El embarazo y sus necesidades nutricionales

Buenos y fríos días a todos.

Hoy voy a tratar un tema nada tratado en Dsobremesa: las necesidades nutricionales durante el embarazo.

Para las que ya habéis sido madres o las que estáis en proceso de serlo, seguramente sabréis que la relación con la comida durante este periodo cambia totalmente desde que se sabe la feliz noticia. Así que seguir una alimentación correcta y equilibrada es fundamental en esta etapa fisiológica.

Fuente: Google

Fuente: Google

Hemos de decir que no hay que obsesionarse, simplemente adaptar los nutrientes y el aporte energético a esta nueva situación que durará entre 7 y 9 meses normalmente.

ALIMENTACIÓN ANTES DEL EMBARAZO

Dado que el periodo más crítico para la vida del bebé son las primeras semanas que siguen a la fecundación del óvulo de la madre por el espermatozoide del padre, es importante alejar hábitos no saludables como el tabaco, alcohol, drogas y por contra, tomar unas medidas alimentarias básicas para que el bebé siga adelante. Éstas serían:

* Incluir 5 raciones de frutas y verduras diarias. Dicha pauta es similar a cualquier situación vital.

* La fibra dietética debe aparecer en la dieta en cantidad suficiente, no sobrepasando los 30 gramos diarios para que no impida la absorción de determinados nutrientes.

* El aceite de oliva deberá ser la fuente principal de grasa, evitando la mantequilla, margarina o manteca de cerdo.

* Incluir calcio en forma de 3-4 raciones diarias. La mejor opción son la leche y los productos lácteos desnatados.

* Consumir alimentos ricos en ácido fólico, por ejemplo las verduras de hoja verde, calabaza, guisantes verdes…así como en hierro. En este caso las carnes, frutos secos y cereales enriquecidos serían los que más aportarían.

* Beber 2 litros de agua mínimo.

NECESIDADES NUTRICIONALES DURANTE EL EMBARAZO

Vamos a ir desarrollando este apartado por nutrientes:

1.Energía

El organismo de la mujer va a dar cabida a un nuevo ser por lo que su cuerpo va a necesitar un aporte extra de energía debido fundamentalmente al aumento de su metabolismo basal y a su gasto energético (provocado por el aumento de peso).

Como curiosidad decir que el gasto energético durante todo el embarazo rondaría las 80000 Kcal, estos son unas 290 Kcal/diarias. Evidentemente estos datos variarán en función del ritmo de desarrollo del feto en cada mujer.

Así que una dieta óptima para una mujer embarazada debe aportar entre 1800 y 2500 Kcal. al día. (Datos para una mujer con un IMC de normopeso y con un solo feto).

2.Proteínas

Macronutrientes de presencia imprescindible dada su importancia en todos los procesos de síntesis de tejidos, incluídos el crecimiento del feto, la formación de la placenta y desarrollo de senos y útero.

Un 12 % aumentan las necesidades de proteínas durante el embarazo y durante el segundo trimestre aumentan de 1 gr./Kg/día a 1.5 gr/Kg./día.

Para asegurarse un correcto aporte de protéico, lo ideal sería consumir la mitad de origen vegetal (procedentes de legumbres y cereales principalmente) y la otra mitad de origen animal (carnes, pescados, huevos y lácteos), éstas últimas, de mayor calidad nutricional.

3.Grasas

Formarán las membranas celulares e intervendrán en el desarrollo cerebral del bebé. Por ello, la cantidad de estos macronutrientes diarios en la dieta de la embarazada deberá ser de 90 gramos.

Lo más recomendado será no abusar de las saturadas y optar preferiblemente por las monoinsaturadas y poliinsaturadas. Los consejos en cuanto a grasas son similares respecto al resto de la población; sin embargo, hacer hincapié en la necesidad de incrementar en 3 raciones semanales el consumo de pescado azul (salmón, sardinas, atún, boquerones, trucha…), ricos en omega 3.

