y se saltea todo moviéndolo enérgicamente para que no se nos queme el ajo. Una vez mezclado todo, se reserva.

Para la guarnición yo he elegido pimiento rojo y zanahoria pero podéis optar también por cebolla, calabacín, calabaza, berenjena…Así, pelamos ambas hortalizas, las cortamos en bastones finitos y sofreímos. Los añadimos al conejo y unimos todo. Emplatamos.

Éste es el resultado:

IMG_20150203_114144

Espero que os haya gustado esta sabrosa y sobre todo para los poco mañosos con la cocina, facilísima receta.

Un saludo!

 

“Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar”: bizcocho casero de manzana

Buenos días a todos,

hoy vamos a aprender a hacer un rico bizcocho de manzana. Además de ser una receta sencillísima y con una fruta que está de temporada (podéis ver todos sus beneficios en esta entrada), es una alternativa de lo más saludable para desayunar, merendar o incluir en cualquier celebración.

Espero que os guste.

INGREDIENTES (4 PERSONAS)

– Harina de trigo: 300 gr.

– Azúcar blanco: 100 gr.

– Huevos: 4 unidades.

– Manzana: 200 gr. (2 piezas aproximadamente dependiendo del tamaño) (yo usé la variedad reineta, que le aporta un toque muy especial, pero podéis emplear cualquiera):

– Levadura: 10 gr.

ELABORACIÓN

Pelamos la manzana, la troceamos y la echamos a un recipiente poniéndola junto con agua a fuego bajo y lento, dándolo vueltas para que no se nos pegue. Cuando adquiera la consistencia de puré, lo retiramos del fuego y lo dejamos enfriar.

Batimos los huevos en otro recipiente y añadimos el azúcar. Después, incorporamos la harina y la levadura.

Precalentamos el horno a 180 ºC y untamos un molde para bizcocho con un poco de mantequilla y otro poco de harina (esto es para que luego se desmolde mejor).

A la mezcla anterior le unimos el puré de manzana ya frío y movemos bien hasta conseguir una preparación homogénea. Vertemos al molde y de ahí al horno, donde permanecerá aproximadamente 30 minutos. Una prueba de que está listo es metiendo un palillo, si sale seco, es que nuestro bizcocho está en su punto óptimo.

Y éste es el resultado final:

Foto: Berta Calvo

Foto: Berta Calvo

Como veis no os he mentido. Es muy, muy fácil de hacer y os va a quedar un bizcocho muy jugoso y con un toque diferente. Seguro que más de un comensal querrá repetir.

Espero que os haya gustado y ya sabéis, si queréis dejar cualquier comentario, estaré encantada de recibirlo 😉

Un saludo!

“Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar”: arroz a la cubana

Buenos días a todos.

Hoy vamos a desglosar una nueva receta para aquellas personas que nos iniciamos en el (apasionante pero complicado) mundo de la cocina: arroz a la cubana.

Como viene siendo habitual, le daremos un toque al estilo Dsobremesa con ligeras variaciones que ya iréis descubriendo.

¿Me acompañas?

INGREDIENTES (4 PERSONAS):

Para el arroz:

– Arroz: 240 gr.

– Pimiento rojo: 80 gr.

– Cebolla: 80 gr.

– Ajo: 40 gr.

– Aceite de oliva: 40 gr.

– Agua: 800 ml.

Para el tomate:

– Tomate: 500 gr. (5 tomates aproximadamente)

– Ajo: 10 gr.

– Cebolla: 20 gr.

– Aceite de oliva: 20 gr.

– Albahaca: un pellizco.

Para el acompañamiento:

– Huevo: 5 huevos (uno por persona y otro más para el rebozado del plátano)

– Harina de trigo: 40 gr.

– Plátano: 2 unidades tamaño mediano.

– Pimentón dulce: pellizco.

– Aceite de oliva: 60 gr.

