“Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar”: Lentejas

Buenos días a todos. A algunos os rechinará un poco el título del post, otros, los que me seguís en Facebook sabéis un poco de qué va el asunto…

Pues empecemos por el principio.

Tener un padre que ha sido durante muchísimos años jefe de cocina (yo diría jefazo!) tiene una serie de ventajas: la profunda admiración que se siente ante una persona que ama tanto su profesión; el deleite para los sentidos al degustar sus obras de arte; el empuje necesario que me dio para dedicarme a lo que hoy me dedico, pues alimentarme como lo hago y respetar tanto el mundo de la nutrición y la alimentación es casi casi al 100 % mérito suyo…pero, y a esto se refiere la entrada de hoy, también conlleva una importante desventaja, y es que te haces “cómodo” a la hora de cocinar.

La cocina hasta hace poco era un fuerte inexpugnable para mí donde, por imposición o por vaguería, sólo entraban “otros”. “¿Yo para qué voy a cocinar teniendo un padre cocinero?”. Esa era mi máxima.

Pero un día, en un momento de lucidez pensé: “Esto se acabó”. Y le dije: “Papá enséñame a cocinar”. ¿Y sabéis cuál fue su respuesta?: “Hija, ya era hora de que me lo pidieses”.

Así que nos pusimos manos a la obra y el resultado es una clase teórica (ya haré yo sola la práctica) de cómo hacer lentejas que ahora os muestro y que explico un poco para niños pequeños (así se lo pedí yo a mi padre), pero que creo que muchos me lo agradeceréis:

INGREDIENTES (4 PERSONAS):

– Lentejas: 300 gr. Mejor pesarlas en una báscula.

– Cebolla: 50 gr. pelada y cortada lo más finamente que sepamos.

– Pimiento rojo o verde (según el gusto): 50 gr cortado lo más finamente que sepamos.

– Zanahoria: 50 gr. pelada y cortada finamente.

– Tomate: una unidad pelado y quitándole las semillas.

– Ajo: 10 gr. pelado y cortado en trocitos muy pequeñitos.

– Chorizo: 150 gr. Se le quita la piel y se corta en trozos grandes o más pequeños. Eso al  gusto.

– Aceite de oliva: 20 gr. (2 cucharadas soperas).

– Pimentón dulce: 5 gr. (una cucharadita de postre).

– Sal: 2.5 gr. (media cucharadita de postre) ó al gusto.

Ingredientes para el sofrito

Ingredientes para el sofrito

ELABORACIÓN

Lo primero que hicimos fue blanquear las lentejas, un término que desconocía y que implica hervir el alimento unos minutos para eliminar cualquier amargura o sabor indeseable. Así, se añade agua (hasta cubrirlas) a la cazuela con las lentejas y dejamos que hierva un par de minutos. Después lo colamos y refrescamos con agua fría. Las apartamos momentáneamente mientras hacemos el sofrito.

En esa misma cazuela de las lentejas a fuego moderado (5-6) ponemos el aceite y las hortalizas y las sofreímos. Sofreír es dar un golpe de calor hasta que se vuelvan más blanditas y empiecen a desprender su maravilloso olor. No se necesitan más de 2-3 minutos. Después añadimos las lentejas que teníamos apartadas al sofrito, así como el pimentón y el chorizo. Mezclamos todo.

Posteriormente añadimos agua, aproximadamente hasta que las cubran un dedo por encima y poniendo el fuego fuerte (al máximo) dejamos que hiervan.

IMG_20131002_113433

Cuando hiervan, bajamos el fuego (al 5-6) y las tapamos para que vaya cociendo lentamente. Esto supondrá una hora al menos. Cada 5 minutos aproximadamente es conveniente ir moviéndolas para que no se peguen.

Y ya tenemos nuestras lentejas.

Espero que os haya resultado útil esta receta, y por supuesto que la pongáis en práctica. Vais a dejar a vuestros familiares con la boca abierta, ya veréis.

Un saludo!

Anuncios

3 pensamientos en ““Cocina para hijos vagos que se dan cuenta que un día se independizarán y no tienen ni idea de cocinar”: Lentejas

  1. Te vas a reir…entre mis elaboraciones más solicitadas por amigos y que me salen redondas estan el solomillo al brandy, carrilleras al vino tinto, rape en salsa americana, rissottos varios, foei al oporto…es decir…un montón de platos bastante elaborados…Y NO SE HACER UNAS TRISTES LENTEJAS!!! asi que…la ocasión la pintan calva!!!

    Me gusta

    • Ajjajajajajja eso si que se llama empezar la casa por el tejado eh? Pues animate con las lentejas y me cuentas qué tal. Por cierto a ver si me haces a mi también una de esas esquisiteces 😉
      Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s