“Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar”: arroz a la cubana

Buenos días a todos.

Hoy vamos a desglosar una nueva receta para aquellas personas que nos iniciamos en el (apasionante pero complicado) mundo de la cocina: arroz a la cubana.

Como viene siendo habitual, le daremos un toque al estilo Dsobremesa con ligeras variaciones que ya iréis descubriendo.

¿Me acompañas?

INGREDIENTES (4 PERSONAS):

Para el arroz:

– Arroz: 240 gr.

– Pimiento rojo: 80 gr.

– Cebolla: 80 gr.

– Ajo: 40 gr.

– Aceite de oliva: 40 gr.

– Agua: 800 ml.

Para el tomate:

– Tomate: 500 gr. (5 tomates aproximadamente)

– Ajo: 10 gr.

– Cebolla: 20 gr.

– Aceite de oliva: 20 gr.

– Albahaca: un pellizco.

Para el acompañamiento:

– Huevo: 5 huevos (uno por persona y otro más para el rebozado del plátano)

– Harina de trigo: 40 gr.

– Plátano: 2 unidades tamaño mediano.

– Pimentón dulce: pellizco.

– Aceite de oliva: 60 gr.

ELABORACIÓN:

Lo primero que haremos será el arroz. En un recipiente mezclaremos este ingrediente con el ajo y el aceite. Posteriormente, hervimos el agua y añadimos el arroz. Pasados 10 minutos de cocción lenta lo vamos rehogando con más agua. Recordemos que siempre ha de ser el doble de líquido que de arroz. Subimos el fuego y lo dejamos otros 5 minutos más.

Más adelante lo pasaremos al horno, que estará precalentado a 170 ºC y lo dejamos de 12 a 14 minutos. Lo dejamos reposar una vez fuera del horno otros 5 minutos.

Durante esos minutos vamos a hacer un sofrito de cebolla y pimiento al que añadiremos al arroz y mezclaremos todo.

Posteriormente haremos el tomate natural. Sofreímos la cebolla y el ajo y le añadimos el tomate cortado en dados. Condimentamos con albahaca y dejamos que cueza al menos 12 minutos (máximo 15). Reservamos hasta el final de la preparación.

Finalmente hacemos el acompañamiento. Cortamos el plátano en rodajas pequeñas y lo pasamos por harina en un primer momento y por huevo en segundo lugar. Lo freímos y lo sacamos. Le toca el turno al huevo. Freímos una unidad y una vez fuera del fuego le echamos un pellizco de pimentón dulce para dar aún más sabor.

A la hora de servir tendremos un plato compuesto por: montoncito de arroz, tomate natural, plátano  y un huevo frito.

Foto: Berta Calvo

Foto: Berta Calvo

Este es el resultado final. Ideal consumirlo como plato único y redondear con una fruta de temporada (manzana, mandarinas, pera…) o con un lácteo desnatado.

Espero que os haya resultado útil la entrada, se trata de una receta muy socorrida para cualquier día y con productos que todos tenemos a mano. A nivel nutricional la cantidad de aceite empleada para las frituras la hace poco recomendable para la pérdida de peso, por lo que se aconseja consumir con cierta moderación.

Lo último que os quiero comentar es que si queréis votar por Dsobremesa en la X Edición de los Premios Bitácoras en la categoría de “mejor blog de salud” sólo tenéis que pinchar aquí y os digo cómo. Tenemos que seguir subiendo posiciones, asi que agradezco vuestros votos un montón.

Un saludo y espero vuestros comentarios!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s