ELABORACIÓN:

Lo primero que haremos será el arroz. En un recipiente mezclaremos este ingrediente con el ajo y el aceite. Posteriormente, hervimos el agua y añadimos el arroz. Pasados 10 minutos de cocción lenta lo vamos rehogando con más agua. Recordemos que siempre ha de ser el doble de líquido que de arroz. Subimos el fuego y lo dejamos otros 5 minutos más.

Más adelante lo pasaremos al horno, que estará precalentado a 170 ºC y lo dejamos de 12 a 14 minutos. Lo dejamos reposar una vez fuera del horno otros 5 minutos.

Durante esos minutos vamos a hacer un sofrito de cebolla y pimiento al que añadiremos al arroz y mezclaremos todo.

Posteriormente haremos el tomate natural. Sofreímos la cebolla y el ajo y le añadimos el tomate cortado en dados. Condimentamos con albahaca y dejamos que cueza al menos 12 minutos (máximo 15). Reservamos hasta el final de la preparación.

Finalmente hacemos el acompañamiento. Cortamos el plátano en rodajas pequeñas y lo pasamos por harina en un primer momento y por huevo en segundo lugar. Lo freímos y lo sacamos. Le toca el turno al huevo. Freímos una unidad y una vez fuera del fuego le echamos un pellizco de pimentón dulce para dar aún más sabor.

A la hora de servir tendremos un plato compuesto por: montoncito de arroz, tomate natural, plátano  y un huevo frito.

Foto: Berta Calvo

Foto: Berta Calvo

Este es el resultado final. Ideal consumirlo como plato único y redondear con una fruta de temporada (manzana, mandarinas, pera…) o con un lácteo desnatado.

Espero que os haya resultado útil la entrada, se trata de una receta muy socorrida para cualquier día y con productos que todos tenemos a mano. A nivel nutricional la cantidad de aceite empleada para las frituras la hace poco recomendable para la pérdida de peso, por lo que se aconseja consumir con cierta moderación.

Lo último que os quiero comentar es que si queréis votar por Dsobremesa en la X Edición de los Premios Bitácoras en la categoría de “mejor blog de salud” sólo tenéis que pinchar aquí y os digo cómo. Tenemos que seguir subiendo posiciones, asi que agradezco vuestros votos un montón.

Un saludo y espero vuestros comentarios!

 

 

“Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar”: coliflor con ajo y pimentón

Buenas tardes a todos.

La receta de hoy, como intento que sean todas las englobadas en esta categoría es muy sencilla. Para los que no os guste esta hortaliza, elaborarla de esta manera os va ayudar a apreciarla un poco más. Y a los que, como a mi, os gusta especialmente, tomarla con ajo y pimentón sólo hará que la disfrutéis aún más.

Vamos a ello.

INGREDIENTES (4 PERSONAS):

– Coliflor: 800 gr.

– Ajo: 10 gr.

– Pimentón: 5 gr. (una cucharadita de postre)

– Aceite de oliva: 20 gr.

– Agua: que cubra dos dedos la olla express.

ELABORACIÓN:

Previamente lavada, se pela y trocea la coliflor en cogollos. Se añade a la olla express a la que echaremos dos dedos de agua. Tapamos y ponemos a hervir durante 6-7 minutos a fuego alto. Después se abre y se escurre.

Más adelante, a fuego moderado, en una sartén se añade aceite y se sofríe el ajo. Antes de que se dore el ajo, se añade el pimentón y mezclamos. Rápidamente (para que no se quemen ni ajo ni pimentón, pues pueden otorgar un sabor amargo), incorporamos el vinagre y seguimos mezclando.

Elaboración de la salsa de ajo y pimentón

Elaboración de la salsa de ajo y pimentón

A continuación echamos la salsa por encima de la coliflor y ya la tenemos lista para comer.

En esta época del año, lo mejor es servirla templada.

IMG_20140605_142917

Si quieres ver otra receta en la que empleamos esta salsa pincha aquí.

¿Veis que sencilla? Ahora sólo tenemos que ponernos manos a la obra y dejar a nuestros comensales boquiabiertos.

