Desmontando mitos: “el pan engorda”

Nuevamente falso.

Como ya sabéis, el pan es prácticamente el alimento más común en nuestra mesa, y sin duda nuestros antepasados no muy lejanos lo definirían como uno de los más imprescindibles. Si usamos la lógica, ¿cómo uno de los alimentos más presentes en nuestro día a día puede engordarnos? Si fuera así, ¿por qué razón lo consumimos en todas las comidas, cenas, incluso desayunos y meriendas? ¿somos incapaces de prescindir de él?

Imágen extraída de Google

Pues bien, el pan (hablo del pan de harina de trigo, también conocido como pan blanco) está compuesto fundamentalmente por cuatro ingredientes básicos: agua, harina de trigo, sal y levadura. De entre ellos, son la harina y la levadura las que otorgan calorías al alimento. Esto supone que una rebanada de pan de 30 gr. aporte hasta 72,5 Kcal. No es una cantidad despreciable de calorías, pero eso no significa que engordemos si tomamos una cantidad moderada.

Precisamente la composición y calorías del pan hacen que éste tenga una importante función saciante. Es decir, sus ingredientes (sobre todo los carbohidratos de lenta absorción del trigo) hacen que tomar pan en las comidas ayude a llenar nuestro estómago de una forma controlada.

Imagen extraída de Google

Tanto en la antigua pirámide nutricional como en este óvalo nutricional, la base de una alimentación equilibrada lo constituyen alimentos ricos en carbohidratos complejos como el pan. Por eso si se toma de forma controlada (una rebanada de 30 gr./cada comida si se tiene sobrepeso y una rebanada de 50 gr. si no se tiene) encaja de forma saludable y necesaria en nuestra dieta.

Dentro de esta desmitificación, quiero hacer mención a otro subgrupo de mitos que se genera en torno a otros tipos de pan. Me estoy refiriendo al pan tostado y al pan de molde. 

El pan tostado, mucha gente en las dietas lo usa por considerarlo “más ligero y por tanto, menos calórico”. Otro mito extendidísimo y rotundamente falso.

Imágen extraída de Google

El pan tostado que se tuesta en casa lo único que tiene es menos agua, porque las calorías son exactamente las mismas. Al tener menos agua, nos está aportando menos sensación de saciedad, por lo que es más probable que queramos comer más pan. Y si hablamos del pan tostado envasado (tipo biscotes), la cantidad de calorías sobrepasa la barrera de lo saludable (30 gr. de biscotes, es decir 3 biscotes aportarían 114 Kcal.). Y con creces. 

Otro caso a evitar es el pan de molde. Aunque posea prácticamente las mismas calorías que el pan blanco (30 gr. de pan de molde contienen 77.7 Kcal.), es fuente importante de grasas saturadas, sodio y colesterol.

Imágen extraída de Google

Por poner un ejemplo gráfico, recuerdo perfectamente cómo en un examen de la universidad, nos pedían pautar una dieta. Una persona puso de desayuno una rebanada de pan de molde. Suspendió el examen, y según el testimonio de la profesora fue por ese motivo.

Por tanto, como reflexión final, abogar siempre por el pan blanco de toda la vida. Moderar nuestro consumo y sobre todo no usarlo como vehículo para empujar salsas, aceites o similares. Sé que esto último es complicado, dada la exquisitez de muchos platos, pero al menos intentémoslo. Porque el pan no engorda si es consumido con cabeza, es más, en dietas hipocalóricas ayuda a no fomentar un abandono temprano de la misma. En este caso, lo tradicional, en este mundo moderno, a veces triunfa.

Un saludo!

Anuncios

8 pensamientos en “Desmontando mitos: “el pan engorda”

    • Si,el pan es una delicia,pero no significa que haya que comerlo desmesuradamente. Como he comentado en el post, tomándolo con moderación nos va a ayudar a controlar el peso. No te recomiendo que comas “mucho más”, como me has comentado. En el término medio está la virtud.
      Un saludo!

      Me gusta

  1. Yo no sé por qué el pan, y los carbohidratos en general, tiene tan mala fama. El título del post de hoy es quizá uno de los temas que más preocupa a la gente y, lo peor de todo, que dan por hecho. Tanto no engordará cuando la expresión “estar a pan y agua” no tiene este significado precisamente.
    Saludos!!

    Me gusta

  2. Me ha gustado mucho este post.. “desmontando mitos”, te doy una idea: “Desmontando mitos II parte; la leche”.
    Últimamente se le está dando muy mala fama a la leche, hay un mito que dice que si miras la parte inferior del envase verás unos números, que pueden ir del 1 al 5, los cuáles hacen referencia al número de veces que esa leche ha sido pasteurizada (sin comentarios)
    Además dicen que es un producto muy adulterado, que a penas tiene valor nutricional después de pasar por la industria, y que no debe ser tomado durante la edad adulta.
    Es una pena que un alimento tan rico nutricionalmente se desprestigie de esta manera.

    Un saludo!

    Me gusta

    • Gracias por tu sugerencia,investigare un poco mas (porque si que habia oido algo) y espero poder subir una entrada.
      Por cierto,”desmontando mitos” es una categoria dentro del blog,en la cual podras echar un vistazo, si lo deseas, a mas post de este tipo.
      Nuevamente gracias,espero leerte mas por aqui.
      Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s