4.Hidratos de carbono

Su función energética durante el embarazo hace que se recomiende aportar un mínimo del 50% de las calorías totales diarias, aumentando a un 60% en los últimos meses de la gestación.

La falta de estos nutrientes durante este periodo se asocia a niños con bajo peso al nacer (por debajo de los 2.5 Kg.) mientras que un exceso de ellos, puede aumentar el riesgo de padecer diabetes gestacional.

La mejor opción para encontrar el equilibrio es consumir hidratos de carbono complejos, procedentes de legumbres, cereales o patata.

5.Minerales

Describiré las necesidades nutricionales de los macrominerales más importantes:

– Calcio: las necesidades de este macromineral se ven incrementadas durante el embarazo debido a que el esqueleto del feto ha de mineralizarse. Además, se van a formar los dientes del bebé. Requerimientos durante el embarazo: 1200-2000 mg/día dependiendo si se trata de un feto o de un embarazo gemelar.

– Fósforo: 1000 mg al día es lo necesario en esta etapa ya que interviene en la formación y mantenimiento de los huesos, desarrollo de los dientes, secreción normal de leche materna, metabolismo celular y formación de tejidos musculares.

– Hierro: durante la gestación la mamá acumula hierro para afrontar las pérdidas de sangre durante el parto y el bebé también lo acumula para usarlo durante su crecimiento. Así, ambos organismos deberán reunir diariamente 0,8 mg. durante el primer trimestre, 4,4 mg. durante el segundo y 6,3 mg. durante el último.

6.Vitaminas

– A o retinol: indispensable para el crecimiento y desarrollo de todos los tejidos, epitelios, mucosas y piel del bebé. Necesidades de la mujer embarazada: entre 900 y 1000 microgramos/día. Las fuentes más importantes de vitamina A son los mariscos, yema de huevo o pescados azules y las frutas y verduras de color rojo o con hojas verde oscuro.

– B9 ó ácido fólico: interviene en la formación de glóbulos rojos y participa en la síntesis de ADN, proteínas y neurotransmisores. 400-500 microgramos diarios son los aconsejables en esta etapa.

Habréis oído la importancia de que el aporte de esta vitamina esté muy bien cubierta. La razón es que su carencia puede tener graves consecuencias para la madre, como hemorragias, anemia, abortos o partos prematuros; y para el bebé (malformaciones como la espina bífida, bajo peso al nacer, nacimiento prematuro…) Es muy frecuente que el médico que lleva el embarazo prescriba suplementos y alimentos enriquecidos en este nutriente. Fuentes de B9: vísceras, verduras de hoja verde, cereales completos, frutas, frutos secos o patatas.

– B12: combinada con la B9 forman un tándem imprescindible en la formación de glóbulos rojos, síntesis de ADN y secreción de anticuerpos. Su cantidad necesaria es de 4 mg/día en mujeres embarazadas. Se encuentra en hígado de buey, pescados, huevos, carnes y lácteos.

7.Fibra dietética

25-30 gr./día como máximo es el aporte necesario para no provocar aumento de la fermentación bacteriana y acarrear gases o diarrea. Siguiendo una alimentación rica en cereales, verduras, frutas y frutos secos, lograremos sin ningún problema estos aportes.

8.Agua

El aporte de agua viene definido por las necesidades de hidratación de las células del feto, que necesitan constantemente este nutriente para crecer y desarrollarse. Es preferible elegir las aguas embotelladas pues son más seguras.

Estas son las recomendaciones más básicas y generales para la mujer embarazada y su feto. Más adelante seguiremos hablando de otras etapas fisiológicas en la mujer como es la lactancia.

Fuente: Google

Fuente: Google

Espero que os haya resultado útil esta entrada, y como siempre os digo, todos vuestros comentarios serán muy bien recibidos.

Un saludo!

Fuentes: “Manual de alimentación en el embarazo”. Marta González Caballero.

http://www.alimmenta.com/dietas/dieta-para-el-embarazo/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s