Os recuerdo que sigue en marcha la VI edición del concurso “El/la nutricionista del mes”, en el que podéis ganar un estupendo premio. Os animo a todos a participar 😉

Un saludo!

“Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar”: espaguetis a la boloñesa

Buenas tardes a todos.

Hoy vamos a preparar una de mis recetas favoritas, tanto por lo fácil de su elaboración como por lo deliciosa que resulta. Originaria de Bolonia, una ciudad italiana, (de ahí su nombre), es ideal para aquellos que nos iniciamos en la cocina. Allá vamos.

INGREDIENTES (4 PERSONAS):

– Espaguetis: 400 gr.

– Carne de ternera picada: 200 gr.

– Ajo: 10 gr.

– Cebolla: 50 gr.

– Puerro blanco: 20 gr.

– Zanahoria: 50 gr.

– Tomate: 100 gr.

– Laurel: media hoja.

– Aceite de oliva: 30 gr.

– Pimienta blanca molida: un pellizco.

– Albahaca: un pellizco.

ELABORACIÓN:

Empezamos cociendo la pasta en 3 litros de agua en un recipiente adecuado (cazuela). Lo mantendremos durante 8 minutos, para que quede al dente, pues esa es la forma ideal de consumir la pasta.

Durante esos minutos nos da tiempo a preparar la salsa boloñesa:

En una sartén echamos el ajo picado, la cebolla y el puerro y seguidamente la zanahoria que previamente hemos rallado. Rehogamos despacio y moviéndolo tranquilamente. Añadimos el tomate y seguimos moviendo. Después incorporamos la hoja de laurel y la carne. Removemos todo y condimentamos con la pimienta blanca y la albahaca. Aproximadamente necesitaremos 10 minutos para que tanto la verdura como la carne queden en su punto.

Pasado ese tiempo, sacamos los espaguetis, los escurrimos y emplatamos. Posteriormente, añadiremos por encima la salsa boloñesa.

Fuente: Google

Fuente: Google

Ideal tomarlo como plato único acompañado por una fruta de temporada como postre.

Espero que os haya gustado tanto como a mi. Si os animáis a hacerla, podéis plasmar aquí vuestras impresiones.

Un saludo!

“Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar”: Judías verdes con ajo y pimentón

Buenos días a todos.

Hoy vamos a poner en práctica una verdura de temporada aderezada con un binomio, para mí infalible e imprescindible a la hora de cocinar: el ajo y el pimentón. Una receta fácil, saludable y muy nutritiva.

Fuente: Google

Fuente: Google

¿Preparados?

INGREDIENTES (4 PERSONAS):

– Judías verdes cortadas y peladas: 400 gr.

– Ajo: 10 gr.

– Pimentón: 5 gr. (una cucharadita de postre)

– Aceite de oliva: 20 gr. (dos cucharadas soperas)

– Vinagre de Módena: 10 gr.

ELABORACIÓN

En primer lugar, pelamos y cortamos las judías. Las lavamos y ponemos a cocer con agua en una olla express. Según cómo nos gusten podremos tenerlas más o menos tiempo. Lo ideal para conservar sus propiedades nutricionales es consumirlas al dente, por lo que deberíamos dejarlas cociendo 5-6 minutos. Si nos gustan más blandas, serán 8 minutos los necesarios.

Las dejamos enfriar en la olla. Posteriormente se escurre el agua y se reservan.

Más adelante, a fuego moderado, en una sartén se añade aceite y se sofríe el ajo. Antes de que se dore el ajo, se añade el pimentón y mezclamos. Rápidamente (para que no se quemen ni ajo ni pimentón, pues pueden otorgar un sabor amargo), incorporamos el vinagre y seguimos mezclando. Seguidamente echamos las judías y ya tenemos nuestra receta lista.

Servir caliente.

Espero que os haya gustado y, como siempre, que os ayude a ponerla en práctica.

Un saludo!